• Regístrate
Estás leyendo: ¿Conque no hay cárteles, doctor?
Comparte esta noticia
Miércoles , 20.03.2019 / 08:42 Hoy

Fusilerías

¿Conque no hay cárteles, doctor?

Alfredo C. Villeda

Publicidad
Publicidad

Miguel Ángel Mancera ha sostenido a lo largo de su mandato, de diciembre de 2012 a la fecha, que en Ciudad de México no hay cárteles del narcotráfico. El secuestro de 13 jóvenes de Tepito en mayo de 2013 destapó un escándalo mayúsculo cuando los padres bloquearon calles para exigir su búsqueda y quedó al descubierto un entramado propio del crimen organizado que los levantó del bar Heaven, de la Zona Rosa, y los asesinó. Un video exhibe la participación de 17 personas en ocho vehículos en el operativo.

Sin embargo, el discurso no cambió. A cada pregunta al respecto, la misma respuesta. Aquí no hay cárteles. Al multiplicarse los casos, hubo una primera precisión: lo que sí hay son “narcomenudistas”. La argumentación se ha basado en decir que como no existe una cadena de producción completa, desde la siembra hasta la venta del producto, no se puede hablar de cárteles.

Valga la oportunidad para dar una revisada al Diccionario de la Real Academia. “Cártel: del inglés cartel a partir del alemán Kartell. 1. m. Organización ilícita vinculada al tráfico de drogas o de armas”. Aunque también es válido usar la palabra “cartel”, sin acento escrito, el criterio editorial de MILENIO ha sido usar la tilde para diferenciar esta palabra del significado que también tiene sin ella, es decir, “lámina en que hay inscripciones o figuras y que se exhibe con fines informativos o publicitarios”. Un póster, pues.

También el diccionario Webster de inglés considera “cartel”, en su segunda acepción, como una combinación de empresas comerciales e industrias independientes destinadas a limitar la competencia y fijar precios, así como “grupos de droga ilegal”. Como puede observarse, en términos lingüísticos ni en español ni en inglés se limita el significado a una detallada y compleja agrupación que conduzca toda una cadena de producción, sino a uniones dedicadas a una forma del crimen organizado como es la venta de estupefacientes.

Los grupos mexicanos del narcotráfico tienen tentáculos en sus respectivos territorios de siembra, trasiego y venta no solo en el país, pues mantienen alianzas con bandas en Norteamérica, Sudamérica, el Caribe y Europa, destinos de la droga cosechada y fabricada en suelo nacional, no se diga el lavado de dinero. Ciudad de México, por supuesto, es uno de esos destinos a los que llega la mercancía, sea cultivada y procesada o no aquí. ¿Acaso por ser solo entregada y consumida en la capital sus operadores dejan de ser parte de los cárteles?

La semana pasada un nuevo escándalo surgió a partir de un enfrentamiento en el oriente capitalino en que marinos abatieron a ocho presuntos integrantes de lo que hoy sabemos se llama el cártel de Tláhuac, y aunque la autoridad de la ciudad enfocó sus baterías contra el delegado morenista, a quien atribuye saber todo sobre el narco en su demarcación, se aferraron hasta el jueves pasado a su denominación de narcomenudeo. ¿De verdad unos simples dealers tienen capacidad y arrestos para enfrentar a las fuerzas armadas?

Quizá el tamaño del problema en Tláhuac y un video de habitantes de la colonia Santa Julia han obligado al jefe de Gobierno a hacer una nueva precisión, al señalar que se combatirá a todo grupo criminal “sin importar la nomenclatura”, es decir, autodefensas y justicieros. ¿Con eso estará también empezando a matizar entre narcomenudistas y cárteles?

La contienda por el 2018 ha sometido a Mancera a una dinámica invariable de negar la existencia de cárteles en Ciudad de México. Ya más de uno de sus colegas de la Conago ha reprochado que cuanto sucede en los estados en materia de crimen organizado se les endilga como asunto local, salvo cuando se trata de la capital. Y si el jefe de Gobierno pudo capotear el tema Heaven, Tláhuac parece imponerle una realidad que trató de soslayarse con un término, “narcomenudeo”, insuficiente para explicar lo que está sucediendo desde años atrás, que es el asentamiento de las células de los cárteles de la droga. Y con eso deberá lidiar en su aspiración a la candidatura presidencial.

www.twitter.com/acvilleda

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.