• Regístrate
Estás leyendo: Con el bate al hombro
Comparte esta noticia
Jueves , 25.04.2019 / 12:11 Hoy

Fusilerías

Con el bate al hombro

Alfredo C. Villeda

Escuchar audio
Publicidad
Publicidad

El Presidente ha echado mano de un derecho básico ante sus críticos: el de réplica. Con el estilo pendenciero típico de estos casos, sube el tono y argumenta que no se va a quedar callado, que tiene que defenderse y se confrontará a la menor provocación y a toda alusión con sus detractores y sus no detractores que disientan de él, entre quienes no ve diferencia alguna. Los considera "los otros", "los fifís", "los conservadores"...

Para tales menesteres, los de hacer frente a los inconformes y los que no piensan como él, jamás ha organizado una miniconsulta, un referendo, un sondeo, menos aún una encuesta en forma. Siempre ha alegado que nadie puede imponerle una mordaza para dejarlo expuesto y que será puntual ante cada señalamiento, que en su lógica son todos ataques a los que no dejará de hacer el swing, para usar el argot beisbolero tan propio de su afición.

Es así que con su limitada retórica, abundante eso sí en dichos, lugares comunes y frases hechas, reparte improperios, apodos y reproches como si de un lanzador desde la lomita se tratara, administrando rectas, curvas y tornillos, para retomar la jerga del deporte cuya afición, por cierto, mal le pagó durante la inauguración del nuevo estadio de los Diablos Rojos semanas atrás.

Con tales antecedentes, conocidos desde sus largas temporadas de opositor, nadie puede llamarse a sorpresa ahora que los ratifica como Presidente, faltaba más. Ha sido enfático en eso de que es necio, por no decir obcecado. Ya se ha comentado aquí que resulta difícil que atienda recomendaciones en sentido contrario a sus creencias y por eso destaca que haya un personaje al que escucha, Claudia Sheinbaum, que lo hizo corregir en cuanto al proyecto de departamentos de lujo en Santa Fe.

Pero cuando se esperaba un proceder en consecuencia, acorde a este historial de cero tolerancia al disenso, las duras palabras de Donald Trump han dejado a AMLO con el bate al hombro, viendo pasar cada lanzamiento del no menos pendenciero jefe de la Casa Blanca, escudándose en que sus "asesores", un puñado de simpatizantes, le recomendó no responder. Hasta Luis Videgaray, amigo personal del yerno de Trump, se atrevió a más a cada ataque del magnate.

@acvilleda

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.