• Regístrate
Estás leyendo: ¿Por qué los partidos políticos reciben tantos millones de pesos?
Comparte esta noticia
Lunes , 18.03.2019 / 22:24 Hoy

Columna de Alejandro González

¿Por qué los partidos políticos reciben tantos millones de pesos?

Alejandro González

Publicidad
Publicidad

Se dice que el proyecto de partido político de Margarita Zavala y Felipe Calderón (Libertad) ya es casi un hecho. Están enojados con el partido que los vio nacer (PAN), porque no tuvieron influencia suficiente en la elección pasada y se retiran para formar su propio espacio de poder.

En México suceden estas cosas, amigo lector, usted y yo podemos juntarnos con un nombre y propósito político, para formar un partido y tener curules, alcaldías, y gobiernos en los estados. Si la propuesta es medianamente sensata, tendremos espacios de poder. ¿Sabe por qué? Muy simple: porque el gobierno nos va a dar dinero para hacerlo.

En este año, a pesar de que no habrá elección de presidente ni de legisladores, se deben entregar 5 mil millones de pesos a los partidos para sus gastos (para sus chicles). Este dinero es la tercera parte de lo que cuesta la Guardia Nacional (15 mil millones de pesos al año) y significa el presupuesto total en materia de prevención y control de enfermedades de México.

¿Por qué se les da tanto dinero? La idea es muy tonta, pero en nuestro país es aceptada: para que los partidos puedan existir sin hacer otra cosa y para que no caigan en la tentación de vender sus ideales por aportaciones o que se vean en la penosa necesidad de recibir dinero sucio o del narco.

Así es, estimado lector, como los políticos son incapaces de hacer otra cosa para vivir y porque (pobres creaturas) son susceptibles a tomar dinero lavado, nosotros les damos miles de millones para evitarlo.

Actualmente, a nivel federal, los partidos le cuestan a los mexicanos 4 mil 728 millones de pesos, más un 50% adicional si hay elección presidencial o 30% si hay elección legislativa. Además, se les dan varios millones por parte de cada estado según se aprueben.

En Nuevo León, este año se aprobó un aumento para los partidos del 10%, en total se trata de 227 millones de pesos repartidos entre los siete partidos, sin candados de cómo o en qué se gastará ese dinero, el cual sale de los impuestos ciudadanos.

En México el que hace política gana dinero: el que asiste a un evento o mitin recibe algo y hay una cadena de favores atrás de cada acarreado. En otros países la gente regala su tiempo a un partido. Y en dispendios, por ejemplo, en Inglaterra los partidos pueden gastar 600 millones de pesos mexicanos al año. En México cada uno de los tres grandes (PRI, PAN, Morena) recibirán mínimo 850 millones de pesos.

Los legisladores Tatiana Clouthier y Mario Delgado recientemente hicieron la propuesta formal para reducir en 50% el presupuesto de los partidos en año no electoral. Los demás partidos se oponen, creen que es un derecho adquirido… ternuritas.

La propuesta está muy bien, sí, pero es nada más un primer paso porque los partidos reciben la mitad de sus ingresos de los estados. En Nuevo León se tendría que seguir el ejemplo y los legisladores deberían hacer una ley que les recorte la mitad de los ingresos… por el contrario, este año se dieron un 10% de aumento, ¿cómo para qué?

Y ese asunto de que acepten dinero sucio, bueno, es cosa de ser legal o no, de ser cómplice de la delincuencia o no. No es tema. Mejor que se inviertan recursos en las fiscalizaciones para saber bien los topes de campaña y el origen del dinero, que pagar millones para que no sean corruptos, ¿cómo llegamos a esto?

No es posible que la democracia mexicana esté sustentada en el presupuesto, ¿por qué les entregamos tantos millones de pesos? Los políticos no deben vivir de extender la mano. El sistema debe ser de voluntarios y aportaciones de sus militantes y bien fiscalizados.

Basta de parásitos de las leyes, basta de partiditos de familia y amigos, el sistema ya no los soporta… o usted, ¿qué opina?

alejandro.gonzalez@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.