• Regístrate
Estás leyendo: Elección extraordinaria en Monterrey: ni un peso para las campañas
Comparte esta noticia
Martes , 19.02.2019 / 06:13 Hoy

Columna de Alejandro González

Elección extraordinaria en Monterrey: ni un peso para las campañas

Alejandro González

Publicidad
Publicidad

Después de entregarse y reentregarse la constancia de ganador de la elección para alcalde en Monterrey, finalmente la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación declaró la nulidad y se tendrá que realizar una elección extraordinaria.

Lo que sin duda llama la atención, amigo lector, es que la decisión se basó en lo extrañas, sucias e inconsistentes que fueron las votaciones: la ausencia de 28 paquetes electorales, así como la falta de 69 paquetes electorales al momento del cierre de las bodegas.

A todas luces parece razonable en esta decisión y nos hace pensar mucho en por qué las instancias anteriores, el Tribunal Estatal Electoral y la Sala Regional, en lugar de anularla cambiaron la decisión como si se tratara de un certamen de belleza, un chiste o una elección estudiantil.

Hay que ser serios en estos casos, estimado lector, se trata de la capital de la ciudad industrial y empresarial de México.

Lo que opina la magistrada Mónica Aralí Soto Fregoso es muy sensato: en particular quedó en evidencia que la cadena impugnativa que se ha tenido en la elección dejó con mucha incertidumbre la decisión real de la ciudadanía, ya que los resultados de la elección cambiaron al menos tres veces y por eso es necesario anularla.

Y honestamente sí, los ciudadanos no vemos bien tanto ping-pong de resultados y criterios.

Pero ya que habrá elección extraordinaria el 16 de diciembre vale la pena hacer algunas reflexiones de lo que veremos, porque significa que tendremos un gasto extraordinario, unas campañas extraordinarias, debates, propaganda y todo lo que usted ya sabe que sucede durante las elecciones.

En la semana se discutió sobre quién pagará los 50 millones de la elección, que si la Federación o el Estado o los partidos. Qué ridículos, lo pagaremos los ciudadanos, no importa de qué canasta lo saquen, es dinero que pusimos nosotros.

La verdadera pregunta es ¿de dónde se sacará el dinero para las campañas? Porque no sé usted, amigo lector, pero yo no deseo que se les dé dinero para decir las mismas mentiras o las falsas promesas. No es posible que nos desangren más los candidatos y los partidos.

De manera que uno de los acuerdos debería ser no darles dinero para campañas. Que hagan mítines y manejen sus redes sociales y los debates que les regalen los medios o universidades. Ni un centavo más porque la elección fue sucia, se comportaron mal los contendientes, quisieron hacer trampa. Fueron tantos los paquetes dilatados y perdidos, que de seguro fue más de un partido el que jugó sucio.

Creo que la ley dice algo de que se les debe asignar un presupuesto proporcional a lo que recibieron en la campaña, pero deberíamos exigir a la Comisión Estatal Electoral que acuerde no repartir más dinero. Es una propuesta que todos vamos a aplaudir y agradecer.

A fin de cuentas, estimado lector, los ciudadanos no van ir a esta elección, seguramente será una de las votaciones más bajas en la historia de Monterrey porque, primero, la gente está decepcionada, en segundo lugar será a una semana de Navidad, y en tercero, aunque les den dinero las campañas difícilmente convocará con tanta prisa.

Si temor a equivocarme es una elección que demostrará cuál de los partidos tiene en verdad un voto duro, comprometido y organizado. No hay de otra.

Con dificultad los ciudadanos acudirán a votar como en la elección pasada, porque históricamente se desprecian los comicios donde no se juega una Presidencia o gubernatura, y si a eso le agregamos que serán días de vacaciones de escuela, donde muchos trabajadores ya cobraron el aguinaldo y están pendientes de las fiestas…

De manera que Adrián, Felipe, Patricio, Adalberto, Pedro y los que no recuerdo tendrán que esforzarse muchísimo para que la gente salga a votar ese día de invierno (tal vez frío y lloviendo). Así que la propuesta es que no se les dé dinero, que rompan su cochinito, que sean austeros y que simplemente gane el que más apoyo reciba, no el que más gaste en regalos navideños… o usted, ¿qué opina?

alejandro.gonzalez@milenio.com





Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.