• Regístrate
Estás leyendo: Cambios en Opus 102.1 y el problema de comunicación de "El Bronco"
Comparte esta noticia
Viernes , 22.03.2019 / 16:59 Hoy

Columna de Alejandro González

Cambios en Opus 102.1 y el problema de comunicación de "El Bronco"

Alejandro González

Publicidad
Publicidad

Desde hace días se inició una fuerte discusión sobre los cambios hechos y anunciados en la estación de radio estatal Opus 102.1, donde se presume que desaparecerá la programación que tiene y se cambiará por otra con matices más comerciales.

Así es, amigo lector, después de la llegada de la motivadora Olga Nelly García, con un programa diario de más de una hora, comenzó el rumor de que habría cambios en la estación.

Ante esto el Gobierno prefirió el silencio. Claro, crecieron los entredichos y se acaloró la discusión entre artistas y creadores culturales de la ciudad.

En suma se rumora que la estación desea crecer en audiencia y para ello la programación debe ser más cercana a las masas. En este argumento les parece que las obras clásicas de sinfónica o cámara, de jazz u ópera, no son atractivos para la mayoría de la gente.

Después de todas las manifestaciones en redes, de las notas colocadas en el Facebook del gobernador, de una iniciativa (hasta ayer con más de 3 mil 500 firmas), en Change.org salió finalmente una versión oficial.

“Buen día, raza, anda circulando una versión que dice eliminaremos la radio cultural de Nuevo León, eso no es cierto, no se crean de ello. Lo que pretendemos es modificar su programación, la queremos hacer cultural para todos y no solo para un segmento de la población. También queremos a través de ella informarle a todos uds de las acciones educativas y culturales”, escribió Jaime Rodríguez Calderón en su red social.

Entonces se trata de una definición de “lo cultural” para todos en dado caso.

Personalmente creo que en Conarte, el organismo de Gobierno y sociedad que dirige gran parte de la oferta artística y cultural de Nuevo León están haciendo muy bien las cosas.

El presidente del organismo, Ricardo Marcos González, ha sabido producir y promover las artes y la cultura, con una penetración social importante. Aumentaron en gran medida los trabajos que se presentan en otros municipios, creció la oferta de espectáculos públicos y se mantuvo la calidad en todas las artes.

Amante de la música y trabajador de la radio, Marcos González tiene una buena idea de la problemática que hay en Radio Nuevo León.

“Cuando trabajé ahí (en Opus 102.1) me tocó conversar con taxistas, obreros, chamanes (tengo un obsequio espléndido de ese tiempo), mariachis, entre otros. Si su comienzo fue así, con el tiempo fue encontrando una razón de ser; la necesidad de tener en una ciudad grande, plural, cambiante, una estación de arte y cultura. Incluso una minoría (que al menos está en los miles) tiene derechos. La última vez que vi en una democracia así son las cosas. En hospitales sintonizan Opus 102.1. Mi segundo hijo nació en un quirófano con Opus 102.1 de fondo. ¿De qué elitismo estamos hablando? ¿Por qué el Estado tendría que enfocar recursos en una programación como la que pulula comercialmente? Esa no es la intencionalidad de la radio pública”, escribió en su muro de Facebook.

No cabe la menor duda, estimado lector, que el Gobierno está gestando dos proyectos culturales diferentes, el que realiza Conarte y el que inicia ahora con Radio Nuevo León.

En mi opinión, el asunto no es de definición de la cultura, el asunto es de medios de comunicación.

Como El Bronco tiene problemas con la mayoría de los medios y siente que no lo ayudan a difundir sus logros, desea utilizar la frecuencia 102.1 para hacerlo, pero sabe bien que no tiene la penetración de las radios comerciales que transmiten partidos y le dan a las audiencias morbo, espectacularidad y música popular de moda.

Entonces desea transformar la estación para crecer en escuchas y así utilizarla para difundir los logros de su administración sin costo alguno, y sin cuestiones o preguntas incómodas.

Desea utilizar el medio para informar y entretener con cultura popular, de ser así no hay discusión posible y podemos imaginar los contenidos que habrá… claro, si lo permitimos nosotros… o usted, ¿qué opina?

alejandro.gonzalez@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.