• Regístrate
Estás leyendo: Contratos directos: una costumbre muy mexicana
Comparte esta noticia

Contratos directos: una costumbre muy mexicana

Leyes van y leyes vienen, pero la realidad sigue siendo la misma. Año con año se viola el espíritu y la letra de la ley: a veces a través de la creación de regímenes especiales, a veces a través de la filtración de información.
Publicidad
Publicidad

Por: María Amparo Casar y Leonardo Núñez González

Ilustración: David Peón, cortesía de Nexos

 Mientras Calderón adjudicó de manera directa en su último año de gobierno casi el 67.7% de los contratos, Peña Nieto lo hizo en el 76.2% de los casos y López Obrador, de enero a marzo, ha recurrido a este método excepcional en 74.3% de los casos. El patrón de conducta de los gobiernos del PAN, PRI, y ahora Morena, sigue siendo el mismo. La historia varía un poco si se toman los montos de los contratos, pero “el uso y la costumbre” de utilizar la adjudicación directa sigue siendo la norma más que la excepción. En el análisis de los datos hay algunos que se esperaban dado el historial de los sectores o dependencias. Por ejemplo, las instituciones de salud y distribución de subsidios alimentarios siempre han estado sujetas a cuestionamientos y este sexenio no es la excepción.

Lee aquí el artículo completo

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.