• Regístrate
Estás leyendo: Te decimos cómo vivir sin trabajar por lo menos 10 años
Comparte esta noticia
Martes , 23.04.2019 / 22:13 Hoy

Te decimos cómo vivir sin trabajar por lo menos 10 años

Invertir tu dinero pensando a largo plazo y no sólo en el próximo regalo de tu novio (a) te permitirá tener una vida con menos preocupaciones, por lo menos en el terreno financiero.
Publicidad
Publicidad

Vivir sin trabajar es la fantasía de muchos y lograrlo sí es posible, siempre y cuando tengas un plan: un plan de retiro. Quizá tienes 20 o 30 años y pensar en pensiones te da flojera, pero hacerlo es lo único que te puede garantizar que no pasarás tu vejez trabajando por necesidad.

Invertir tu dinero con los ojos bien puestos en el largo plazo, y no sólo en el próximo regalo de tu novio(a), te permitirá vivir por lo menos 10 años sin trabajar.

Si no me crees, sólo hazte unas sencillas preguntas. ¿A los cuántos años quiero dejar de trabajar? ¿Cuánto dinero necesitaría y me gustaría tener mensualmente cuando sea viejito(a)? ¿Qué tipo de vida me gustaría tener?

De estas respuestas depende lo que hoy deberías estar haciendo para garantizar que lo hagas posible y no se quede en un simple sueño guajiro.

Sin exagerar y pensando en las actividades regulares que mantienes actualmente, imagino que para tu retiro -además de la comida y ropa- desearías continuar con salidas al cine, comidas esporádicas en algún restaurante, vacaciones fuera de tu ciudad (por lo menos una vez cada dos años) y algún extra. Pues bien, a esto debes sumar que para cuando te hayas retirado es probable que requerirás de visitas más o menos frecuentes al doctor y de algún medicamento o por lo menos vitaminas.

¿A cuánto crees que ascenderá el mantenimiento de tu vida mensualmente? Hagamos el ejercicio con 9 mil 241 pesos, lo que equivale a ganar tres salarios mínimos. Para poder vivir un año sin trabajar necesitarías tener ahorrados 110 mil 894 pesos.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) la esperanza de vida de un mexicano es de 76.6 años. Supongamos que vivirás 76 años y que quieres dejar de trabajar a los 60 años. Esto significa que deberías tener ahorrado dinero suficiente para vivir 16 años sin recibir ingreso alguno, es decir que en tu cuenta de banco debería haber un millón 774 mil 304 pesos.

¿Cómo consigo ese dinero si lo que gano ahora no me alcanza?, es el primer pensamiento de todos, pero Roma no se construyó en un día. La respuesta: haz un plan y empieza ahora.

No se trata de que tú tengas que ahorrar exactamente esa cantidad, sino que empieces a poner a trabajar tu dinero para que los rendimientos de tus ahorros sean los que te ayuden a llegar a la meta.

Si en este momento tuvieras 30 años y a los 60 quisieras tener exactamente el millón 774 mil 304 pesos del que hablamos en el ejemplo, tendrías que ahorrar 59 mil 143 pesos anuales, es decir 4 mil 928 pesos al mes. Quizá sí tengas dinero para hacerlo, pero si no es así, por qué no mejor empiezas ahorrando menos y que sean los intereres de tus ahorros los que te lleven a esa cifra.

Éstas son sólo dos opciones.

1. Échale a tu Afore (Administradora de Fondos para el Retiro).

Si ya tienes una, levanta el teléfono y pide que cada semana, quincena o mes, traspasen determinada cantidad de tu cuenta de nómina a tu Afore. También puedes hablar con tu empresa para que ellos te ayuden a hacer el trámite.

Si tu Afore no tiene la opción de domiciliar el descuento, también puedes hacer los depósitos directamente en las tiendas 7-eleven, Extra, Círculo K, en las Farmacias del Ahorro y un montón de lugares más. La verdad es mejor la opción del descuento, porque pasado el tiempo terminarás por ni siquiera notar que te están “quitando dinero”.

Guardar tu dinero en tu Afore te permitirá tener rendimientos superiores a los que ofrecen las cuentas de ahorro bancarias.

Si no tienes Afore, no sabes en cuál estás, quieres domiciliar tus pagos o quieres cambiarte, puedes revisar el portal del Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR).

Antes de mover tu dinero de una Afore a otra puedes revisar y comparar el comportamiento de las mismas en el Buró de Entidades Financieras de la Condusef.

2. Incrementa tu dinero a través de aseguradoras y fondos de inversión.

No necesitas tener una licenciatura en finanzas para contratar un seguro, un plan de retiro o un fondo de inversión. Existen aseguradoras y fondos perfectamente regulados que se dedican a ofrecer esquemas para que alcances una meta económica en determinado tiempo (tú lo eliges).

Los “descuentos” se hacen directamente sobre la cuenta de banco que tú les digas, en algunos casos es con cheque y casi nunca con depósitos en efectivo. La aseguradora o el fondo se encargará de invertir tu dinero para generar ganancias que te beneficien a ti y obviamente también a ellos, por lo que los rendimientos son superiores a los bancos en muchos casos también a las Afores.

Para encontrar la que mejor se adecúe a tus necesidades y objetivos debes escuchar varias propuestas. No te dejes convencer a la primera. Pregunta y compara. Puedes ayudarte del Buró de Entidades Financieras de la Condusef.

¿Y tú, cuánto has ahorrado?

MCM / GGA

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.