• Regístrate
Estás leyendo: Rosy se levanta de un despido y emprende negocio
Comparte esta noticia
Domingo , 17.02.2019 / 21:21 Hoy

Rosy se levanta de un despido y emprende negocio

Trabajaba en empresa avícola y por incapacitarse fue dada de baja, hoy tiene un carrito de alimentos saludables que va creciendo poco a poco.

Publicidad
Publicidad

Hace algunos meses, Rosa Estela Escobar Salas, fue despedida de una empresa avícola por incapacitarse tras un accidente de trabajo. Con una firme creencia espiritual, más que deprimirse, buscó la manera de ocuparse para llevar el sustento a sus dos hijos.

Gracias al apoyo de su hermana, aprendió a elaborar gorditas. Sin embargo, su gusto adquirido por la gastronomía, la llevó a elaborar alimentos saludables, predominando los jugos, licuados, fruta, así como emparedados integrales, que día con día deportistas y atletas degustan afuera del gimnasio en el que se instala.

Con las emociones a flor de piel, cuenta cómo en este momento, hoy en está en proceso de formalizar su negocio, capacitándose para consolidar su idea.

"Tengo cinco meses trabajando con un temor tremendo, pero todo lo pongo en manos de Dios, aveces vendo y en otras no".

La venta de productos de su pequeño negocio va desde sándwiches, cuernitos con jamón y queso crema, de atún, pechuga de pollo. De jugos de naranja, zanahoria y betabel, así como los tradicionales burritos.[OBJECT]

Su negocio no ostenta un local en particular. Con carritos va por las calles cruzando el bulevar Independencia para ponerse a las afueras de un gimnasio ubicado en el cruce con calzada Abastos.

Al principio, hubo cierta resistencia a consumir sus productos, sin embargo, los entrenadores, así como los deportistas son quienes le compran los productos integrales, o los jugos recién hechos.

"Aunque no haya dinero, pero le pido a Dios que me ponga gente de bendición, por eso hice el curso de Mujeres Moviendo México, fui aprendiendo sobre aspectos de logotipo, presentación de producto, entre otros".

Hace años, "Rosy", era promotora de una empresa avícola en la que duró seis años. Tras la lesión que se le presentó en su mano derecha por los cambios bruscos de temperatura en los procesos, se tuvo que incapacitar, sin embargo, no se le firmaron las hojas del riesgo de trabajo, comenzó a trabajar con su hermana elaborando gorditas, en tanto se resuelve la demanda que presentó en contra de la firma.

Con una hija ya estudiando la universidad y otro niño de once años, ellos han sido el motor para salir adelante de su trabajo en un negocio que no se había imaginado incursionar.

Aunque por el momento no tiene contemplado ubicar su negocio en un punto, pero visualiza que por medio de un vehículo pueda llevar sus productos hasta donde tenga los pedidos.

Las lágrimas le brotan, tiene el sentimiento a flor de piel. Recuerda que la vocación de ventas la obtuvo de sus padres, conocimiento que ella va permeando a sus hijos, siendo el más pequeño el que ha mostrado mayor inquietud por las ventas: “El es mi cómplice, mi hija es más humana y sensible”.

Agradeció al estilista Waldo Paredes, porque asegura “ha sido testigo de su crecimiento en el plano de las ventas de sus productos La producción de jugos, licuados, emparedados integrales, los reparte a domicilio y busca consolidar su presencia en eventos donde la gente pueda degustar de sus productos alimenticios.

dcr

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.