• Regístrate
Estás leyendo: Por amor al campo
Comparte esta noticia
Sábado , 23.02.2019 / 16:31 Hoy

Por amor al campo

Con sólo 23 años, este joven emprendedor quiere fomentar una cultura más verde en los agronegocios y ayudar a los productores a crecer, sin dañar el medioambiente.
Publicidad
Publicidad

Para Francisco López el campo es su religión, desde pequeño sus abuelos le inculcaron el amor por la naturaleza, pasión que lo llevó a fundar su propia empresa con sólo 23 años.

Francisco es egresado de la Ingeniería en Innovación Agrícola Sustentable en el Tecnológico de Estudios Superiores de Villa Guerrero, en el Estado de México, donde gracias a un proyecto escolar desarrolló una idea de negocio que cambió su vida.

“Me di cuenta que podía crear una empresa verde, una empresa amigable con el medio ambiente con la cual podía superarme, ayudar a la gente y seguir con mi pasión de cuidar el ecosistema”, añade.

Así fue como nació Orgánico, una Startup dedicada a proyectos agroecológicos que además de crear agroinsumos y biofertilizantes, cubre todas las necesidades orgánicas y ambientales relacionadas con el campo. Desde educación ambiental, capacitación y certificaciones, hasta asesoría técnica y comercialización.

En la compañía colaboran otras cuatro personas: una doctora química, una chica en el área administrativa, una estudiante de ingeniería y el socio de Francisco, quien fue su compañero de carrera.

TE RECOMENDAMOS: Cultivos sanos y productivos

“Empezamos con la producción de insumos en 2014 y dos años después expandimos nuestro modelo de negocio. Mi padre es productor agrícola y comencé a practicar mis conocimientos con él; poco a poco sus amigos productores comenzaron a pedirme producto y capacitaciones, ahí me di cuenta que las necesidades eran muchas”, explica Francisco.

El objetivo de Orgánico es lograr que los procesos productivos sean más amigables, que no usen químicos, pero que también sean dignos con los empleados, que tengan un entorno saludable en todos los sentidos.

La empresa está ubicada en Tenancingo, una zona productora de flores, donde están intentando reducir el uso de químicos tóxicos en las flores, que merman la salud de la comunidad y de los trabajadores.

“Les ofrecemos asesoría técnica y un proceso de transición sustentable que reduce muchísimo sus costos de producción. Además les buscamos un mercado que tenga un pago justo por lo que están haciendo, es un paquete completo”, puntualiza el fundador.

Orgánico fue uno de los 40 finalistas de la plataforma que impulsa el desarrollo de tecnologías limpias Cleantech Challenge 2017, concurso que expandió su modelo de negocios y lo llevó a un nivel mucho más circular y escalable.

“Cada eliminatoria me emocionaba mucho, yo era el más chico de los participantes y aunque mi modelo de negocios estaba muy bebé, me motivó mucho estar entre los finalistas, pues quiere decir que vamos por buen camino, que algo estamos haciendo bien”.

Su objetivo es posicionarse a nivel nacional y adquirir más certificaciones que les permitan salir a un mercado internacional. También están interesados en presentar Orgánico ante inversionistas Ángeles.

“Le estoy apostando mi vida al proyecto, mucha gente me decía: ‘mejor trabaja para alguien más, toma experiencia’, pero yo creo que la mejor experiencia está en trabajar tus propios sueños”, finaliza el emprendedor.

REPL

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.