• Regístrate
Estás leyendo: ONU: con casi 2% del PIB se subsidia la energía en México
Comparte esta noticia
Martes , 26.03.2019 / 09:33 Hoy

ONU: con casi 2% del PIB se subsidia la energía en México

Esta política impide combatir el cambio climático y favorece a los de mayores ingresos.

Publicidad
Publicidad

En México casi 2 por ciento del producto interno bruto está dirigido a subsidiar energía, y buena parte se ejerce en combustibles fósiles, advirtió la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Según un estudio, ese es un factor que impide el combate al cambio climático, además de beneficiar a la población con mayores ingresos.

Si la mitad de esos recursos se invirtiera en generar energía renovable y el resto fuera para la población más pobre, “podría aumentar un punto porcentual al crecimiento del país; es decir, en lugar de crecer 2 por ciento, México crecería 3 por ciento”, indicó Dolores Barrientos, representante para México del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente.

De esa forma la economía verde busca una tasa de crecimiento mayor, conservar el capital natural y disminuir la pobreza y la desigualdad, afirmó en una conferencia sobre la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, organizada por la ONU y la OCDE.

El gobierno mexicano ha realizado esfuerzos para disminuir los subsidios, especialmente a combustibles fósiles, y ha aplicado algunos impuestos a la emisión de gases contaminantes, dijo en la conferencia Carlos Muñoz, director general de política de ingresos no tributarios de la Secretaría de Hacienda.

“Casi toda la última década fue de subsidios, medidos en decenas de millones de pesos en combustibles fósiles. Es hasta 2014 que cruzamos el umbral, al implementar precios realistas, cuando se empezó a retirar el subsidio a la gasolina, con los ajustes mensuales a la Magna y al diésel, con lo cual ahora genera un ingreso tributario real”, indicó.

Además, el precio del petróleo disminuyó sustancialmente en el último año, en más de 50 por ciento, lo que aumentó el margen de ganancia para Pemex al refinar gasolina o importarla, lo que aumentó la recaudación del impuesto especial sobre producción y servicios.

Además, el gobierno recauda el impuesto a las emisiones de carbono que se implementó en 2013, y que se aplica cuando se importa o utiliza algún combustible que emita este contaminante, a excepción del gas natural, debido a que la administración federal lo considera el más “limpio” de los combustibles fósiles, a pesar de emitir sustancias tóxicas.

“En 2014 recaudamos poco más de 620 millones de dólares por el impuesto a las emisiones de carbono, y este año esperamos captar la misma cantidad”, aseguró Muñóz.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.