• Regístrate
Estás leyendo: Mercados financieros, listos tras el referendo
Comparte esta noticia
Jueves , 21.03.2019 / 23:02 Hoy

Mercados financieros, listos tras el referendo

Los desempeños de las monedas, bonos y capitales quedaron atrapados por el nerviosismo sobre el "brexit".

Publicidad
Publicidad

Los mercados financieros, liderados por el de monedas, se preparan para actuar en las primeras horas de hoy a medida que se cuenten y validen los votos del referendo en Gran Bretaña sobre la permanencia en la Unión Europea.

El resultado de la encuesta de encuestas de Financial Times apunta hacia una competencia muy equilibrada, con una votación para la campaña de salir de 46 por ciento y la de permanecer de 48 por ciento. Por el contrario, las probabilidades de los corredores de apuestas favorecen el lado de permanecer. Al tomar en cuenta la fuerte recuperación de los activos de riesgo en los últimos días, los mercados alcanzaron una coyuntura interesante donde un aumento mayor se puede limitar en caso de que Reino Unido permanezca en la Unión Europea. Los estrategas dicen que eso hace que los mercados sean más vulnerables si los votantes eligen salir de la unión.

A continuación una lista de los mercados de monedas, bonos y acciones, los cuales se espera que experimenten los cambios más fuertes. Un factor importante para todos los mercados es dónde se encuentran los niveles actuales en relación con sus rangos de operación en lo que va del año.

Monedas. En medio del aumento de la volatilidad en los días previos al día de la votación, la libra esterlina acapara toda la atención. Apenas hace una semana, ésta llegó a un mínimo de 1.40 dólares, pero en un momento se disparó más allá de 1.49 dólares ayer, una recuperación sorprendente en cuestión de días.

Con el aumento del valor de la libra a un máximo para el año frente al dólar, los operadores tienen la sospecha de que mayores ganancias se van a limitar si se vota por la permanencia en la Unión Europea.

La oportunidad de operación más atractiva puede venir de la decisión de salir, ya que se espera que la libra caiga al mínimo de febrero, de 1.38 dólares. Los analistas de Citigroup esperan que la moneda pueda tener una caída de 15 por ciento sobre una base de operación ponderada.

Cuidado con el tamaño y la velocidad de la caída en caso de que salir logre la victoria. De acuerdo con BNY Mellon, las dos mayores caídas de un día de la libra esterlina frente al dólar ocurrieron en noviembre de 1978 y septiembre de 1992, ambas con descensos de 4.3 por ciento.

Independientemente del resultado, se espera que afecte a todas las monedas importantes.

El yen experimentó grandes cambios en los últimos meses, lo que refleja su estatus de refugio durante la época en que hay aversión al riesgo por parte de los inversionistas. Los operadores esperan un yen más débil en caso de que gane el lado de permanecer, lo que llevará a que la moneda regrese a un nivel por encima de 105 yenes por dólar. Un resultado de salir bien puede estimular un aumento del valor del yen hacia los 100 yenes por dólar, lo que pondrá a prueba la paciencia de los funcionarios japoneses y golpeará las acciones de las empresas del país que se orientan a las exportaciones.

Se pronostica que la debilidad del euro ocurra en caso de que gane salir, ya que los inversores cuestionan la viabilidad de una moneda única y del bloque. Por el otro lado, argumenta Citi, es que el euro “puede superar su nivel de resistencia de 1.15 dólares y operar hacia 1.20 dólares, y tal vez más arriba” si el electorado británico decide permanecer.

El retroceso significativo del riesgo que normalmente genera un dólar estadunidense mucho más fuerte, en detrimento de las monedas de los mercados emergentes, desatará un contagio que también puede envolver a las materias primas.

Junto con el yen y el franco suizo, el oro posiblemente será un gran beneficiario de cualquier turbulencia en los mercados y podría llegar a eclipsar el máximo del año de mil 315 dólares la onza en caso de que se vote por el brexit.

Bonos. La otra tendencia global importante este año fue la pronunciada caída en los rendimientos de los bonos soberanos de primer nivel, debido al temor del menor crecimiento mundial y a la baja inflación que se fomentaron por las consecuencias desconocidas de una posible salida de Reino Unido de la Unión Europea.

En los últimos días, el rendimiento de los bonos de Reino Unido a 10 años aumentó cerca de 1.40 por ciento en comparación con el mínimo histórico reciente de 1.07 por ciento. Una mayor debilidad en los precios de los bonos del gobierno de Reino Unido, que se mueven inversamente a los rendimientos, probablemente se den con una votación por permanecer, y puede desatar una corrección más amplia y profunda de la renta fija global. Los mayores rendimientos de los bunds —los bonos de Alemania— y los bonos del Tesoro de Estados Unidos no pueden descartarse.

Capitales. Los capitales y las acciones de los bancos, sobre todo, también quedaron atrapados por el nerviosismo sobre el brexit, y los inversores volvieron a apilarse en el mercado durante la última semana, al anticipar la victoria de permanecer.

El FTSE 100 subió más allá de 6 mil 300 puntos y se encuentra a menos de 1 por ciento por debajo del punto máximo de abril de este año. El FTSE 250, cuyos miembros dependen de Reino Unido para la mayoría de sus ingresos, redujo pérdidas para el año a menos de 1 por ciento.


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.