• Regístrate
Estás leyendo: Megacable acusa campaña de desprestigio en medios
Comparte esta noticia

Megacable acusa campaña de desprestigio en medios

La firma mantiene demanda contra Chivas Tv por incumplimiento.

Publicidad
Publicidad

El operador de tv de paga Megacable aseguró que experimenta una campaña de desprestigio por parte de diferentes medios de comunicación, lo que le impacta aun cuando la información manejada es falsa.

Ante tal situación y atendiendo al derecho de réplica, la firma escribe a nuestro colaborador Javier Orozco lo siguiente:

“A raíz del lanzamiento de Megacable de su innovadora plataforma de video Xview, el pasado miércoles 15 de junio, y la decisión de Megacable de demandar a Chivas Tv por incumplimiento de contrato, se ha desatado una campaña de desprestigio hacia nuestra empresa a través de cuatro artículos en diferentes medios impresos entre los cuales se encuentra MILENIO, en la columna del 19 de junio de Javier Orozco Gómez.

En estos artículos se tratan dos temas principales: a) una pérdida de suscriptores de Megacable en los últimos meses supuestamente debido al retiro de los canales de Televisa Networks de su programación, y b) la supuesta entrega de códigos falsos a nuestros suscriptores a través de publicidad engañosa para que pudieran ver la final de la Liga MX a través de Chivas Tv.

Estas publicaciones, en diferentes medios y columnas, en mismas fechas, tratando los mismos temas y perspectivas, no se trata de periodismo si no de un encargo de un tercero para intentar presionar a Megacable.

Con respecto al primer tema, el columnista Javier Orozco atribuye la pérdida de suscriptores de video de Megacable al retiro de las señales de Televisa Network en octubre de 2016, esta información es imprecisa y se maneja de manera tendenciosa, ya que toda la industria de televisión por cable en México experimentó la contracción del mercado en este mismo periodo. Este dato se puede comprobar fácilmente en los reportes de la BMV o en el Ifetel. La contracción en el crecimiento es independiente de las señales de Televisa Network, ya que aquellas empresas que si cuentan con estos canales también sufrieron de una desaceleración de sus números.

Bien debería saber su columnista ‘especialista’ en telecomunicaciones, el senador Javier Orozco Gómez, que la pérdida de suscriptores en la industria de la televisión de paga en los últimos seis meses se debe a varios factores entre los que se encuentran: el apagón analógico de inicios del 2016 que provocó un crecimiento que no fue real y que para finales del año estos suscriptores no se mantuvieron; a la desaceleración económica del país a finales del año pasado y a promociones agresivas ocasionando una alta rotación de los suscriptores obligando a las empresas a aplicar políticas restrictivas de crédito y por lo tanto una disminución en las altas. Estas explicaciones de la contracción del mercado fueron dadas tanto por Megacable como por Televisa en sus últimos reportes de la BMV, pero al parecer, para su columnista no fueron relevantes.

El segundo tema abordado, es el de Chivas Tv, en donde Megacable, en virtud de un contrato firmado, compró y pago a Chivas Tv 50 mil códigos para dárselos a sus suscriptores del servicio de Internet para que pudieran ver la final de la Liga MX a través de la plataforma de Chivas Tv, estos códigos fueron deshabilitados 48 horas antes de la final, causando un fuerte daño a Megacable, por lo cual se presentó una demanda el pasado viernes 17 de junio contra Chivas Tv por incumplimiento de contrato. Su columnista refiere a que Megacable proporcionó códigos inválidos, lo que es una falsedad.

Megacable es una empresa 100% mexicana que ofrece a sus suscriptores servicios de calidad mundial, es una empresa con crecimientos sostenidos, con solidez financiera y con una sana operación, que al parecer su éxito no es del agrado de terceros”.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.