• Regístrate
Estás leyendo: La joya del desarrollo
Comparte esta noticia
Sábado , 23.02.2019 / 15:26 Hoy

La joya del desarrollo

Desarrollo Económico

La industria logística es la columna vertebral para el crecimiento económico y las inversiones en el país.
Publicidad
Publicidad

México abrió 2019 con dos eventos de alcance nacional los cuales están estrechamente ligados a la industria logística: el desabasto de combustibles en por lo menos siete de los 32 estados que, de acuerdo con Pablo González, presidente de la Asociación Mexicana de Empresarios Gasolineros (AMEGAS), provocó una pérdida de más de 10,000 millones de pesos (mdp).

 Días más tarde, la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) bloqueó las vías férreas en el tramo del puerto de Lázaro Cárdenas a Maravatío en Michoacán, punto de salida para las mercancías de occidente. De acuerdo con Francisco Cervantes, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), “estimamos que, con la suma de los sectores que estamos viendo afectados, las pérdidas están cerca de los 1,000 mdp diarios”. 

La industria logística es la columna vertebral para el desarrollo y las inversiones en el país, pues está dedicada al movimiento de materiales y productos terminales por todo el territorio. Involucra tractocamiones, autobuses, trenes, aviación y marina, pero la red logística también incluye el almacenamiento en centros de distribución y naves industriales y la administración de empresas como las de logística tercerizada o 3PL y el siguiente nivel: las 4PL. 

El Logistics Performance Index, del Banco Mundial, ubica a nuestro país en la posición 53 en el mundo, pero en la región es uno de los más importantes, solo por debajo de Panamá y Chile. 

Esto se debe, de acuerdo con José Ruiz, Socio de Asesoría en Cadena de Suministro y Compras de KPMG, a que “México representa un hub importante en el continente, porque es el punto que une a América del Norte con Centro y Sudamérica”. 

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), la red logística nacional se compone de 117 puertos marítimos; 393,471 kilómetros de carretera; 27,000 km. de líneas férreas; 76 aeropuertos, 46 puntos aduanales y 66 terminales intermodales. A esta infraestructura se sumarán los planes que anunció el nuevo gobierno, algunos de los cuales comenzarán este año. El empuje de las tecnologías digitales y el crecimiento del comercio electrónico también son factores para evaluar el desempeño de esta industria durante el año.

Perspectivas del sector 

El experto de KPMG espera que este año la industria logística mantenga un crecimiento de entre 10 y 12%, a pesar de los percances señalados. “El sector ha tenido un crecimiento estable, que está relacionado con el crecimiento del país en temas de consumo, importaciones y exportaciones, sobre todo por la mejora que tiene EU en los últimos años”. 

Las condiciones para que esto suceda son fundamentalmente tres: seguridad, abasto de combustible e inversiones en infraestructura. En este sentido, cabe señalar que tan solo el año pasado el robo a transporte de carga aumentó 90%, de acuerdo con datos de la Conamin.

 Otro tema importante es el combustible, el cual, de acuerdo con Ruiz, representa aproximadamente 35% del costo del transporte. “Se debe garantizar la disponibilidad y también el precio accesible. Esto puede acelerar o disminuir el desarrollo de la industria logística”, afirma. Finalmente están las inversiones, sobre todo en infraestructura. “El país cuenta con infraestructura, pero estamos todavía lejos de otros países en términos de puertos, carreteras y otros desarrollos”, agrega Ruiz.

Inversión privada 

De acuerdo con Ruiz, las empresas dedicadas a la logística cada vez necesitan tener mayor cobertura y eso demanda más inversiones. “Estas inversiones se dan en infraestructura de transporte, de almacenamiento y en tecnología para implementar sus procesos”. 

Uno de los rubros en el que se espera más actividad es el de almacenaje. De acuerdo con Lyman Daniels, presidente de CBRE México, la demanda de naves industriales aumentará 24% este año. Esto sucederá, en buena parte, a causa del T-MEC, el tratado de comercio entre EU, Canadá y México que sustituye al TLCAN. De acuerdo con la firma, 45% de estos nuevos espacios estarán destinados a distribución y logística. 

Con la llegada del T-MEC se espera un repunte en las exportaciones, y dentro de este marco, DHL México anunció que este año invertirá en el sur de México, aprovechando también la coyuntura del Tren Maya. Aunque no han revelado el monto de la inversión, se espera que sea un plan que continúe en 2020. Por su parte, la competidora FedEx también incrementará sus puntos de acceso en el país en 1,200 más.

Las tendencias electrónicas 

El aspecto digital, como en la mayoría de los demás sectores económicos, ha tenido una fuerte penetración en la industria logística. “El sector está demandando cada vez más eficiencia, van a entrar más jugadores, nacionales y de otros países, a esta industria y entonces el tema de la eficiencia se vuelve cada vez más relevante. La única manera de hacerlo hoy en día es a través de herramientas digitales y de conectividad”, menciona Ruiz de KPMG. 

Las grandes tendencias son el eCommerce, los analytics, la multicanalidad y la agilidad en todos los procesos. La tasa de crecimiento que tiene el comercio electrónico en México ha sido de entre 43 y 46% anual, aunque cifras de FedEx apuntan que podría ser incluso entre 50 y 60%.

Este crecimiento ha desatado hoy lo que se llama multicanalidad, que están implementando las empresas de comercio detallista para llegar a grandes segmentos de la población. Al mismo tiempo, provoca que se generen alianzas con otras empresas de la industria logística para que los clientes puedan adquirir sus productos en línea y recogerlos ya sea en la tienda en su domicilio o en algún otro punto. 

Finalmente, otra de las tendencias es que las cadenas de proveeduría y las herramientas electrónicas demandan una fuerte capacidad de análisis, lo que se llama analytics. Que funciona para poder predecir lo que va a suceder con el consumo. 

Los sistemas de compra ya contienen algoritmos que detectan las tendencias de búsqueda de cada cliente de acuerdo con la cantidad de veces que entra a ver ciertos productos, el número de veces que hace alguna modificación. 

Dependiendo de sus patrones de consulta, la empresa ya puede predecir si está cerca de la compra o no. “Todos los analíticos predictivos de los consumidores en la red hoy están cambiando fuertemente a la industria y, hacia atrás, se debe preparar a toda la cadena logística para poder responder”, puntualiza Ruiz.


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.