• Regístrate
Estás leyendo: Jack Welch, el CEO que llevó a la cúspide a General Electric
Comparte esta noticia
Jueves , 18.04.2019 / 13:43 Hoy

Jack Welch, el CEO que llevó a la cúspide a General Electric

Le bastaron 20 años para elevar los ingresos de la compañía de 25 a 150 mil millones de dólares anuales, convirtiéndose en millonario durante el camino.

Publicidad
Publicidad

Cuando Thomas Alva Edison fundó la Edison Electric Light Company en 1883, jamás imaginó que su pequeña compañía pasaría de fabricar una simple bombilla eléctrica a gigantes locomotoras, potentes motores para aviones o bien, las botas que usó Neil A. Armstrong cuando pisó la superficie de la Luna, todo bajo el logo de General Electric.

El responsable de esa increíble hazaña no fue el inventor de la electricidad, sino un hombre que se convirtió en millonario al tiempo que construyó uno de los más grandes conglomerados de todos los tiempos, su nombre es Jack Welch.

Se hizo la luz

La historia de la sexta empresa más grande del mundo, según la revista Fortune, se remonta a 1978, cuando el inventor Thomas Alva Edison, con ayuda del banquero J.P. Morgan, constituyó una empresa para impulsar el uso de la bombilla incandescente y un sistema de iluminación eléctrica para toda una ciudad.

Sin embargo, la compañía no encontró el crecimiento rápidamente y fue justamente J.P. Morgan quien encontró la solución: fusionar a dos empresas del mismo ramo para aprovechar sus respectivas virtudes. Fue así como de la unión de Edison Electric Light Company y de Thomson-Houston Electric Company nació General Electric.

La empresa se caracterizó por innovar, desarrolló locomotoras eléctricas, ventiladores, transformadores, hornillos de cocina, tostadoras; aumentó la duración de las bombillas y produjo algunos de los primeros plásticos y equipos de rayos; sin embargo, fue hasta que un químico de nombre Jack Welch llegó a la presidencia que su crecimiento se potencializó.

Gloria

Hijo de un conductor de locomotora, John Francis Welch nació en Massachusetts, Estados Unidos, el 19 de noviembre de 1935. Durante su adolescencia obtuvo varios trabajos de verano como caddie de golf, repartidor de periódicos y vendedor de zapatos, todo combinado con sus estudios de ingeniería química, lo que lo llevó a tener un puesto en General Electric.

Su ascenso por la compañía estadunidense fue meteórico. Comenzó como un simple ingeniero químico en 1960 y en 1981, con 45 años de edad, se convirtió en el octavo director general en la historia de empresa que fundó Alva Edison.

El camino a la gloria, aunque vertiginoso, no fue nada sencillo; de hecho, al inicio estuvo a punto de renunciar debido a que no estaba conforme con su salario y con la extenuante burocracia a la que estaba sometido cualquier proceso que se quería realizar en la compañía; sin embargo, fue persuadido por su jefe inmediato, quien veía un importante potencial en él.

Y no se equivocó. Jack, como le dicen sus amigos, se concentró en desarrollar ideas que aligeraran el peso e hicieran más eficiente a General Electric, por lo que fue bien recompensado.

Welch fue escalando rápidamente en la compañía. En 1968 se convirtió en vicepresidente y jefe de la división de plásticos; en 1971 fue nombrado vicepresidente de los segmentos de metalúrgica y química; en 1973 llegó a jefe de planificación estratégica; en 1973 llegó hasta la vicepresidencia general y en 1981 se erigió como el CEO más joven de General Electric.

Con el control total, Welch se dedicó a imprimir su sello, caracterizado por la simplicidad de los procesos, pero también por lo metódico. Quienes lo conocen, dicen que es un líder nato que todo el mundo respeta, pero también una persona impulsiva y obstinada que llevaba al límite a su equipo para alcanzar las metas.

Bajo su mando —fue CEO alrededor de 20 años—, General Electric pasó de facturar 25 mil millones de dólares a 150 mil millones de dólares anuales, llevando a la cima empresarial a la compañía, lo que le valió el mote del “mejor manager del siglo”, y además acumularía una fortuna de casi mil millones de dólares.

Si hay un director general querido y admirado por todos, ese es Jack Welch.

Leyenda

Gracias a sus logros al frente de General Electric, la revista Fortune lo nombró “El mejor ejecutivo del siglo XX”.

Cima

Su carrera en la compañía fue meteórica, al grado de que con solo 47 años alcanzó la dirección general.

Sencillo

Su sello personal durante su estancia en General Electric fue la simplicidad en los procesos.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.