• Regístrate
Estás leyendo: General Electric recorta su consejo de administración
Comparte esta noticia
Jueves , 25.04.2019 / 21:19 Hoy

General Electric recorta su consejo de administración

La firma, uno de los grupos financieros más grandes de Estados Unidos, hace un esfuerzo por mejorar el desempeño financiero; “mayor compromiso y sentido de responsabilidad”.

Publicidad
Publicidad

General Electric hace grandes cambios en su consejo de administración, ocho de los 17 directores saldrán, ya que el grupo intenta dar un cambio de rumbo a su desempeño financiero.

Los cambios, que la compañía anticipó el año pasado, reducirán el tamaño del consejo de administración de 17 a 12, con el objetivo de promover un “mayor compromiso y sentido de responsabilidad”.

La compañía también nomina a tres nuevos directores, entre los que se encuentran uno con experiencia en los informes financieros y otro con un historial exitoso de administración en empresas de fabricación en Estados Unidos.

GE, uno de los grupos industriales más grandes de Estados Unidos, recibió fuertes golpes por problemas en sus divisiones que dan servicio a las industrias de electricidad, gas y petróleo, y cuando su flujo de efectivo se redujo por la venta de la mayor parte de su lucrativa división de servicios financieros en 2015-16.

La presión sobre el efectivo obligó a la compañía en noviembre pasado a anunciar que reduciría su dividendo, la segunda ocasión que lo hace desde la Gran Depresión.

Entre los directores que salen del consejo se encuentran Mary Schapiro, ex presidenta de la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC, por su sigla en inglés); Jim Rohr, ex director ejecutivo de PNC Financial Services, y Andrea Jung, ex directora ejecutiva de Avon Products.

Steve Mollenkopf, director ejecutivo de Qualcomm, a quien nombraron para un puesto en el consejo de administración apenas en 2016, también saldrá.

Lowell McAdam, director ejecutivo de Verizon, renunció al consejo de dirección en diciembre pasado, por lo que la cifra total de personas que salen del consejo es de nueve desde que John Flannery, el nuevo director ejecutivo, asumió el cargo en agosto pasado.

Jack Brennan, ex director ejecutivo de Vanguard, se quedará como director principal por un año más, después saldrá del consejo en 2019.

Se nominaron a tres nuevos directores para el consejo de administración: Leslie Seidman, ex presidenta del Consejo de Normas de Contabilidad Financiera de Estados Unidos (FASB, por su sigla en inglés), Lawrence Culp, ex director ejecutivo del grupo de fabricación Danaher, y Tom Horton, ex director ejecutivo de American Airlines.

Brennan dijo en un comunicado que el consejo de administración “suma experiencia probada de clase mundial en la asignación de capital, la aviación, la contabilidad y la información financiera”.

La nominación de Seidman se produce en un momento en que las nuevas normas de contabilidad para contratos a largo plazo que introdujo el FASB afectan los ingresos reportados por GE.

La compañía reveló en su presentación anual 10-K (un resumen integral del desempeño financiero de una compañía) ante la SEC a finales de la semana pasada que planea reformulaciones significativas de sus ganancias en los últimos dos años a medida que aplica las nuevas reglas.

Las acciones de GE cayeron hasta 3 por ciento la mañana del lunes, a medida que los inversionistas digerían el contenido del informe 10-K.

La nominación de Culp refleja sus antecedentes en Danaher, una empresa que tiene historial de comprar negocios en una variedad de industrias y mejorar su desempeño.

En los últimos 10 años, el valor de las acciones de Danaher se triplicó a partir de encontrarse ligeramente por debajo de 30 dólares a alcanzar 99.33 dólares por acción a finales de la semana pasada. Durante el mismo periodo, las acciones de GE cayeron más de 50 por ciento.

Los accionistas van a elegir a los nuevos directores en la reunión anual de GE el 25 de abril.

GE también publicó la carta anual de Flannery a los inversores, en la que dijo que planeaba “manejar la empresa por efectivo”, mediante la reducción de costos y mejoras en las decisiones de inversión.

Flannery, quien reemplazó a Jeff Immelt como director ejecutivo en agosto pasado, agregó que aún trabaja para “explorar todas las opciones” para reestructurar el grupo, incluida una posible división.

“Habrá GE en el futuro, pero su apariencia será diferente a como se ve hoy”, escribió.

Argumentó que bajo la gestión de Immelt, la compañía “se concentró demasiado en las ganancias por acción y las utilidades operativas, pero no lo suficiente por el efectivo”, y reiteró su objetivo de recortar 2 mil millones de dólares de costos de GE este año, después de una reducción de mil 700 millones de dólares el año pasado.

Dijo: “Los recortes de costos también conducen a reducciones en la fuerza laboral”. La división que produce el quipo para la industria de energía ya dijo que planea recortar 12 mil puestos de trabajo, y reducir 30 por ciento o más su capacidad de fabricación.

También criticó la cultura de GE del pasado y dijo: “La retrospectiva sugiere que habríamos podido beneficiarnos con un mayor debate sobre los retos en nuestros mercados más difíciles y una evaluación más escéptica de los riesgos que planteaban”.


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.