• Regístrate
Estás leyendo: GB y eurogrupo inician la negociación del 'brexit'
Comparte esta noticia
Martes , 19.03.2019 / 04:53 Hoy

GB y eurogrupo inician la negociación del 'brexit'

Primera ronda de pláticas en la sede de la Comisión Europea busca identificar prioridades y definir un calendario.

Publicidad
Publicidad

Gran Bretaña y la Unión Europea iniciaron ayer la primera ronda de conversaciones formales del brexit mientras buscan demostrar que se tiene un inicio “constructivo” y “positivo” en las negociaciones complejas sobre los términos de la salida.

Después de expresar su solidaridad con Gran Bretaña tras otro ataque terrorista en Londres, Michel Barnier, el negociador principal de la Unión Europea, le dio la bienvenida a su contraparte, David Davis, para un día de discusiones preliminares en la sede de la Comisión Europea. “El día de hoy iniciamos las negociaciones para la salida ordenada de Reino Unido”, dijo Barnier. “Nuestro objetivo es claro: primero debemos hacer frente a la incertidumbre provocada por el brexit”. Davis dijo que en “tiempos difíciles” es importante recordar los valores compartidos y que hay más cosas “que nos unen que las que nos dividen”.

“Nos esperan momentos difíciles”, señaló, pero agregó que va a iniciar las negociaciones con un “tono positivo y constructivo” decidido a lograr una “alianza fuerte y especial”.

Se espera que las conversaciones del lunes estén dominadas por acuerdos prácticos para las negociaciones, como las fechas para las discusiones cada mes y la agenda para la siguiente reunión. “Barnier dijo que su objetivo es “identificar las prioridades y un calendario”, que le permitirá decir en la cumbre de líderes de la Unión Europea la noche del jueves que hubo una “apertura constructiva de las negociaciones”.

Los dos negociadores principales se conocieron como ministros europeos en la década de los años 90 pero desde el referendo de Gran Bretaña para salir de la Unión Europea, que se realizó hace un año, solo se han reunido una vez.

En Westminster hay una gran incertidumbre política sobre el control que tiene la primera ministra británica, Theresa May, sobre el poder y la capacidad de su gobierno de minoría para reunir suficientes votos para buscar su visión para el brexit.

En contraste, Barnier tuiteó fotografías de su fin de semana en las tierras altas de Saboya, su región natal de Francia, donde se retiró para “acumular la fuerza y la energía que requiere con largas caminatas”.

Barnier ya hizo pública las posiciones de la Unión Europea sobre los temas del brexit, entre ellos los derechos de los ciudadanos y las obligaciones financieras de Gran Bretaña. Pero en un esfuerzo por evitar que el inicio de las conversaciones se empañen con una disputa sobre las políticas, Davis retrasó para finales de mes sus planes de publicar una oferta “generosa” a los 3 millones de ciudadanos de la Unión Europea que viven en Gran Bretaña.

Barnier y Davis se reunieron en el séptimo piso del edificio Berlaymont, acompañados por sus equipos de negociación. Después del almuerzo se programaron varios “grupos de trabajo” en los que se reunirán negociadores de rango medio en áreas como acuerdo financiero o derechos ciudadanos.

Es probable que “las conversaciones de las conversaciones” establezcan los temas para discutir en el futuro, un enfoque con el que se revelarán las grandes diferencias en las posiciones sobre las negociaciones sin tratar de resolverlas.

Es probable que uno de los puntos de tensión más grandes en los próximos meses sea las garantías que necesitará la Unión Europea antes de que esté lista para iniciar las conversaciones sobre las futuras relaciones.

El equipo de Barnier cree que es posible un acuerdo para octubre, pero advierte que las importantes diferencias sobre un acuerdo financiero y los derechos de los ciudadanos podrían requerir de más tiempo para abordarse.

Boris Johnson, secretario de Relaciones Exteriores de Gran Bretaña, expresó su confianza de que todo el proceso termine en una “feliz resolución” que se puede lograr “con utilidad y con honor” para ambas partes. “En contraste con sus declaraciones anteriores, Johnson dijo que Reino Unido tendrá que discutir sobre el dinero —un tema incendiario al tener en cuenta la evaluación de la Unión Europea de que Londres podría enfrentar una factura bruta del brexit hasta de 100 mil millones de libras para cumplir con las obligaciones pendientes por 44 años de pertenencia a la Unión Europea.

“Creo que también debemos entrar en las discusiones sobre el dinero”, dijo Johnson antes de asistir a una reunión de ministros de Relaciones Exteriores de la Unión Europea en Luxemburgo. “Pero creo que lo más importante para nosotros ahora es que veamos al horizonte. Que elevemos nuestros ojos hacia el horizonte. Que pensemos en el futuro”.

Los funcionarios británicos tienen confianza de que la referencia de la Unión Europea a Irlanda del Norte en su mandato de la negociación ofrecerá una apertura para una discusión sobre las futuras relaciones, como los asuntos fronterizos que de otra manera serían imposibles de tratar.

La Unión Europea insiste en que, si bien Irlanda del Norte es una parte importante en la primera fase de las negociaciones, esto en gran medida se refiere a la necesidad de afirmar un compromiso político para encontrar soluciones que sostengan el Acuerdo del Viernes Santo.

El lado de la Unión Europea no planea que lo arrastren a ese tipo de discusiones. Los diplomáticos señalan que el mandato de negociación de Barnier sobre Irlanda del Norte de manera deliberada no tiene mucho detalle, a diferencia de las instrucciones precisas y amplias sobre los derechos de los ciudadanos y las obligaciones financieras pendientes de Gran Bretaña.



Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.