• Regístrate
Estás leyendo: Trump pide apoyo a la Fed en la guerra comercial con China
Comparte esta noticia

Trump pide apoyo a la Fed en la guerra comercial con China

Adelanta batalla de divisas. La renovada presión del presidente sobre Jay Powell, el presidente del banco central, se produce en medio de un periodo de volatilidad en los mercados bursátiles.
Publicidad
Publicidad

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, pidió a la Reserva Federal que le ayude a ganar la guerra comercial con China, al decir que la victoria será inevitable si el banco central estadunidense iguala los movimientos de estímulo de Pekín.

China va a inyectar dinero en su sistema y probablemente va a reducir las tasas de interés, como siempre, con el fin de compensar a los negocios que están perdiendo, y los que perderán”, dijo ayer el presidente de Estados Unidos en un tuit. “Si la Reserva Federal alguna vez lo ‘iguala’, sería el fin del juego, ¡ganamos! En cualquier caso, ¡China quiere un acuerdo!”. 

Al hablar con los periodistas más tarde ayer mismo, Trump dijo que a la economía de Estados Unidos le va bien, “para cualquier medida” y describió la batalla que tiene con China por el comercio como “una pequeña trifulca”. Las tensiones con Pekín se derivaron de su trato injusto a Estados Unidos, argumentó, y predijo que la situación resultará "extremadamente bien”. “Estamos en una posición muy fuerte”, dijo el presidente.

La renovada presión de Trump sobre Jay Powell, presidente de la Fed, para que reduzca las tasas de interés a corto plazo se produce en medio de un periodo de volatilidad en los mercados bursátiles internacionales a medida que se intensifican las hostilidades sobre el comercio entre Estados Unidos y China.

El lunes, Pekín anunció que elevará los aranceles sobre 60 mil millones de dólares de productos de EU, y dijo que es en respuesta a la decisión que tomó la administración Trump el viernes de aumentar a 25 por ciento los aranceles sobre 200 mil millones de dólares de productos importados de China.

Estados Unidos puso en marcha un plan adicional para aplicar impuestos de 25 por ciento a 300 mil millones de dólares más de importaciones chinas, aunque todavía no se toma una decisión final sobre estos y entrarán en vigor después de un periodo para la presentación de observaciones que abarca hasta finales de junio.

Las acciones en Estados Unidos y Europa se recuperaron ayer después de las pérdidas anteriores. En Wall Street, el índice S&P 500 registró un alza de 1.3 por ciento en las operaciones de mediodía después de que tuvo una pérdida de 2.4 por ciento el lunes, la peor caída desde enero.

Trump exige de manera regular a la Fed que reduzca las tasas de interés para contrarrestar los riesgos de crecimiento, pero por el momento el banco central de Estados Unidos indica que las tasas se mantendrán en espera. Sin embargo, algunos inversionistas apuestan a que la situación cambiará a finales de este año cuando los riesgos comerciales afecten la perspectiva de crecimiento, con una proyección de una importante posibilidad de una reducción en el segundo semestre de este año.

La Fed envió señales mixtas sobre su siguiente decisión sobre las tasas, y al agregar la presión presidencial probablemente haga que las deliberaciones sean más tensas. Sus pronósticos más recientes en marzo sugirieron que las tasas de interés se mantendrán en suspenso al menos durante el resto del año, pero algunos responsables de formulación de políticas insinuaron la idea un recorte de la tasa como seguro dada la baja inflación. Este mes, Powell minimizó la débil inflación, y sugirió que es “transitoria” y señaló que no hay una necesidad inmediata de aumentar o disminuir las tasas.

La intensificación de las hostilidades comerciales pueden reavivar uno de los llamados riesgos a la baja que los responsables de la formulación de políticas de la Fed han observado durante más de un año, lo que se suma a los argumentos de los políticos de línea suave de que la reducción de las tasas está en orden. Pero los aranceles más altos deben aumentar temporalmente la inflación, lo que podría aliviar algunas de las preocupaciones del banco central de que el crecimiento de los precios es demasiado bajo.

“Al igual que el mercado, la Fed no considera que la economía de Estados Unidos esté especialmente en riesgo debido a las tensiones comerciales, entonces un importante catalizador para una reducción de las tasas simplemente no existe”, dijo Roberto Perli, economista de Cornerstone Macro, en una nota el martes.
“Por ahora, la mejor apuesta es que la Fed se mantendrá en espera hasta que la economía de EU se deteriore significativamente o hasta que se alcance un acuerdo de que la inflación es demasiado baja. Ninguna de esas condiciones parece estar cerca”.

MRA​

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.