• Regístrate
Estás leyendo: Nader pide devolver las donaciones de Boeing
Comparte esta noticia
Viernes , 19.04.2019 / 13:34 Hoy

Nader pide devolver las donaciones de Boeing

El objetivo. La nieta del ex candidato presidencial de EU falleció en el accidente de un avión 737 Max en Etiopía; él se comprometió a que no volverán a surcar el cielo.
Publicidad
Publicidad

Ralph Nader, el defensor del consumidor cuya nieta falleció en el accidente de un avión 737 Max en Etiopía el mes pasado, pidió a los legisladores estadunidenses que devuelvan las contribuciones de campaña de Boeing después de que se responsabilizó de dos accidentes mortales por fallas de seguridad.

En una entrevista con el Financial Times, el activista de 85 años de edad y ex candidato presidencial de EU prometió ampliar su campaña para evitar que la flota de aviones 737 Max que dejaron en tierra vuelva a surcar el cielo.

La estrecha relación de Boeing con su regulador, la Administración Federal de Aviación (FAA, por sus siglas en inglés), se convirtió en el foco de las investigaciones sobre el proceso de aprobación del 737 Max, y los críticos también señalan los numerosos contactos de la compañía en el Capitolio.

Nader dijo que cientos de legisladores recibieron contribuciones de Boeing. “Vamos a pedir al Congreso que devuelva todas las contribuciones”, dijo. “El Congreso es cómplice de todo esto”.

La nieta de Nader, Samya Stumo, se encontraba entre las 157 personas que murieron en el accidente del vuelo 302 de Ethiopian Airlines el 10 de marzo. Ella volaba a Kenia para trabajar como analista de financiamiento de salud con ThinkWell, un grupo sin fines de lucro que se enfoca en mejorar la atención de salud en países de bajos y medianos ingresos.

Su familia demandó a Boeing en la corte federal de Chicago, una de las varias que se presentaron en relación con el accidente y un accidente de un avión 737 Max en Indonesia en el que murieron 189 personas.

“Todas las investigaciones pueden dar marcha atrás políticamente”, dijo Nader. “El único ataque contra Boeing que no se puede retirar políticamente son las demandas civiles”.

Las contribuciones de campaña de Boeing llegaron a los políticos de ambos lados del espectro, entre ellos Donald Trump, Beto O’Rourke, uno de los demócratas que compiten para la presidencia, y Maria Cantwell, la demócrata de más alto nivel en el comité de comercio del Senado. De 2016 a 2018, la compañía donó 4 mil 600 millones de dólares (mdd) en total.

Roger Wicker, el presidente republicano de ese comité, recibió 10 mil dólares del comité de acción política de Boeing en el último ciclo electoral. Wicker emplea a John Keast, quien anteriormente cabildeaba en nombre de Boeing, como director de personal en su comité.

Wicker planea tener una audiencia sobre seguridad de la aviación, aunque los asesores dicen que quiere permitir que la investigación de la FAA se lleve a cabo primero.

Nader dijo que los inversionistas subestiman el daño que la crisis del 737 Max causa a la reputación de Boeing con los pasajeros a escala mundial. Las investigaciones preliminares de los accidentes involucraron al software antibloqueo de la aeronave, que lleva el nombre de MCAS, en ambos incidentes. La compañía lleva a cabo las pruebas de una solución de software, pero no está claro cuánto tiempo pueden tardar los reguladores de EU y de otros lugares en aprobar los cambios y permitir que la flota vuelva al aire.

El fabricante “antepuso las utilidades a la seguridad” al apresurarse a comercializar un avión cuyo diseño, dijo Nader, era aerodinámicamente defectuoso. Como resultado, Boeing padece una “estigmatización de la marca” con los pasajeros comunes y los consumidores deberían boicotear la aeronave, dijo.

En un comunicado, Boeing dijo que el 737 Max “recibió su certificación de acuerdo con los requisitos y procesos idénticos de la FAA que gobernaron la certificación de todos los nuevos aviones y derivados anteriores”, y agregó que la administración “consideró la configuración y los parámetros operativos finales del MCAS durante la certificación del Max, y concluyó que cumplía con todos los requisitos normativos y de certificación”.

Nader, quien llegó a la fama a través de sus campañas de seguridad del consumidor que se enfrentaron a la industria automotriz en la década de 1960, pronosticó más revelaciones a medida que los comités del Congreso de EU y el Departamento de Transporte lleven a cabo sus investigaciones.

“Tengo un historial bastante bueno para los pronósticos: todo lo que sabemos que es adverso a Boeing es una fracción de lo que Boeing sabe de sí mismo, y se está revelando”, dijo.

El accidente

El 10 de marzo pasado un vuelo de Ethiopian Airlines se estrelló dejando 157 muertos, los pilotos aseguraron que siguieron “repetidamente” los procedimientos de seguridad recomendados por Boeing.

El motivo

A pesar de los esfuerzos no pudieron desactivar el software de control automatizado que hizo descender al avión.

Medidas

Después del accidente diferentes aerolíneas decidieron dejar de utilizar los Max, hasta que no vuelvan a certificarse los aviones y se garantice la seguridad de los pasajeros.


MRA​

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.