• Regístrate
Estás leyendo: Industria del crudo prevé fin de la crisis en el ramo
Comparte esta noticia
Miércoles , 20.03.2019 / 06:35 Hoy

Industria del crudo prevé fin de la crisis en el ramo

La recuperación de los precios del sector dedicado a producir petróleo reactiva la extracción y ésta a su vez la demanda de herramienta y equipo.
Publicidad
Publicidad

Mike Loggie pasa su vida luchando contra las demandas de descuentos. Sus clientes, las grandes compañías mundiales de gas y petróleo, así como los principales grupos de servicios, siempre le piden que haga algo más barato o que sostenga sus precios durante más tiempo.

Un veterano de la industria petrolera, Loggie es el fundador y director ejecutivo de Saltire Energy, con sede en Aberdeen, que suministra herramientas de perforación y alquiler de equipo. El derrumbe del precio del petróleo en 2014 afectó tanto a los productores como a los proveedores de servicios y puso a tambalear los ingresos.

“Durante la crisis, cada vez que hablaba con alguien, era descuento, descuento, descuento”, dijo Loggie. “Eso todavía ocurre”.

Las grandes compañías petroleras redujeron drásticamente la inversión en nuevos proyectos y exploración durante el periodo de crisis, las empresas de servicios luchaban en dos frentes a medida que la actividad se desaceleraba y las tasas caían. Los clientes, dice Loggie, a menudo piden un descuento de 50 por ciento, reciben uno de 10 por ciento y regresan un mes después en busca de más.

La crisis afectó a todos en la industria de servicios a yacimientos petroleros. Desató una ola de consolidaciones entre los operadores más grandes. Schlumberger compró Cameron; Technip se fusionó con FMC Technologies, y Baker Hughes se fusionó con la operación de gas y petróleo de General Electric. En Reino Unido, Wood Group adquirió el año pasado Amec Foster Wheeler, en parte para diversificarse de la industria de gas y petróleo.

Cuatro años más tarde, los niveles de actividad comenzaron a mejorar. Los grandes grupos petroleros reportaron utilidades boyantes para el primer trimestre del año, con el impulso de precios más altos de crudo. El aumento en la actividad comienza a filtrarse hacia los proveedores de servicios.

Si bien la facturación de Saltire cayó durante la crisis debido a que los descuentos se pusieron en marcha —las últimas cuentas de la compañía para finales de junio de 2017 muestran una caída de 25 por ciento, para llegar a 22.5 millones de libras—, la empresa en la actualidad está más ocupada que nunca. Noruega, Medio Oriente y Asia registran un aumento en el nivel de actividad, dice Loggie.

Muchos de sus pares en empresas que cotizan en bolsa suenan igual de optimistas, informan sobre un gran incremento en el nivel de actividad, sobre todo en zonas geográficas como en las operaciones en tierra en Estados Unidos o en Medio Oriente.

La industria de servicios “se recupera, pero todavía hay un gran exceso de capacidad que se tiene que abordar, especialmente la zona de perforación mar adentro”, dice Alex Brooks, analista de Canaccord Genuity. “Hasta que no se aborde ese exceso de capacidad y los productores veamos un fuerte crecimiento de volumen en sus clientes finales, todavía será difícil estar en esa industria”.

“Esas compañías de servicios con exposición al esquisto estadunidense tienen mejoras, especialmente las que se dedican a suministrar equipos para el bombeo a presión”, agregó.

Hunting, que cotiza en bolsa en el FTSE 250, es una de ellas y el precio de sus acciones responde positivamente. La compañía se benefició por el fuerte impulso de su operación en EU que, entre otras cosas, fabrica herramientas que se utilizan para perforar los pozos para la producción.

Antes de la crisis, Hunting empleaba a más de 4 mil personas. Si bien ese número se redujo a la mitad en Estados Unidos, Europa y Asia, su fuerza de trabajo en EU está de vuelta, dice Peter Rose, director de finanzas de Hunting.

“Para nosotros, los niveles de actividad internacional y en alta mar se mantienen moderados, pero hay razones para ser cautelosamente optimistas sobre la recuperación en esas áreas”, dice Rose.

Duncan Anderson, director ejecutivo de Gulf Marine Services, dijo: “Ha sido la crisis más prolongada, dura y todavía hay un nivel de incertidumbre sobre la velocidad en la que se recuperará el gasto”.

GMS, que tiene su sede en los Emiratos Árabes Unidos y que comenzó a cotizar en Londres en 2014, opera una flota de barcazas autoelevadizas. El precio de la acción de la compañía ha sufrido desde la salida a bolsa, se desplomó de 130 peniques a 47.6 por acción, pero Anderson dijo que su flota está ocupada con un nivel de uso de 64 por ciento en el primer trimestre de este año.

Los signos de recuperación también se hacen evidentes en Wood. Robin Watson, su director ejecutivo, dijo en marzo que la compañía espera que este año sus ganancias aumenten por primera vez desde la crisis en 2014, en parte gracias al impulso de una “primera etapa de recuperación en ciertos mercados de gas y petróleo”.

“Creemos que para nosotros quedó atrás lo peor de la crisis en la exploración, perforación y extracción en el gas y petróleo”, dijo Watson.

La compañía registró un modesto repunte de la actividad en el Mar del Norte y se benefició por su presencia en el esquisto de EU.



Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.