• Regístrate
Estás leyendo: Fiscales alemanes acusan de fraude a Winterkorn
Comparte esta noticia
Lunes , 22.04.2019 / 01:24 Hoy

Fiscales alemanes acusan de fraude a Winterkorn

Ex director de Volkswagen. Su delito, junto con otras cuatro personas, es por emisiones de diésel durante una década.
Publicidad
Publicidad

Fiscales alemanes acusan al ex jefe de Volkswagen, Martin Winterkorn, de fraude y otros delitos, junto con otras cuatro personas, por su presunto papel en el escándalo de las emisiones de diésel de una década de duración.

Es la primera vez que un miembro del consejo de administración de VW es acusado por el escándalo en Alemania. El año pasado los fiscales de Múnich detuvieron temporalmente al ex director ejecutivo de Audi, Rupert Stadler, pero aún no se le acusa.

Los fiscales de Braunschweig, que se encuentran cerca de la sede de VW en Wolfsburg, acusan a Winterkorn de fraude agravado, violación de la ley de competencia y malversación, con el argumento de que no reveló a las autoridades de Europa y Estados Unidos la manipulación ilegal de emisiones.

No se pudo contactar a Felix Dörr, el abogado de Winterkorn, para que hiciera comentarios de forma inmediata, pero Volkswagen anteriormente negó enérgicamente cualquier participación de figuras de alto nivel en el escándalo.

Bajo la ley alemana, un juez ahora va a revisar los cargos y más tarde los va a desestimar o abrirá un caso en los tribunales.

Si lo encuentran culpable, Winterkorn, quien fue director ejecutivo de VW, enfrenta una pena de prisión de entre seis meses y 10 años. Los fiscales también quieren recuperar los bonos acumulados que pagó la compañía de entre 300 mil y 11 millones de euros por persona.

La Agencia de Protección Ambiental de EU (EPA, por sus siglas en inglés) expuso por primera vez el engaño en septiembre de 2015, y explicó cómo VW diseñó y más tarde ocultó el uso de “dispositivos de desactivación” ilegales —que interfieren con las pruebas de emisiones— de 2006 a 2015. Winterkorn dejó su cargo en cuestión de días, y dijo: “Estoy sorprendido por los acontecimientos”.

Volkswagen se declaró culpable de tres cargos criminales en marzo de 2017. El escándalo ya le costó a la automotriz cerca de 30 mil millones de dólares hasta el momento, incluyendo multas y recompra de vehículos.

Los fiscales alemanes dicen que Winterkorn no puso un alto a la instalación de dispositivos de desactivación ni a la venta de los vehículos afectados, y que su lenta reacción tuvo como resultado multas más altas para Volkswagen.

También afirman que aprobó una actualización de software en noviembre de 2014 cuyo único propósito era ocultar los niveles de emisiones. Esta actualización de software, que le costó a Volkswagen 23 millones de euros, fue “inútil” dicen los fiscales.

A Winterkorn y a las otras cuatro personas también se les acusa de engañar conscientemente a los clientes de Volkswagen.

Winterkorn fue acusado por los fiscales estadunidenses de presunta conspiración y fraude electrónico en mayo de 2018. Esta demanda no siguió adelante debido a problemas de jurisdicción. El mes pasado, la Comisión de Bolsa y Valores de EU (SEC, por sus siglas en inglés) llevó a Volkswagen y a Winterkorn a los tribunales, con la acusación de que se estafó a los inversionistas. Esas demandas fueron impugnadas.

De acuerdo con un documento legal del año pasado en el que se establece la defensa de Volkswagen, los altos directivos fueron tomados por sorpresa por las revelaciones de engaños y un encubrimiento, que hasta entonces eran considerados como un problema menor de irregularidades en las emisiones.

Volkswagen dijo en un comunicado el lunes que las investigaciones criminales de la compañía se cerraron en 2018 luego de que acordó pagar una multa de 1 mil millones de euros al gobierno regional.

“La acusación formal contra Winterkorn y otras personas acusadas por la oficina del fiscal en Braunschweig, que ahora se hicieron públicas, está relacionada con las investigaciones contra individuos”, dijo Volkwagen en una declaración, y agregó que no haría comentarios sobre ese caso.


30,000 Millones de dólares le ha costado a la empresa hasta el momento incluyendo multas y recompra de autos.

11 Millones de euros es a lo que ascienden los bonos que los fiscales quieren recuperar y que se le pagaron a cada persona.

23 Millones de euros pagó Volkswagen por la actualización de un software cuyo único propósito fue ocultar los niveles de emisiones y que a decir de los fiscales fue una inversión totalmente “inútil”.


MRA

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.