• Regístrate
Estás leyendo: Boeing busca confianza con parche de seguridad
Comparte esta noticia

Boeing busca confianza con parche de seguridad

FINANCIAL TIMES

“Nunca más los accidentes”. El fabricante presenta la solución para el “software” que, se cree, desempeñó un papel central en los avionazos del modelo 737 Max.
Publicidad
Publicidad

El miércoles Boeing afirmó que una solución prevista para el software de su avión 737 Max “garantizará que accidentes como estos nunca más vuelvan a ocurrir”, un reconocimiento tácito de que el sistema de control de vuelo posiblemente desempeñó un papel en dos desplomes mortales de modelos 737 Max en cinco meses.

El fabricante de aeronaves con sede en Chicago, que se enfrenta a una intensa crítica por los accidentes de dos aviones 737 Max en los que murieron 346 personas, trató de recuperar la iniciativa al revelar detalles de los cambios previstos en el software para resolver los problemas con la función automática antibloqueo del motor que posiblemente funcionó mal en los dos accidentes.

El anuncio se produjo horas antes de que los legisladores comenzaran en el Capitolio las audiencias sobre la seguridad del 737 Max. Elaine Chao, la secretaria de Transporte de EU, dijo que era “muy cuestionable” que algunas funciones de seguridad no fueron requeridas en los 737 Max.

La mayoría de los cambios propuestos al MCAS (Sistema de Aumento de Características de Maniobra) anunciados por Boeing ya se conocía y anteriormente los exigió la Administración Federal de Aviación de EU en una directiva el día después del accidente de un avión de Ethiopian Airlines, el 10 de marzo.

El sistema MCAS ya no se activaría con base solamente en la entrada de un sensor de “ángulo de ataque”, y si los dos sensores en la aeronave no están de acuerdo con un margen de 5.5 por ciento o más, el sistema no se activaría. El MCAS solo se va a activar una vez, y no repetidamente, como sucedió en el vuelo mortal de Lion Air en octubre pasado, y los pilotos podrán anularlo al dar marcha atrás la columna de control, lo que, de acuerdo con los pilotos, será más instintivo para aquellos acostumbrados a volar versiones anteriores del 737. Los cambios de software tardarán aproximadamente una hora en completarse, indicó Boeing.

Un oficial de Boeing defendió repetidamente el sistema MCAS como se diseñó inicialmente y dijo que los pilotos siempre pueden anularlo eléctrica o manualmente al encender los interruptores de la cabina. Los sindicatos de pilotos en Estados Unidos dijeron que esto era correcto, pero que su capacidad para hacerlo se dificultó, especialmente antes del accidente de Lion Air, porque ni siquiera sabían que existía el sistema MCAS.

“Sentimos que fue un abuso de confianza grave que no nos informaron de la existencia del sistema MCAS y mucho menos cómo hacer frente a cualquier emergencia o falla”, dijo el capitán Jason Goldberg, portavoz de la asociación de pilotos de American Airlines, al Financial Times. Los expertos en aviación también dijeron que, en caso de que el sistema automatizado obligue repetidamente a bajar la nariz de la aeronave, los pilotos tienen muy poco tiempo para decidir qué está causando el mal funcionamiento y averiguar cómo contrarrestarlo.

Cuando se le preguntó si la necesidad de realizar grandes cambios en el software ahora significaba que el avión no era seguro para volar como se diseñó originalmente, un funcionario de Boeing dijo a los periodistas en una rueda de prensa el miércoles: “no, para nada es eso”.

El funcionario señaló que ninguna de las investigaciones ha llegado a una decisión definitiva sobre qué provocó los accidentes, y que aún no se sabe si el MCAS participó en eso, pero agregó que “hacemos actualizaciones al sistema que evitarán que tengamos accidentes como estos”.

Boeing también confirmó que en el futuro va a instalar una alarma de seguridad adicional como parte del equipo estándar en los aviones Max, y que va a adaptar los aviones más antiguos. La alarma le indicaría a los pilotos si dos sensores de “ángulo de ataque” —que indican la inclinación de la nariz de un avión— no están de acuerdo, una señal de que uno puede estar defectuoso. Además de la alarma de desacuerdo, que sería algo estándar, las líneas aéreas también van a poder elegir una opción gratuita que proporcionaría un indicador de ángulo de ataque adicional para guiar a los pilotos en la cabina.

CLAVES

DESPEGA EN NY

Boeing salió del terreno negativo en bolsa y avanzó 1% hasta colocarse al frente de una decena de corporativos.

ANTE EXPERTOS

La presentación de las reformas de seguridad se llevó a cabo ante 200 pilotos, reguladores y técnicos.

COMPARECENCIA

Dan Elwell, el responsable interino de la FAA, compareció por su parte ante senadores, ante quienes defendió su trabajo en el caso de los 737 Max.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.