• Regístrate
Estás leyendo: Automotrices alertan de un 2019 sombrío
Comparte esta noticia
Martes , 19.02.2019 / 21:39 Hoy

Automotrices alertan de un 2019 sombrío

FINANCIAL TIMES

Caídas en utilidades. No le ven fin a la desaceleración en China y las agobia el cambio en los gustos de consumidores.
Publicidad
Publicidad

Ayer, tres de las automotrices más grandes a escala global se sumaron al pesimismo de la industria al advertir que 2019 se ve cada vez más sombrío, con pocas esperanzas de que llegue a su fin la desaceleración en China y cambios en los gustos de los consumidores que obligan a costosas revisiones en sus líneas de modelos.

El horizonte pesimista por parte de Toyota, General Motors y Chrysler —que en conjunto representan uno de cada cinco vehículos que se venden a escala mundial— llegó acompañado por informes de malos resultados para el año que acaba de concluir, y las tres anunciaron una caída en sus utilidades.

Los inversionistas ya se habían disgustado con el sector en los últimos seis meses, sobre todo después de que a finales del año pasado firmas rivales como Ford y Volkswagen emitieron advertencias similares sobre sus operaciones en China, y las acciones de GM en realidad subieron en las primeras transacciones del miércoles debido a que las utilidades cayeron menos de lo esperado.

Aún así, en conjunto, los resultados dieron en qué pensar Daimler, fabricante de Mercedes-Benz, informó una caída de 28 por ciento en las utilidades netas para llegar a 7 mil 600 millones de euros en 2018; Toyota dijo que la utilidad neta del mes pasado cayó 81 por ciento, y GM informó un retroceso de 8 por ciento en el cuarto trimestre.

Más preocupante aún, las tres automotrices también dijeron que vieron pocas señales de alivio por delante. Dhivya Suryadevara, directora financiera de GM, dijo que vio poca recuperación en China y advirtió que el aumento de los precios de las materias primas, que se ven afectados por la actual guerra de aranceles entre EU y Pekín, va a deprimir los resultados en 2019 en otros mil millones de dólares, después de un impacto de mil millones de dólares el año pasado.

Dieter Zetsche, el director ejecutivo de mucho tiempo de Daimler, quien deja su cargo en mayo, dijo que la automotriz alemana prepara un programa de reducción de costos de amplio alcance con el fin de liberar dinero para invertir en costosas nuevas tecnologías, entre ellas la de los vehículos eléctricos y los autónomos.

Toyota redujo 19 por ciento sus expectativas de utilidades anuales para los 12 meses que concluyen en marzo, para llegar a 1.87 billones de yenes ( 17 mil millones de dólares). La caída de las utilidades trimestrales de Toyota se vio exacerbada por una ganancia fiscal imprevista en EU el año anterior.

La fuerte contracción en la industria se produce después de varios años de sólido crecimiento, un cambio que ya comienza a obligar el cierre de plantas en todo el mundo a medida que los fabricantes intentan adaptarse a la reducción de la demanda de muchos de sus vehículos de mayor venta —sobre todo diésel, que se convirtieron en un anatema para muchos consumidores— y protegerse de la caída de las ventas.

Pero si bien la industria automotriz con frecuencia atraviesa este tipo de desaceleraciones cíclicas, la nueva reducción se ve agravada por la necesidad de invertir en nuevas tecnologías costosas para vehículos eléctricos y sistemas de autoconducción, lo que lleva a muchas de las automotrices a buscar una colaboración con sus rivales para distribuir sus costos de inversión.

Aunque GM pudo mantener algunas de sus ganancias el miércoles, con sus acciones que elevaron su cotizaron 1.4 por ciento en las operaciones de la tarde, tanto Daimler como Toyota cerraron a la baja, con las acciones de la automotriz alemana con una caída de 1.8 por ciento, y su contraparte japonesa con una reducción de 0.7 por ciento.

El sector en su conjunto ha sido golpeado desde el verano, ya que el índice Dow Jones registra un descenso de 16.5 por ciento en las automotrices estadunidenses desde junio y en el índice similar MSCI para sus rivales europeos una caída de 18 por ciento desde mayo.

Arndt Ellinghorst, analista de Evercore ISI, dijo que 2019 sería “otro año complicado” para la rentabilidad subyacente en Daimler, y que la empresa “tiene que aumentar significativamente su eficiencia” en su emblemática división de Mercedes.

El año pasado GM advirtió sobre un entorno “volátil” y dijo que espera que las utilidades registren una caída en China este año, pero logró ver que sus utilidades anuales cayeron menos de lo esperado debido a un fuerte desempeño en Estados Unidos. La compañía fue una de las primeras en recortar los costos, ya que cerró varias plantas en EU a finales del año pasado y se preparaba para recortar a miles de trabajadores.

“Creemos que GM tiene retos importantes por delante debido a su exposición al mercado automotriz de China que está en una desaceleración”, dijeron los analistas de CFRA Research.

Fiat Chrysler Automobiles, Jaguar Land Rover y Volvo Cars también van a destacar las difíciles condiciones que enfrenta el sector al momento que presenten sus resultados el jueves.

Ford, que registró una caída de 50 por ciento en sus utilidades anuales el año pasado, está reestructurando sus operaciones europeas, chinas y latinoamericanas, mientras que Jaguar Land Rover anunció miles de recortes de empleos debido a la desaceleración de las ventas en China y la contracción del mercado de diésel en Europa.

Muchos de los centros de ganancias de la industria -de América del Norte y China- experimentan una desaceleración en el crecimiento o un declive, y en China la competencia cada vez mayor de sus rivales nacionales presenta una dificultad para la rentabilidad.

PANORAMA

HONDA TAMBIÉN
Honda anunció la semana pasada una caída de los beneficios netos de 34.5 por ciento en el periodo de nueve meses que concluyó en diciembre.

NISSAN SIN GHOSN
Nissan anunciará sus resultados la semana que viene, los primeros desde que su anterior jefe, Carlos Ghosn, fue detenido por presunto fraude financiero, el 19 de noviembre.

SUFRE MERCEDES
Los resultados de Daimler, firma que comercializa los vehículos Mercedes-Benz, se vieron afectados por el aumento de las inversiones y las provisiones para hacer frente al dieselgate.

SUBE FACTURACIÓN
La facturación de Daimler en 2018 aumentó 2 por ciento, hasta 167 mil 400 millones de euros, mientras el beneficio operativo retrocedió 22%, hasta 11 mil 130 millones de euros.

POR PRECIOS
General Motors volvió a quedar en verde en el cuarto trimestre del año pasado, gracias al aumento de los precios de sus pick up y camionetas SUV.

BONIFICACIÓN
Gracias a sus ganancias, el gigante de Detroit decidió pagar un bono excepcional, que puede llegar hasta 10 mil 750 dólares a sus 46 mil 500 empleados en EU.

Con información de Peter Campbell, Patrick McGee, Patti Waldmeir y Kana Inagaki.


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.