• Regístrate
Estás leyendo: Por el 737 Max, cae ingreso de Boeing mil mdd
Comparte esta noticia
Lunes , 20.05.2019 / 14:04 Hoy

Por el 737 Max, cae ingreso de Boeing mil mdd

FINANCIAL TIMES

Escándalo tras desplomes. Además del golpe económico, la firma retirará su directriz financiera y redujo su producción.
Publicidad
Publicidad

Boeing recibió un golpe de mil millones de dólares a sus ingresos y suspendió su directriz para todo el año, ya que reveló el impacto financiero inicial de la crisis que dejó en tierra sus aviones 737 Max el mes pasado.

El efecto en sus ingresos brutos para los tres primeros meses del año refleja la decisión de Boeing de detener las entregas del Max a mediados de marzo. Se obligó a la compañía a tomar esa medida debido a la decisión sin precedentes de los reguladores de todo el mundo de dejar en tierra la versión más reciente del avión de mayor venta del fabricante estadunidense de aeronaves después de dos accidentes mortales en cinco meses.

El grupo aeroespacial dijo el miércoles que también retira su directriz financiera a futuro “debido a la incertidumbre sobre el momento y las condiciones en torno al regreso al servicio de la flota 737 Max”, que es su mayor generador de efectivo.

Greg Smith, el director financiero de Boeing, dijo que dejar en tierra los aviones aumentará el costo del programa Max en mil millones de dólares en los próximos años para reflejar la reducción de las tasas de producción de 52 a 42 aeronaves por mes desde mediados de abril. La menor producción significa que la compañía tendrá que amortizar los costos fijos del programa durante un periodo más largo, explicó Smith.

La suspensión de las entregas del Max a mediados de marzo tuvo como resultado una fuerte caída en los ingresos trimestrales de su división de aviones comerciales, que bajó de 12 mil 900 mdd en el mismo periodo del año anterior a 11 mil 800 millones de dólares.

Las utilidades operativas de esa unidad, que representa la mitad de la facturación del grupo, cayeron 17 por ciento para llegar a mil 700 millones de dólares, reflejando un golpe de 1 por ciento a los márgenes a causa del menor nivel de entregas del avión 737 Max. Boeing dijo que parte del impacto se pudo compensar con los márgenes más altos de su programa de aeronaves 787 de larga distancia.

Los resultados trimestrales son los primeros que presenta la compañía de Chicago desde que se dejó en tierra a los aviones Max, algo que puso en duda la credibilidad del fabricante de aviones comerciales más grande del mundo.

Boeing dijo que va a emitir una nueva directriz “en una fecha futura”, y agregó que “logra avances constantes en el camino hacia la certificación final para la actualización del software del 737 Max, con más de 135 vuelos de prueba y la producción de la actualización del software ya completos”.

La compañía trabaja en una solución para corregir las fallas en la forma en que opera el sistema antibloqueo del avión, conocido como MCAS (Sistema de Aumento de las Características de Maniobra). El sistema se introdujo en la última versión del avión de mayor venta del fabricante estadunidense de aeronaves y se identificó como un factor en los dos accidentes mortales, en los que fallecieron en total 346 personas.

El accidente de un avión de Ethiopian Airlines el 10 de marzo llevó a la acción de dejar en tierra la flota en todo el mundo cinco meses después de que ocurrió el primer accidente en Indonesia en el que se vio involucrado un avión Max. La nueva versión del 737 apenas entró en servicio en mayo de 2017.

Los ingresos a nivel de grupo fueron 2 por ciento más bajos para llegar a 22 mil 900 mdd, mientras que las utilidades cayeron 18 por ciento para llegar a 2 mil 350 millones de dólares. Las ganancias ajustadas por acción para el primer trimestre cayeron 13 por ciento para llegar a 3.16 dólares, en comparación con 3.64 dólares en el mismo periodo del año anterior.

Las acciones de Boeing se mantuvieron sin cambios durante las operaciones de la mañana en Nueva York, y registran un alza de 16 por ciento desde que comenzó el año.

Los analistas dijeron que las ganancias de Boeing en gran medida están en línea con las estimaciones de consenso de Wall Street que fueron rebajadas. “Los riegos para Boeing serían si hay un nuevo problema con el Max (no vemos evidencia de eso) o si los retrasos con motivaciones políticas se extienden mucho más allá del verano”, escribió Doug Harned, analista del sector aeroespacial de Bernstein, en una nota después de que se presentaron los resultados. La decisión de Boeing de reducir las tasas de producción del 737 a partir de mediados de abril de 52 a 42 por mes también va a afectar los resultados del segundo trimestre, dijeron los analistas de Wall Street, y señalaron que los resultados del primer trimestre solamente reflejaron el alto de las entregas desde mediados de marzo.

Los proveedores del Max y las aerolíneas que son clientes también empiezan a reportar los resultados del periodo que abarca la acción de dejar en tierra al Max.

Hexcel, un proveedor de Boeing, dijo el miércoles que sus resultados del primer trimestre no mostraron “ningún impacto negativo” por los recortes de producción del Max 737 ya que entraron en vigor después de que terminó el periodo del informe. Pero dijo que la incertidumbre sobre el Max lo vuelve cauteloso sobre el impacto que tendrá más adelante en el año. Boeing le pagaba a algunos proveedores para que mantuvieran el mismo ritmo de producción anterior de 52 aviones por mes, pero eso no ocurrió con Hexcel, dijo la compañía.

Boeing también se enfrenta a los llamados de una reorganización en la sala de consejo debido a la crisis de Max, con una importante firma asesora de accionistas que les dice a sus clientes que a Dennis Muilenburg se le debe retirar su doble función como presidente y director ejecutivo.

Y ADEMÁS

INVESTIGAN LA SEGURIDAD

Los comités del Congreso y el Departamento de Transporte de Estados Unidos están investigando la seguridad de la aeronave 737 Max, así como el papel que desempeñaron Boeing y la Administración Federal de Aviación (FAA, por sus siglas en inglés) en la certificación del avión como el hecho de que era seguro para volar.

DEBEN APROBAR NUEVO SOFTWARE

Los analistas del sector de aviación dijeron que no se sabe cuándo va a regresar al servicio el 737 Max, ya que la FAA, el regulador estadunidense, y otros reguladores de seguridad de todo el mundo deben aprobar primero la solución de software que presente Boeing.

LOS ACCIDENTES DEL MODELO

El primer accidente fue en octubre de 2018, el vuelo JT 610 de Lion Air cayó al mar cerca de Indonesia, dejando un saldo de 189 muertos. El segundo correspondió al vuelo ET302 de Ethiopian Airlines que se estrelló el 10 de marzo tras despegar de Adís Abeba, dejando 157 muertos. Según las autoridades etíopes dijo que la tripulación siguió los procedimientos recomendados.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.