• Regístrate
Estás leyendo: Donald Trump en aprietos por posible fraude
Comparte esta noticia
Miércoles , 24.04.2019 / 00:17 Hoy

Donald Trump en aprietos por posible fraude

FT Mercados

El presidente entra en una fase peligrosa de su mandato, conforme se acelerala investigación en su contra y se acercan las elecciones en el Congreso de EU.
Publicidad
Publicidad

A la fecha, fue el mejor día para Robert Mueller, el fiscal especial de Estados Unidos (EU), lo que significa que fue el peor para Donald Trump

Minutos antes de que se declarara culpable a su exdirector de campaña de varios cargos de fraude, el exabogado personal del presidente dijo que recibió instrucciones de Trump para violar la ley federal, a fin de encubrir sus relaciones con una exestrella del cine porno y una modelo. Se declaró culpables a los dos hombres de ocho cargos. Eso proporcionó la señal más clara de que la investigación de Mueller se acerca a Trump

El próximo mes, Paul Manafort, quien fue presidente de la campaña de Trump y personifica el pantano de Washington que su exjefe prometió drenar, enfrentará un juicio criminal por separado por conspirar contra EU. Él ya se enfrenta a una larga sentencia. 

La fiscalía recomendó una pena de hasta 63 meses para Michael Cohen, el fixer (una persona encargada de solucionar problemas) de mucho tiempo de Trump

Sin embargo, Mueller apenas rascó la superficie del problema. El drama con el presidente de EU se va a intensificar, pues hay tres riesgos inmediatos para él. 


El primero es que el presidente podría despedirlo. Ya intentó hacerlo dos veces. Además, antes de los últimos veredictos, Trump ya había llamado a Mueller un hombre “en desgracia y desacreditado”, y alegó que el exjefe del FBI —un republicano registrado— confabula con la gente de la excandidata demócrata, Hillary Clinton

Trump calificó al equipo de fiscales de Mueller como “rufianes” y “demócratas furiosos”. También comparó el trabajo del fiscal especial con las investigaciones del red scare (el temor contra los comunistas) que encabezó el senador Joe McCarthy en la década de 1950, para el cual el exabogado de Trump, el fallecido Roy Cohen, fue asesor legal. 

Solamente quedan 11 semanas antes de las elecciones de mitad de periodo para el Congreso. Los demócratas al parecer están en camino de recuperar la Cámara de Representantes y, posiblemente, el Senado

Una victoria en las elecciones le daría al Partido Demócrata el poder de comenzar un juicio político contra Trump, así como la capacidad de volver a nombrar a Mueller como fiscal especial del Congreso, en caso de que el presidente lo despida. El momento de mayor peligro para Mueller será en las próximas semanas. 

En segundo lugar, Trump puede contrarrestar a Mueller al emitir indultos en cualquier momento a Manafort, y a otros posibles objetivos, como Donald Trump Jr., el hijo del presidente, y Jared Kushner, su yerno. Una lluvia de perdones le quitaría al fiscal el poder de forzar su cooperación como testigos. Pero también provocaría que una futura mayoría demócrata en la Cámara comenzara con los procedimientos de un juicio político.

Trump ya se contradijo en Twitter al admitir que su hijo y su yerno sostuvieron una reunión en junio de 2016 con un abogado vinculado al Kremlin, para desenterrar la mugre de la campaña de Clinton.

El presidente afirmó que no tenía conocimiento de la conversación en la Torre Trump. Más tarde dijo que se trataba sobre las leyes de adopción rusas. La reunión de 2016 podría ser una parte clave para una acusación de que Trump conspiró con Rusia para influir en las elecciones de EU

El tercer riesgo para Mueller es que el poder judicial ponga obstáculos a su investigación. Trump dijo que no va a presentarse de forma voluntaria a un interrogatorio de Mueller. El fiscal especial probablemente tenga que emitir un citatorio para obligarlo a cumplir. La apelación de Trump podría llegar muy rápido a la Corte Suprema de EU

Si, como se espera, en las próximas semanas se confirma a Brett Kavanaugh, el nominado de Trump para la Corte Suprema, es más probable que el tribunal apoye su argumento de que no se puede obligar a testificar a un presidente en funciones. Kavanaugh escribió sobre cómo los tribunales no deben obstaculizar la capacidad del mandatario para hacer su trabajo. 

Cualquiera de estos riesgos puede llevar a EU al borde de una crisis constitucional. También podría tener un efecto impredecible en las elecciones de mitad de mandato. 

La mayor parte del pueblo estadounidense siente poco interés en los detalles de la investigación de 15 meses que realiza el fiscal especial. Pero tal vez eso cambie. De cualquier manera, la presidencia de Trump entra a una fase nueva y peligrosa. 

Las elecciones de mitad de periodo se convierten rápidamente en una competencia entre dos máquinas de indignación: la que afirma que el estado profundo lleva a cabo una cacería de brujas contra Trump, y la que cree que el presidente de EU es un delincuente. 

Los guionistas de House of Cards tal vez tengan que buscar otro trabajo. La realidad es mucho más sorprendente.





Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.