• Regístrate
Estás leyendo: Brexit: el inicio del divorcio
Comparte esta noticia
Domingo , 24.03.2019 / 17:57 Hoy

Brexit: el inicio del divorcio

El proceso de la compleja separación es desconocido y podría durar de 2 a 10 años. ¿Quién se quedará con qué? 

Publicidad
Publicidad

El voto de Gran Bretaña por Salir de la UE pone en marcha el divorcio más complejo del mundo. Hay guías generales sobre cómo proceder, pero la negociación será, en gran medida, improvisada. Las estimaciones sobre cuánto tiempo tomará varían de dos años hasta una década o más.

Para los funcionarios involucrados, es una tierra de nadie, legal y política. Un alto funcionario de la Unión Europea (UE) dijo: “Nos enfrentamos a miles de preguntas demenciales y no tendremos las respuestas en el corto plazo”.

El objetivo es desenmarañar los 43 años que Gran Bretaña perteneció al bloque, así como desmantelar y cortar el legado de soberanía compartida, y después volvera dar forma al mercado único más grande del planeta. Tres son los temas fundamentales:

1) En esencia, ¿qué acuerdos políticos y comerciales demandará Gran Bretaña del Brexit y si la UE los aceptará?

2) En la ejecución, ¿el acuerdo de salida -el divorcio y la ruptura de antiguas obligaciones- se logrará al mismo tiempo que un acuerdo que abarque el comercio posterior al Brexit? Si no, ¿es posible una transición para asegurar un aterrizaje suave?

3) En todo el continente, los mercados, funcionarios, presidentes y primeros ministros saben que Gran Bretaña y sus antiguos socios en la UE se embarcan en un viaje político potencialmente peligroso, van a navegar en gran medida en la oscuridad.

“Esta decisión puede desencadenar una montaña rusa emocional justo en toda Europa, cuyos efectos finales son imposibles de predecir”, dijo John Bruton, exprimer ministro irlandés.

El proceso, opciones sin establecer trayectoria

Para tranquilizar los nervios en el periodo posterior inmediato, los líderes de la UE quieren mostrar que hay medios puntuales y ordenados para separarse. En el caso del voto por “Salir”, Emmanuel Macron, ministro de Economía de Francia, dijo que los líderes de la UE se apresurarán a enviar un “mensaje y un calendario muy firme” sobre el Brexit. “En el interés de la UE, no podemos dejar ningún margen de ambigüedad o dejar que pase mucho tiempo”, dijo al periódico Le Monde.

Los abogados en Whitehall y Bruselas ven dos caminos diferentes. “El primero es bajo el Artículo 50 de los tratados de la UE -la llamada “cláusula de salida”- que establece un plazo de dos años renovables para que un país salga.

El segundo hace acuerdos para las futuras relaciones, desde el comercio hasta la cooperación en seguridad o aplicación de la ley. Esta es una negociación más compleja y, una vez acordada, es más difícil de ratificar. Requiere de la unanimidad y aprobación de más de 30 parlamentos europeos, nacionales y regionales, posiblemente después de referéndums nacionales.

Hay alternativas: una es intentar un divorcio bajo los términos británicos. La campaña de Leave (“Salir”) delineó sus planes para legislar en la Cámara de los Comunes para derogar inmediatamente algunas de las obligaciones con la UE, mientras aplazan la invocación de la cláusula de divorcio del Artículo 50 para quitarle a la UE la ventaja de tiempo.

Cualquier medida unilateral elevará fuertemente las tensiones con la UE. Bruselas analiza las opciones para tomar represalias, incluyendo suspender los privilegios que disfrutaron las empresa británicas bajo el mercado único. Sir Andrew Cahn, exdirector de UK Trade and Investment (Comercio e Inversión del Reino Unido), el organismo de promoción de comercio de Gran Bretaña, dijo que “actuar unilateralmente arrojará las leyes a la incertidumbre, y se corre el riesgo de una respuesta de ‘ojo por ojo’ de los demás. Puede ser una pendiente resbaladiza hacia un verdadero caos”.

La espera por respuestas políticas

Por ley, no va a cambiar nada fundamental para las empresas británicas en las próximas semanas, meses y posiblemente años. La ruptura formal de la UE todavía está lejos.

Pero Gran Bretaña entrará en una inestabilidad política mientras se resuelve el destino de David Cameron y su gobierno. Al liderazgo del partido conservador le puede tomar varios meses realizar una competencia para nominar a un nuevo primer ministro. No se pueden descartar las elecciones generales anticipadas.

Esto significa que es probable un retraso sustancial. El viernes comenzará el trabajo técnico a nivel de funcionarios. Pero ninguna negociación seria puede empezar hasta que Gran Bretaña decida cómo quiere llevar a cabo el divorcio, y qué arreglos solicitará después de la salida. La Cámara de los Comunes también tendrá voz sobre cualquier mandato para negociar el Brexit.

Los partidarios de “Salir”, como Michael Gove y Boris Johnson, defendieron la separación del mercado único totalmente y la negociación de un acuerdo comercial específico con la UE.

Algunos parlamentarios laboristas dijeron que lucharán por permanecer en el mercado único como país no miembro de la UE, incluso si esto implica aceptar obligaciones de libre circulación y proyectos presupuestarios de la UE.

La mayoría de los parlamentarios en los Comunes apoyaron el lado de Remain(“Permanecer”) en el referéndum. Mientras ese argumento se desarrolla a lo largo de 2016 y posiblemente más allá, Europa se quedará quieta.

“No habrá tiempo para visiones románticas. El lado de 'Salir' tendrá que enfrentarse a la realidad muy rápido”, escribió Adam Lazowski, profesor de derecho de la Universidad de Westminster. “A pesar de que las dos partes tienen mucho que perder, será uno contra 27. No será la UE la que deje a la Gran Bretaña, sino al revés”.

La transición y el riesgo del aterrizaje

Uno de los mayores riesgos económicos es la larga espera entre la salida de Gran Bretaña y los nuevos acuerdos comerciales. Donald Tusk, el presidente del Consejo Europeo, dijo que cancelar las obligaciones de los tratados será “relativamente fácil” y requerirá aproximadamente dos años. Esto regularizará los cargos pendientes del presupuesto y proyectos de gasto, los derechos heredados de expatriados en toda la UE y Gran Bretaña, y la salida de los ciudadanos británicos de las instituciones de la UE.

Pero Tusk agregó que será “mucho más difícil” negociar una nueva relación. Eso tomará, por lo menos, cinco años más “sin garantía de éxito”.

Francia y Alemania están abiertas a iniciar ese tipo de negociaciones comerciales en paralelo a las negociaciones del divorcio, pero no están dispuestas a dar alguna garantía de que los dos acuerdos van a concluir rápidamente al mismo tiempo, el escenario ideal para Gran Bretaña.

“Habrá una brecha”, dijo un diplomático que tiene una participación estrecha en la planeación. “Es impensable que entre en vigor un acuerdo comercial después de dos años”.

Un duro aterrizaje significa que Gran Bretaña tendrá que depender de los términos comerciales básicos de la Organización Mundial de Comercio, sin acceso privilegiado a los mercados europeos para las empresas del Reino Unido. Una transición más suave se puede arreglar, pero requerirá de un acuerdo entre los 28 miembros.

Si, por ejemplo, los estados miembros de la UE declaran rápidamente un acuerdo comercial, se puede aplicar en forma provisional mientras que el proceso de ratificación, largo e impredecible, comienza a nivel nacional.

Otra opción es regresar a un modelo establecido -como el de Noruega- para darle a Gran Bretaña acceso total al mercado único mientras avanza hacia su nuevo acuerdo comercial. Esto puede ser imposible para un gobierno Brexit: durante varios años tendría que vivir bajo las reglas de la UE en las que no tendrá influencia, pagar las cuotas de presupuesto de la UE y aceptar el libre tránsito de trabajadores, justo las cosas que muchos votantes rechazaron en el referéndum.

Los partidarios de la campaña de “Salir” que se llevó la victoria están optimistas de que al final va a prevalecer el sentido común.

Daniel Hannan, uno de los pensadores del Brexit más influyentes, señaló en una entrevista con EuroMoney el ejemplo de la secesión irlandesa y su concepción sangrienta y sus consecuencias. “Y sin embargo, aquí estamos casi 100 años después, todavía tenemos una zona común de libre circulación, reivindicaciones comunes de seguridad social, derechos de voto comunes, porque no le convenía a ninguna parte deshacer ese acuerdo”, dijo.

Los escépticos creen que los augurios políticos son menos prometedores. Gordon Bajnai, exprimer ministro de Hungría, dijo: “Hay demasiados factores cambiantes como para poder especular con claridad, pero la lógica de la política será una solución amarga, desagradable y no será técnicamente óptima”.

¿Cómo afecta el Brexit a México?

(Guillermina Ayala/Milenio). Conforme salieron los resultados del referéndum Brexit el jueves pasado en el Reino Unido, la libra sufrió una caída histórica de 10.17% frente al dólar, con lo que se ubicó en 1.35 dólares, su menor nivel desde 1985. Mientras que en México, el peso se depreció 6% al cerrar en 18.73 pesos por dólar, de acuerdo a datos de Banamex.

“Este impacto negativo en el peso se intensifica, hasta que se esclarezcan los pasos a seguir en la relación bilateral Reino Unido-Unión Europea. El tipo cambiario en nuestro país podría depreciarse por encima de los 19.20 por dólar”, dice CIBanco en su reporte. No obstante, los impactos serán a corto plazo.

Según CIBanco, la relación comercial entre México y Reino Unido se vería afectada, puesto que las preferencias comerciales actualmente otorgadas desaparecerían. En 2015, México exportó al Reino Unido 2,000 millones de dólares (mdd), principalmente autopartes, cervezas y electrónicos, e importó 2,300 mdd, en gran medida alcohol y medicina.

“Ambos países tendrían que volver a negociar un acuerdo comercial para que puedan seguir siendo válidas, pero este proceso puede demorar varios meses, lo que incrementaría el costo de operación de las empresas de ambos países que mantenían flujos comerciales bilaterales”, dice CiBanco.



Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.