• Regístrate
Estás leyendo: Ana Botín, millonaria y reina absoluta de la banca europea
Comparte esta noticia
Sábado , 23.03.2019 / 07:10 Hoy

Ana Botín, millonaria y reina absoluta de la banca europea

La presidenta del banco español Santander no solo es una de las personas más acaudaladas del planeta, sino que también una de las mujeres más poderosas.

Publicidad
Publicidad

El sol cae a plomo y la temperatura está cercana a los 40 grados en las calles de Madrid, España. Al interior del Palacio de Linares —justo frente a la plaza de las Cibeles— camina con paso firme una mujer que no solo es millonaria, sino una de las más poderosas del mundo, su nombre es Ana Patricia Botín y es la presidenta global del banco Santander.

Antes de inaugurar el XVI Encuentro Santander América Latina y demostrar por qué nadie dudó ni un segundo que sería la heredera del fallecido Emilio Botín, se da tiempo para tomarse una foto con los presentes y platica cordialmente con todo aquel que se le acerca. Segura, confiada y simpática, así se le nota a la presidenta del banco más grande de España y uno de los más importantes del mundo.

Ya en el estrado no tarda en demostrar que no está al frente de Santander por ser la hija mayor de don Emilio, sino por sus amplios conocimientos financieros y económicos que saca a flote al hablar a detalle de todos y cada uno de los países de Latinoamérica en los que el banco tiene presencia. Igual habla de la complicada situación económica de Argentina, que de los retos que tiene México por delante.

Ya lo dice Ana Samboal en su libro Ana Botín, nacida para triunfar: la reina de la banca. “La han preparado como se prepara a una princesa que un día ha de convertirse en reina”, y es que Ana no solo habla cinco idiomas, nació prácticamente en el banco y desde muy joven emprendió su propio camino en el sistema financiero. Su amplia experiencia es indiscutible.

Ana concluye su discurso y da pie a las preguntas de los reporteros latinoamericanos que acudieron al evento, firme ante el micrófono contesta con confianza todo lo que se le cuestiona. Frente a ella tiene a todos los directores generales de sus distintas filiales latinas y no duda en hacer pausas y dirigirse a ellos para que le informen sobre los avances de sus respectivas estrategias. Está claro quién manda en el banco.

Y cómo no irradiar confianza, Ana estudió en las mejores escuelas financieras de España, Suiza, Inglaterra y Estados Unidos, de hecho fue en la universidad de Harvard donde los cazatalentos la reclutaron para llevarla al mundo de la banca. Esto sin contar que Emilio Botín era su padre, quien siempre le exigió lo máximo, pues no tenía duda que sería su heredera al frente de Santander.

Aunque suene extraño, Ana Patricia no siempre quiso ser banquera, en el libro de Ana Samboal cuenta que cuando era niña soñaba con ser espía o periodista; sin embargo, su abuela paterna le quitó de un solo golpe esa idea de la cabeza cuando le dijo tajantemente: “los periodistas se mueren de hambre”.

Cuánta razón tenía su abuela, hoy la heredera Botín tiene 56 años, está al frente del decimotercer banco más grande del mundo, según el portal Economipedia, su fortuna supera los mil millones de dólares, y de acuerdo con la revista Expansión, es la décima mujer más poderosa del mundo.

Camino al trono

El 10 de septiembre de 2014 es una fecha importante en el mundo de la banca, fue cuando falleció Emilio Botín, el histórico presidente de Santander. Un hecho que si bien era lamentable no había tiempo para el luto, dado que la economía Española estaba en problemas y Santander es uno de sus pilares económicos. Es decir, como lo dijo el mimo presidente español, Mariano Rajoy, era urgente nombrar a su sucesor.

La decisión no fue difícil, y quienes estuvieron presentes en la reunión del consejo dicen que se resolvió en cuestión de minutos. No había nada qué pensar, Emilio Botín había preparado durante décadas a su primogénita Ana Patricia Botín para reemplazarlo en el trono, y así lo aceptaron todos los involucrados. La señal fue bien recibida por los inversionistas y las acciones de Santander se mantuvieron a salvo.

Trono

En 2014 Ana Patricia tomó la presidencia global del banco debido al falleciemiento de su padre Emilio Botín.

Sueño

De niña quería ser periodista, pero su abuela le advirtió que en el mundo de la información se moriría de hambre.

Camino

Su experiencia es indiscutible, habla cinco idiomas y siempre estudió en las mejores instituciones del mundo.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.