• Regístrate
Estás leyendo: UE rechaza la Europa “a la carta” de Cameron
Comparte esta noticia
Martes , 19.03.2019 / 19:24 Hoy

UE rechaza la Europa “a la carta” de Cameron

Los mandatarios europeos, que empezaron a preparar la salida de Reino Unido, se negaron a reformar la libre circulación de personas como reclamó el primer ministro.

Publicidad
Publicidad

Los mandatarios europeos empezaron ayer a marcar sus líneas rojas para eventuales negociaciones con Reino Unido sobre su marcha del bloque, en una primera reunión sin el primer ministro David Cameron en la que subrayaron su unidad.

La víspera en su último Consejo Europeo, el jefe de gobierno británico había solicitado tiempo para comunicar a sus socios comunitarios la voluntad de Reino Unido de abandonar el bloque, pero subrayó que, aunque se marcharan, querían mantener “una relación económica lo más cercana posible” dentro del mercado único.

Para ello pidió que la Unión Europea reforme primero “la libertad de circulación” de personas, uno de los temas clave de la campaña del referendo británico en el que venció la opción de abandonar el bloque.

La respuesta de sus socios ayer fue contundente. “No habrá un mercado único a la carta”, afirmó el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, al término de la reunión informal de los 27 jefes de Estado y de gobierno que quedan en la UE.

Para los mandatarios, el acceso al mercado interior supone el respeto de sus cuatro libertades de circulación: de bienes, de servicios, de capitales y de personas. Reino Unido deberá “contribuir financieramente” si quiere seguir comerciando sin trabas con los otros 27 países, aseguró a su vez el presidente francés, François Hollande.

Los 27 reiteraron que no habrá “ningún tipo de negociación”, mientras Londres no notifique formalmente su intención de marcharse en virtud del artículo 50 de los tratados europeos, y urgieron a Londres a hacer lo más rápidamente posible.

Cameron, quien dimitió tras el resultado del referendo al defender la opción europeísta, no notificará el brexit, sino que, a su juicio, esta responsabilidad corresponde a su sucesor al frente del gobierno y del partido a partir de septiembre.

El Partido Conservador de Cameron abrió ayer el proceso para sucederlo, con el ex alcalde de Londres Boris Johnson (pro brexit) como principal favorito, aunque la mejor posicionada en la operación “Cualquiera, menos Boris”, bautizada por la prensa británica, es la ministra del Interior, Theresa May.

Mientras, el opositor Partido Laborista planea convocar unas elecciones internas como salida al desafío planteado por su líder, Jeremy Corbyn, que se aferra al liderazgo de la formación a pesar de las numerosas peticiones de dimisión.

La victoria del brexit en la consulta abrió una crisis de consecuencias desconocidas, tanto en el Reino Unido como en la Unión Europea. En territorio británico, Escocia, donde se impuso en el referendo la permanencia en la UE, está decidida a seguir en el bloque.

“No subestimo el desafío, pero me alentó la escucha que encontré” en Bruselas, declaró la primera ministra escocesa, la independentista Nicola Sturgeon.

En este segundo día de cumbre, que llamaron informal por la ausencia de Cameron, no se pudieron “sacar las conclusiones” necesarias para las orientaciones del futuro del bloque, según Tusk. “Iniciamos una reflexión a 27 y nos reuniremos el 16 de septiembre para continuar nuestra discusión en Bratislava”, Eslovaquia, agregó.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.