• Regístrate
Estás leyendo: Trump y Clinton: se solicita vicepresidente
Comparte esta noticia
Viernes , 22.03.2019 / 22:53 Hoy

Trump y Clinton: se solicita vicepresidente

Ante su baja popularidad, ambos precandidatos necesitan un compañero de fórmula que pueda atraer al votante.

Publicidad
Publicidad

Quizá nunca antes dos precandidatos que buscan la presidencia de Estados Unidos habían necesitado tanto de sus compañeros de fórmula como los requieren hoy en día Hillary Clinton y Donald Trump.

Los líderes de los partidos Demócrata y Republicano en la carrera a la Casa Blanca en 2016 son inusualmente impopulares a escala nacional, según los sondeos, pese a su éxito con votantes en sus respectivos movimientos políticos. Clinton no ha logrado entusiasmar entre la población, mientras que Trump es muy mal visto entre las mujeres y las minorías encuestadas.

Sus debilidades solo aumentan la importancia de su candidato a la vicepresidencia, que posiblemente podría ayudarlos a generar apoyo entre segmentos demográficos clave antes de las elecciones del próximo 8 de noviembre, si cada uno de ellos logra la nominación de su partido.

Grupos de interés hispanos están presionando a Clinton para que elija un compañero de fórmula latino. La persona más mencionada, el secretario de Vivienda y Urbanismo, Julián Castro (texano y con ascendencia mexicana), cuenta con la oposición de activistas liberales que lo acusan de favorecer a empresas de Wall Street en la venta de hipotecas con problemas.

“Estos ataques contra el secretario Castro son completamente infundados (...) y solo sirven para hacer que nos enfrentemos unos a otros”, comentó Cristóbal Alex, presidente del Latino Victory Fund, un grupo de interés no partidista que está presionando para la elección de un candidato a vicepresidente latino.

El estratega demócrata Joe Velásquez, que respalda a Clinton, dijo que un compañero de fórmula hispano podría hacer la diferencia en estados indecisos, como Florida, Colorado, Nevada y Virginia, que tienen grandes poblaciones latinas.

El multimillonario Donald Trump, por su parte, ha manifestado su preferencia por un funcionario que detente un cargo público en vez de un neófito como él y ha mencionado específicamente al gobernador de Wisconsin Scott Walker, al senador por Florida Marco Rubio (de origen cubano) y al gobernador de Ohio, John Kasich. Todos ellos han rechazado la idea.

El estratega republicano Tony Fratto comentó que el magnate podría verse forzado a recurrir a “tipos al final de sus carreras, no a personas que crean que tienen un futuro. Alguien en sus últimas actividades que no tenga nada que perder al aceptar una oferta de Trump”.

Tanto las campañas de Clinton como de Trump se rehusaron a comentar sobre las especulaciones de candidatos a la vicepresidencia que inundan a la prensa, a las redes sociales y a los pasillos académicos y políticos y dijeron que permanecen enfocados en ganar sus respectivas contiendas a la nominación de sus partidos.

Usualmente, la selección de los candidatos a la vicepresidencia demora semanas después de que el aspirante a la Casa Blanca gana la nominación de su partido y son anunciados poco antes de las convenciones partidistas, que este año, tanto republicanos como demócratas, las tienen convocadas para julio.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.