• Regístrate
Estás leyendo: Esto pasó con el periodista asesinado en el consulado de Estambul
Comparte esta noticia

Esto pasó con el periodista asesinado en el consulado de Estambul

Jamal Khashoggi se refugió en Estados Unidos en 2017 por temor a ser detenido después de haber criticado algunas decisiones del príncipe heredero saudita, Mohamed bin Salmán.
Publicidad
Publicidad

Desde que Arabia Saudita dijera que el periodista Jamal Khashoggi ingresó al consulado el 2 de octubre, hasta que Riad anunció este sábado que había muerto en su consulado en Estambul, este es un recuento de lo que sucedió con el comunicador de The Washintong Post

El periodista saudita se había refugiado en Estados Unidos en 2017 por temor a ser detenido después de haber criticado algunas decisiones del príncipe heredero saudita, Mohamed bin Salmán, y la intervención militar de Riad en Yemen. 

La desaparición 

El 2 de octubre a las 13:14 horas, Jamal Khashoggi entró al consulado saudita en Estambul, según una imagen de la cámara de vigilancia publicada por el diario estadunidense The Washington Post, con el que colaboraba el periodista.   

Khashoggi fue al consulado para realizar un trámite con vistas a su futura boda, según su prometida turca.

El 3 de octubre, la presidencia de Turquía afirmó que el periodista se encontraba en el consulado saudita.

El 5 de octubre en una entrevista con la agencia Bloomberg, el príncipe heredero afirmó que Khashoggi entró al consulado, pero que salió poco después e invitó a las autoridades turcas a inspeccionar los locales.

Asesinado en el consulado

El 6 de octubre una fuente cercana al gobierno turco declaró que la policía sopesaba "que el periodista fue asesinado en el consulado por un equipo que vino especialmente a Estambul y se fue el mismo día", lo que después Riad desmintió.

El 7 de octubre, el presidente turco Recep Tayyip Erdogan dijo estar a la espera de los resultados de la investigación.

The Washington Post pidió a Estados Unidos "exigir respuestas firmes y claras" a Riad. "El cuerpo de Khashoggi fue probablemente troceado y colocado en cajas antes de ser transferido en avión fuera del país", afirmó el diario.

El 8 de octubre, Erdogan declaró que Riad debía "probar" que el periodista había salido del consulado.

El 10 de octubre, las televisiones turcas difundieron imágenes de cámaras de vigilancia en las que se veía llegando a Estambul a los sauditas sospechosos de haber dirigido la operación, y una furgoneta entrando en el consulado antes de dirigirse a la residencia del cónsul. 

El día anterior, algunos medios habían mencionado la posibilidad de que el periodista hubiera sido secuestrado y llevado a Arabia Saudita.

Según The Washington Post, Ankara afirmó a Washington que poseía grabaciones de audio y de video que mostraban cómo Khashoggi había sido "interrogado, torturado y después asesinado" en el interior del consulado, antes de que su cuerpo fuera desmembrado.

Presiones a Riad

El 13 de octubre, el presidente estadounidense, Donald Trump, admitió que Arabia Saudita podría estar detrás de la desaparición, y amenazó a Riad con un "castigo severo", aunque excluyó una suspensión de la venta de armas.

El 15 de octubre, Trump sugirió, tras una conversación telefónica con el rey Salmán, que la desaparición del periodista "podría ser obra de asesinos fuera de control".

El 16 de octubre, el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, afirmó que Riad estaba a favor de una investigación "exhaustiva", después de sendos encuentros con el rey y el príncipe heredero.

Trump reclamó la aplicación del principio de presunción de inocencia a favor de Arabia Saudita.

Nuevas pistas

El 17 de octubre, un diario progubernamental turco, que afirmó basarse en grabaciones de audio realizadas en el interior del consulado informó que el periodista había sido torturado dentro antes de ser "decapitado" por agentes sauditas.

Según New York Times, uno de los hombres identificados por las autoridades turcas como parte del equipo sospechoso de haber perpetrado el asesinato pertenece al entorno del príncipe heredero y otros tres a los servicios de seguridad.

El 18 de octubre, Trump reconoció por primera vez que Khashoggi estaba probablemente muerto y amenazó a Riad con consecuencias "muy graves" si se confirmaba su responsabilidad.

El 19 de octubre, los medios turcos indicaron que los investigadores habían ampliado su búsqueda hasta un bosque de Estambul donde, según un canal de televisión privado, se había dirigido un coche con matrícula diplomática el 2 de octubre, tras abandonar el consulado saudí.

Los investigadores turcos ya habían registrado el consulado y la residencia del consul saudí.

Pompeo avisó que Estados Unidos disponía de una "amplia gama" de sanciones posibles contra Arabia Saudita si se demostraba su implicación en la desaparición del periodista.

Riad reconoce la muerte

Arabia Saudita reconoció el viernes 19 de octubre que Khashoggi había muerto en el consulado y anunció una restructuración de sus servicios de inteligencia.

"Las conversaciones entre Jamal Khashoggi y las personas con las que se entrevistó en el consulado del reino en Estambul (...) degeneraron en una pelea, que provocó su muerte", indicó la agencia oficial SPA, citando a la fiscalía.


bgpa

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.