• Regístrate
Estás leyendo: Detienen en EU a sobrecargo 'dreamer' tras viajar a México
Comparte esta noticia
Lunes , 22.04.2019 / 06:18 Hoy

Detienen en EU a sobrecargo 'dreamer' tras viajar a México

Selene Saavedra Román, originaria de Perú, salió del país por cuestiones de trabajo, pero a su regreso fue detenida y enviada a un centro para migrantes; tras cinco semanas fue puesta en libertad.
Publicidad
Publicidad

Una sobrecargo de Texas que estaba registrada en el programa DACA voló a México por cuestiones de trabajo y al regresar fue detenida por autoridades migratorias estadunidenses, que la mantuvieron así más de un mes, señaló su abogada.

Selene Saavedra Román, de 28 años, quien migró ilegalmente desde Perú cuando era niña y estaba amparada por el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia, fue liberada el viernes de un centro de detención en Conroe, Texas, según un comunicado del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas.

Casada con un estadunidense, Saavedra Román le expresó su preocupación a Mesa Airlines acerca de su estatus migratorio después de que se le asignó laborar en un vuelo internacional, dijo su abogada Belinda Arroyo.

La aerolínea le aseguró que no pasaría nada, pero las autoridades estadunidenses la detuvieron al regresar a Houston el 12 de febrero, y permaneció así más de cinco semanas, dijo Arroyo.

Poco después de que Arroyo, su esposo, la aerolínea y una asociación de sobrecargos exigieran públicamente su liberación, Saavedra Román llamó a su esposo para decirle que saldría.

“Nunca le debieron aconsejar que podía viajar”, dijo Arroyo. “Fue un gran error”.
“Estaba llorando y dijo ‘Por favor, ven por mí’”, dijo su esposo David Watkins a los reporteros.

El ICE indicó que estaba examinando su estatus. Previamente, la agencia dijo que Saavedra Román no tenía un documento válido para entrar al país y estaba detenida mientras pasaba por los procedimientos de las cortes migratorias.

El Servicio de Ciudadanía e Inmigración —la agencia a cargo de supervisar el DACA— se negó a comentar sobre el caso. Sin embargo, en su sitio web dice que quienes salen al extranjero sin un documento especial que les permita hacerlo dejan de estar protegidos por el programa.

La agencia ya no emite el documento a los registrados en el programa, según el sitio web.

El gobierno del presidente Donald Trump intentó poner fin al programa de la época de Barack Obama, pero fue bloqueado en las cortes. Ya no se han admitido nuevas solicitudes de inscripción, pero se siguen renovando los documentos a cientos de miles de migrantes ya registrados.

En un comunicado conjunto con la Asociación de Sobrecargos, el director ejecutivo de Mesa, Jonathan Ornstein, pidió disculpas a Saavedra Román y solicitó a las autoridades estadunidenses liberarla, argumentado que era injusto detener a alguien “por algo que no fue más que un error administrativo y un malentendido”.

Saavedra Román tiene programado comparecer ante un juez migratorio en abril, dijo Arroyo.

Fue llevada al país de niña y asistió a la Universidad Texas A&M, en donde conoció a su esposo David Watkins.

Watkins dijo que en un principio no estaba preocupado por su viaje porque ya habían obtenido aprobación del ICE para que ella solicitara su residencia como esposa de un estadunidense. Saavedra Román no tiene antecedentes penales y paga impuestos desde hace mucho, agregó, y consultó con su empleador antes de hacer el viaje.

Pero fue detenida. Él sólo podía visitarla una vez a la semana y verla a través de un grueso cristal. Se le oía desesperada.

“Le dije ‘Incluso si te deportan a Perú, simplemente me iré contigo’”, les dijo a los reporteros. “Pase lo que pase en el futuro, no me daré por vencido. Seguiré luchando”.

En un comunicado, el sindicato que representa a Saavedra Román y a sus colegas indicó que lo sucedido “resalta la urgencia de una reforma migratoria con sentido común y una solución para los niños estadunidenses que forman parte del DACA”.


VJCM​

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.