• Regístrate
Estás leyendo: Erdogan acusa a EU de iniciar guerra comercial contra Turquía
Comparte esta noticia
Martes , 26.03.2019 / 04:49 Hoy

Erdogan acusa a EU de iniciar guerra comercial contra Turquía

El mandatario denuncia que se ha utilizado al dólar, al euro y al oro como parte de un “complot cambiario” contra de la lira de su país.
Publicidad
Publicidad

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, acusó este sábado a Estados Unidos de librar una “guerra económica” contra su país, achacando a Washington las actuales dificultades económicas de su país.

En un discurso en Rize, una provincia en el noreste, Erdogan dijo que los dólares, los euros y el oro “son las balas, los proyectiles y los misiles que se están usando en esta guerra económica contra nuestro país”.

El mandatario negó que su país estuviera atravesando por una crisis cambiaria y desestimó el desplome de la lira, al decir que se trataba de “fluctuaciones” que no tienen nada que ver con los fundamentos de la economía.

En declaraciones después de que el presidente estadunidense, Donald Trump aumentara los aranceles contra importaciones de acero y aluminio turcos hasta 50 por ciento y 20 por ciento, respectivamente, Erdogan describió la caída de 18 por ciento de la lira, hasta un mínimo histórico, como los “misiles”.

El dirigente dijo que quienes complotaron contra Turquía en un golpe de estado fallido en julio de 2016 ahora estaban intentando atacar al país apuntando a su economía y anunció represalias.

“Quienes no pueden competir contra nosotros en terreno han iniciado complots en internet sobre la moneda que no tienen nada que ver con las realidades de nuestro país, con su producción y su economía real”, aseguró.

“El país no se está derrumbando, no está siendo destruido ni está en bancarrota ni en crisis”, declaró, y añadió que la forma de salir del “complot cambiario” era elevando la producción y “minimizando las tasas de interés”.

La lira turca ha perdido alrededor de 40 por ciento solo este año, en su mayoría por las preocupaciones en torno a la influencia de Erdogan sobre la economía, su postura ante las tasas de interés y el deterioro de las relaciones con EU.

El desplome de la lira turca sacudió el viernes las acciones en el mundo y los mercados emergentes, mientras que el temor a más complicaciones llevó a los inversores a buscar la seguridad de activos como el yen y los bonos del gobierno de EU.

A los mercados les preocupan las orientaciones de la política económica de Erdogan y el rechazo del banco central turco a elevar las tasas de interés para frenar una inflación que en julio llegó casi a 16 por ciento interanual.

Muchos economistas consideran que es necesaria un alza masiva de las tasas de interés para regular la inflación y apoyar la lira.

Sin embargo, Erdogan afirmó ayer que “las tasas de interés deberían mantenerse al mínimo porque son una herramienta de explotación que empobrece a los pobres y enriquece a los ricos”.

Los bajos tipos han fomentado un llamativo crecimiento de la economía turca, basada sobre todo en el consumo interno, lo que según los analistas ha contribuido a contentar al electorado y ha facilitado las sucesivas victorias de Erdogan y de su partido, el islamista Justicia y Desarrollo (AKP), en elecciones y plebiscitos en 2014, 2015, 2017 y el pasado junio.

En el aspecto externo, Washington y Ankara han reñido por una amplia serie de temas, desde los intereses divergentes sobre Siria, la ambición de Erdogan de comprar sistemas de defensa a Rusia y el caso del pastor evangélico Andrew Brunson, quien está siendo sometido a juicio en Turquía por acusaciones de terrorismo.

Sobre el caso, Erdogan advirtió ayer a EU que está arriesgando su relación con un “socio estratégico” debido a su exigencia de que Turquía ponga en libertad al religioso.

“Solo nos inclinamos ante Dios. Está mal intentar castigar a Turquía por un religioso que está aquí. Me dirijo a Estados Unidos una vez más. Es una lástima. Están intercambiando a un socio estratégico en la OTAN por un pastor. Solo haremos lo que la justicia requiera”, retó Erdogan.

La fiscalía turca pide hasta 20 años de cárcel para Brunson, detenido hace dos años y acusado de vínculos tanto con la guerrilla kurda del PKK como con el clérigo islamista Fethullah Gülen, exiliado en EU y al que Ankara acusa del fallido golpe de Estado de 2016.

EU impuso hace una semana sanciones económicas contra dos ministros turcos implicados en el arresto de Brunson.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.