• Regístrate
Estás leyendo: El Brexit golpea la campaña electoral en España
Comparte esta noticia
Miércoles , 24.04.2019 / 00:04 Hoy

El Brexit golpea la campaña electoral en España

La salida del Reino Unido de la zona euro golpeó la campaña electoral para las votaciones del domingo, donde la derecha, se dijo garante de la estabilidad frente al partido anti austeridad Podemos.

Publicidad
Publicidad

La salida del Reino Unido de la zona europea repercutió hoy en el cierre de la campaña en España. El terremoto causado por el "sí" británico a dejar la Unión Europea (UE) alentó el discurso contra Podemos en los partidos que, junto al de Pablo Iglesias, tendrán en sus manos la gobernabilidad de España tras las elecciones del domingo.

"No es momento para añadir incertidumbres", dijo Mariano Rajoy en la declaración institucional en La Moncloa con la que a primera hora de la mañana reaccionó al desmembramiento de la UE.

El líder del conservador Partido Popular (PP) y aspirante a un segundo mandato, Mariano Rajoy, apostó como garante de estabilidad y europeísmo y aprovechó la tregua: el escándalo que amenaza con amargar las elecciones al PP, el de las grabaciones al ministro del Interior que apuntan a una conspiración de su gobierno contra el independentismo catalán, quedó hoy diluido por el "Brexit".

A dos días de unas elecciones en las que las encuestas vaticinan que Podemos se convertirá en la segunda fuerza tras el PP, Rajoy, el socialista Pedro Sánchez (PSOE) y el liberal Albert Rivera (Ciudadanos) hallaron munición contra Pablo Iglesias en su defensa del fin de las políticas de austeridad de la UE, en la reclamación de la devolución de una parte de la soberanía a los Estados y en su propuesta de un referendo de autodeterminación en Cataluña.

"Ya estamos viendo lo que producen los referendos: trasladan a la ciudadanía soluciones que deben resolver los partidos", dijo Pedro Sánchez, que se arriesga a una muerte política si el PSOE, como dicen las encuestas, es sustituido como referencia de la izquierda por Unidos Podemos, la coalición electoral que lidera Pablo Iglesias.

"Tenemos que hacer una reflexión sobre la irresponsabilidad de algunos de trasladar soluciones binarias, de sí o no, a problemas complejos", insistió el socialista.

En los últimos días, politólogos y sociólogos avanzaron ya que el triunfo del "Brexit" en Gran Bretaña podría perjudicar a Podemos si los demás partidos construían un discurso del miedo.

La formación izquierdista había apostado públicamente por la permanencia de Reino Unido en la UE, pero hoy mostró cierta comprensión con la decisión de los británicos. "Día triste para Europa", proclamó Iglesias. "Debemos cambiar de rumbo. De una Europa justa y solidaria nadie querría irse".

El líder de Ciudadanos, el cuarto partido en las encuestas, tiró a raíz del "Brexit" tanto contra Podemos, pero aprovechó también el dardo contra el PP, con el que se disputa los votantes.

"Me preocupa que en España nos quedemos bloqueados en el miedo y el inmovilismo, que no hagamos nada, que es lo que promueve el PP, porque eso da alas al populismo", dijo Rivera.

Hasta hoy, el referéndum en Reino Unido apenas había ocupado tiempo en el discurso de los candidatos españoles. En las últimas dos semanas básicamente se dedicaron a hablar de los vetos mutuos que se imponen de cara a las negociaciones postelectorales, que si fracasan como ocurrió tras las elecciones de diciembre, abocarán al país a unas terceras elecciones antes de que acabe el año, con consecuencias económicas imprevisibles.

Hoy, sin embargo, en España prácticamente se habló solo de la decisión de los británicos de dejar la UE, poniendo un broche cuanto menos extraño al cierre de la campaña electoral.

Cómo influirá el "Brexit" en el voto ciudadano no se sabrá hasta el domingo. El sábado es jornada de reflexión, ya no se puede pedir el sufragio y desde el pasado lunes, tampoco publicar encuestas.

En cualquier caso, el futuro político de España no quedará aclarado cuando se abran las urnas. Los sondeos pronostican que los españoles votarán de forma similar a como hicieron hace seis meses.

La única diferencia en estos comicios es la coalición electoral en la que se han unido Podemos e Izquierda Unida (IU), que aprovechará los 700 mil votos de ese último partido que se perdieron por la Ley D'Hont en los anteriores comicios y según las encuestas situará a la alianza por delante del PSOE. Pero si este no apoya a Iglesias, el líder de Podemos no tendrá nada que hacer.

El PP de Rajoy volverá a ser el más votado, aunque sin apoyos externos nada podrá hacer él para ser investido. El PSOE se niega a entrar en una gran coalición con el PP y Ciudadanos, como lleva meses defendiendo Rajoy, y el partido liberal, el único que deja abierta la puerta a la negociación con la formación conservadora, pide para ello un paso atrás del aún jefe de gobierno en funciones.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.