• Regístrate
Estás leyendo: Amenaza con ‘hundir’ a Macri caso del ‘San Juan’
Comparte esta noticia
Martes , 19.03.2019 / 13:35 Hoy

Amenaza con ‘hundir’ a Macri caso del ‘San Juan’

La reacción poco eficaz de la Marina argentina tras la desaparición del submarino obliga al mandatario a depurar a las fuerzas armadas para evitar un daño severo a su gobierno.

Publicidad
Publicidad

Un submarino es un artefacto de guerra diseñado para no ser encontrado. Un submarino existe para estar oculto. El problema surge cuando uno de estos submarinos —el ARA San Juan con 44 tripulantes se pierde en el Atlántico Sur. Si a esto se le agrega una patológica compulsión por el secretismo de la que sufre la Marina argentina, el asunto puede convertirse en un coctel explosivo, en un misil que impacte en la línea de flotación del gobierno de Mauricio Macri.

Lo cierto es que la Marina de Guerra argentina le ocultó tanto al presidente Macri como al ministro de Defensa, Óscar Aguad, durante 48 horas que la fuerza había perdido todo contacto con el sumergible después de que este sufriera una avería.

El asunto rozó el ridículo cuando el ministro Aguad debió admitir que se enteró de la desaparición del navío a través de un portal de noticias.

El presidente argentino se dirigió entonces al edificio de la Armada y frente a sus más estrechos colaboradores increpó al jefe de la fuerza. “¿Qué pasó?”, preguntó mirando al almirante Jorge Srur a los ojos. “No sabemos”, respondió. “¿Dónde está?”, reviró Macri. “No sabemos”, repitió el jefe naval en un diálogo digno de los hermanos Marx.

El intento fallido de mantener en secreto la desaparición del submarino no ha hecho otra cosa que desnudar una crisis entre la Marina y el titular de la presidencia, que también es el comandante en jefe.

Además, la incertidumbre y las versiones contradictorias han alimentado teorías conspirativas del porte de un buque: que el ARA San Juan cumplía una misión secreta (falso); que el ARA San Juan pudo haber sido torpedeado por un barco extranjero (falso).

Solo falta que alguien eche a rodar la teoría de que el submarino fue abducido por alienígenas, cosa que con el correr de los días y la creciente incertidumbre de los familiares de los tripulantes todavía puede llegar a ocurrir.

Lo que hasta hoy se sabe es que el ARA San Juan zarpó el lunes 13 de noviembre desde el muelle militar de Ushuaia, en el extremo sur de Argentina con 44 tripulantes hacia la Base Naval de Mar del Plata. Que el miércoles 15 hubo un incendio a bordo y que —según el comandante-, el fuego fue sofocado, pero tres horas después perdió comunicación con tierra cuando se encontraba a 430 kilómetros de la Península de Valdez.

Nunca llegó a destino. Más tarde se supo que tres hidrófonos ubicados a miles de kilómetros de distancia y dedicados a monitorear ensayo nucleares clandestinos habían registrado una explosión submarina el mismo día y a la misma hora de la desaparición de la nave.

Para que un submarino pierda de manera simultánea la capacidad de flotación y de comunicación, lo más probable —dicen los expertos consultados por MILENIO—, es una explosión en las baterías producida por una combinación de ácidos que entraron en contacto con el agua cuando se sofocó el incendio anterior. Por ese motivo, los tripulantes no alcanzaron ni siquiera a activar los mecanismos de emergencia.

Este viernes, en su primera aparición pública sobre el tema, Macri afirmó que el ARA San Juan estaba en perfectas condiciones de navegabilidad, desterrando las versiones que pretendían achacar el suceso a una mala reparación efectuada tres años antes por el gobierno de Cristina Fernández.

Ayer, en plena búsqueda, el jefe de la base de Mar del Plata pidió su retiro. En cuanto concluyan las tareas de rescate, Macri procederá a descabezar a las cúpulas de las tres Fuerzas Armadas.

A poco de cumplir dos años de gobierno, el trágico destino de la ballena metálica parece haberle recordado una frase acuñada por el político y periodista francés Georges Clemenceau (1841-1929): “La guerra es un asunto demasiado serio para dejarla en manos de los militares”.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.