• Regístrate
Estás leyendo: Carter dio a Putin mapas con las posiciones del EI
Comparte esta noticia
Viernes , 26.04.2019 / 09:23 Hoy

Carter dio a Putin mapas con las posiciones del EI

Moscú afirma que el ex presidente de Estados Unidos le proporcionó las ubicaciones en Siria para bombardear con “mayor precisión”.

Publicidad
Publicidad

El ex presidente de Estados Unidos Jimmy Carter entregó al gobierno ruso mapas con las posiciones del grupo ultrarradical Estado Islámico (EI) y de otros grupos yihadistas en Siria, según informó ayer la cancillería rusa.

"Jimmy Carter se dirigió a nosotros con la propuesta de enviarnos los mapas en poder de su centro (Centro Carter) sobre las actuales posiciones de los bandos en combate en Siria", dijo María Zajárova, vocera de la cancillería rusa.

Esos mapas "incluyen las posiciones de las fuerzas gubernamentales, EI y otros grupos".

"Los datos no son secretos. La mayoría están puestos en la web del centro que dirige Carter. Sea como sea, hemos recibido con gratitud el gesto del ex presidente estadunidense", agregó.

La diplomática destacó que, "evidentemente, Carter aboga por aunar esfuerzos en la lucha contra el terrorismo y está preocupado por el destino del pueblo sirio".

Jimmy Carter, quien aseguró conocer "muy bien" al presidente ruso, Vladímir Putin, envió la pasada semana un mensaje al jefe del Kremlin en el que le preguntó si quería "una copia de nuestro mapa para que pueda bombardear con mayor precisión en Siria".

"Así que en el futuro, si Rusia no alcanza los objetivos correctos, ustedes sabrán que no es culpa de Putin, sino mía", apuntó Carter, quien agregó compartir con el líder ruso la afición a la pesca con mosca.

Carter, de 91 años y que fue presidente demócrata de Estados Unidos entre 1977 y 1981, ya tachó en 2013 de "innecesaria" la intervención militar estadunidense en Siria.

Sin embargo, el Pentágono recordó que EU no está dispuesto a cooperar con Rusia en materia de estrategia contra el terrorismo en Siria.

En ese contexto, Putin denunció ayer el "doble juego" de las potencias occidentales con los grupos terroristas en Siria, al tiempo que el ejército ruso aseguró haber dejado "fuera de combate" a muchos de ellos.

"Siempre resulta difícil jugar un doble juego: decir que se lucha contra los terroristas y al mismo tiempo intentar usar a una parte de ellos para perseguir sus propios intereses" en Medio Oriente, afirmó Putin.

Para Putin es una ilusión creer que luego sea posible deshacerse de ellos.

"No hay que jugar con las palabras y clasificar a los terroristas en moderados y no moderados. ¿Qué diferencia hay? probablemente decapiten a la gente de modo moderado o con cortesía", ironizó.

Según el general ruso Andrei Kartapolov, sus aviones han destruido 819 "objetivos terroristas", incluyendo centros de comando, depósitos de municiones y campos de entrenamiento.

Rusia, que lleva a cabo bombardeos en Siria desde el 30 de septiembre, afirma que estos ataques buscan debilitar tanto a los yihadistas del grupo Estado Islámico como a otros "terroristas", pero Washington sostiene que la verdadera intención de Moscú es apoyar a las fuerzas leales al presidente sirio, Bashar Asad.

En contraparte, el gobierno estadunidense acusó ante Naciones Unidas (ONU) a Moscú de estar reforzando al EI al centrar sus bombardeos en Siria contra los grupos de la oposición moderada al gobierno de Asad.

Según la representante de EU ante la ONU, Samantha Power, "al atacar a grupos no extremistas, Rusia ha promovido de forma perversa la fuerza relativa del EI, que ha aprovechado la campaña para hacerse con nuevos territorios en la zona rural de Alepo".

Esa campaña, recordó, ha desplazado en poco tiempo a unos 85 mil civiles, según datos de la ONU.

Ayer desde Berlín, el secretario de Estado de la Unión Americana, John Kerry, reforzó esta postura señalando que Bashar Asad es un obstáculo en los esfuerzos por lograr una salida política a la guerra civil que sufre el país desde 2011.

Sin embargo, la campaña en Siria ha traído al mandatario ruso buenos dividendos dentro de su país pues de acuerdo a un nuevo sondeo, su índice de popularidad alcanzó un nuevo récord.

El máximo histórico de aprobación popular de Putin se encuentra en estos momentos en 89.9%, según la encuesta difundida por el centro demoscópico Opinión Pública (VTsIOM, por sus siglas en ruso) que, de acuerdo a los sociólogos "obedece, en primer lugar, a los acontecimientos en Siria, a los ataques de la aviación rusa contra las posiciones de los terroristas".

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.