• Regístrate
Estás leyendo: Entre forcejeos y gritos, así arrestaron a Julian Assange
Comparte esta noticia
Jueves , 25.04.2019 / 12:08 Hoy

Entre forcejeos y gritos, así arrestaron a Julian Assange

Con barba larga, esposado y gritando, Assange salió de la embajada de Ecuador rodeado de policías que lo subieron a una furgoneta para trasladarlo a un tribunal, donde lo declararon culpable.
Publicidad
Publicidad

Varios agentes de la policía sacaron por la fuerza y esposado al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, de la embajada ecuatoriana en Londres.

Las imágenes que grabaron el momento en que el activista australiano, de 47 años, muestran a Assange resistiéndose, forcejeando y gritando mientras los policías lo meten de manera apresurada en una furgoneta que aguarda su salida, y que lo traslada a una comisaría de la capital para ser interrogado.

Assange llevaba asilado en la legación de Ecuador en Reino Unido desde el 19 de junio de 2012.

Testigos indicaron a medios británicos que Assange "gritaba y forcejeaba" cuando los agentes lo sacaron del edificio: "Parecía encontrarse débil y estaba rodeado de policías", añadió esa fuente.

Tras conocerse el arresto del activista, a la embajada de Ecuador se acercó un grupo de simpatizantes de Assange, portando pancartas en las que se leía: "Liberen a Julian".

Assange pidió ayuda, hace casi siete años, al gobierno ecuatoriano a fin de evitar su entrega a Suecia, que solicitaba entonces su extradición por presuntos delitos sexuales.

El portal WikiLeaks confirmó que Ecuador canceló el asilo político concedido a Assange y consideró "ilegal" esa decisión, que calificó de "violación del derecho internacional".

La detención del australiano se produjo en virtud de una orden de arresto cursada por la Corte de Magistrados de Westminster (Londres) el 29 de junio de 2012, cuando el exhacker decidió no presentarse ante la Justicia.

jos

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.