• Regístrate
Estás leyendo: A 2 meses de 'María', Puerto Rico sigue sin electricidad
Comparte esta noticia
Jueves , 25.04.2019 / 17:50 Hoy

A 2 meses de 'María', Puerto Rico sigue sin electricidad

El ex presidente estadunidense, Bill Clinton, visitó la isla afectada por el huracán, donde que el abasto de electricidad es del 42 por ciento y hay 29 mil personas desempleadas.

Publicidad
Publicidad

El ex presidente estadunidense Bill Clinton visitó este lunes Puerto Rico, que aún está a oscuras y batalla con el éxodo y el desempleo derivados de la destrucción que dejó hace dos meses el huracán María.

Clinton reclamó que el Congreso federal proporcione más dinero a este territorio de Estados Unidos.

TE RECOMENDAMOS: Marchan en Washington por falta de ayuda a Puerto Rico

"El Congreso debe dar más dinero, pues las necesidades a largo plazo no se alcanzan con la economía interna", dijo el ex mandatario durante una visita a los municipios de Canóvanas y Loíza, ambos en el nordeste de Puerto Rico.

La Fundación Clinton anunció por escrito que envió a esta isla de 3.4 millones de habitantes 76 toneladas de medicinas y equipos médicos.

La semana pasada, Puerto Rico pidió a Washington 94 mil millones de dólares en ayuda para recuperarse de los ataques de María el 20 de septiembre y del huracán Irma dos semanas antes.

Para este lunes, la producción de energía en Puerto Rico estaba en su 42 por ciento, informó el director ejecutivo de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), Justo González, quien asumió el cargo el pasado viernes después de la salida de Ricardo Ramos en medio de un escándalo de corrupción.

La prolongada falta de energía ha generado dos problemas graves en la isla: el éxodo de más de 140 mil personas en los últimos dos meses, y la pérdida de miles de puestos laborales por la parálisis a la que están sometidas muchas empresas.

El secretario del Trabajo de Puerto Rico, Carlos Saavedra Gutiérrez, cifró la semana pasada en 29 mil las personas que se quedaron desempleadas luego de María.

A esto se suma la pérdida de 31 mil 600 puestos de trabajo, que probablemente no vuelvan a recuperarse, a consecuencia del cierre de negocios.

"Lamentablemente, miles de ciudadanos han perdido sus empleos a causa de los huracanes Irma y María y el reto que enfrentamos como gobierno y como sociedad es enorme para reactivar la economía de Puerto Rico", reconoció Saavedra Gutiérrez.

Sin luz no hay recuperación

"Sin luz no podemos hablar de que nos hemos recuperado, pues si los hospitales no funcionan, si los médicos privados no funcionan, los comercios-empresas no pueden funcionar", aseguró a la economista Martha Quiñones Domínguez.

"Así que cuando llegue la luz al 75 por ciento de las áreas y municipios podemos hablar de recuperación".

Además, la catedrática de la Universidad de Puerto Rico opinó que el gobierno debe ser más eficiente supervisando la entrega de suministros, pues los acaparadores están destruyendo a los pequeños comerciantes.

TE RECOMENDAMOS: Los Simpson envían mensaje a damnificados de Puerto Rico

Quiñones Domínguez, ex presidenta de la Asociación de Economistas de Puerto Rico, refirió también que si las escuelas no funcionan a plenitud, los padres no pueden ir a trabajar pues tienen los niños en las casas.

Se espera que este martes entren en función poco más de mil escuelas, después de reclamos de las organizaciones de docentes que temían que la falta de clases incrementara el éxodo.

Por otra parte, las fuerzas militares de Estados Unidos que acudieron para atender la emergencia han comenzado su retirada, incluido el barco hospital de la Armada USS Comfort.

El director para Puerto Rico y el Caribe de Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA), Alejandro de la Campa, dijo este lunes que en la isla todavía están desplegados más de 6 mil empleados federales. En el punto más alto de la crisis, había desplegados unos 10 mil empleados federales.


EB

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.