• Regístrate
Estás leyendo: Peláez-Caixinha: dos perspectivas de una crisis en Cruz Azul
Comparte esta noticia
Viernes , 22.03.2019 / 12:00 Hoy

Peláez-Caixinha: dos perspectivas de una crisis en Cruz Azul

Luego de la eliminación en Copa y el mal paso en la Liga, la era del estratega portugués en ‘La Máquina’ atraviesa sus horas más bajas; Pedro tiene sus argumentos, pero algunos difieren de los de Ricardo
Publicidad
Publicidad

Tres días después de perder la Final del Apertura 2018 ante América, Cruz Azul realizó una conferencia de prensa en sus instalaciones de La Noria. Ahí aparecieron Ricardo Peláez y Pedro Caixinha para dar la cara luego de la frustrante actuación del equipo frente al América y advertir de manera categórica que para este semestre se volvería a pelear por el doblete: Liga y Copa.

Tanto el director deportivo como el entrenador coincidían que La Máquina no podía aspirar a menos, luego de un torneo en el que ya habían conquistado la Copa, habían sido líderes de la fase regular y habían llegado hasta la Final. Parecía que solo faltaba un pequeño paso que bien podía darse en este Clausura 2019.

Pero no ha sucedido así. Justo dos meses después de aquella conferencia en la que ambos personajes clamaban por una revancha deportiva, los dos tuvieron que salir por separado para afrontar uno de los momentos más complicados del semestre: la eliminación de la Copa.

Dieron la cara, sí, pero ya sin esa armonía conjunta, sin ese discurso homologado; ahora, prevalecieron dos visiones diferentes, dos maneras de explicar el tropiezo de acuerdo a su autocrítica.

Primero fue Pedro Caixinha, quien en la primera respuesta reconoció el fracaso, pero no sin antes enfatizar que es una palabra que le gusta a los medios de comunicación; es cierto, la utilizó unas cuentas veces más, pero resaltando más la mala suerte que tuvo su equipo al que solo le bastaba un empate para avanzar.

Minutos después, Peláez respondió un cuestionamiento similar, solo que él fue más certero y duro; le quitó cualquier tipo de suavidad y enfatizó: “Esto es un fracaso totalmente”.

Otro punto en el que chocaron –por así decirlo– fue en la explicación del momento. Pedro, quizá para matizar un poco la crisis que ya atraviesa La Máquina, apeló a las estadísticas y habló sobre algo que bautizó como el síndrome del fracaso, eso sí anteponiendo un “no es que yo lo defienda”. En su análisis, el portugués señaló que el 60 por ciento de los equipos que llegan y pierden una Final, al siguiente torneo no califican; también informó que en estos momentos cinco de los clubes que estuvieron en la Liguilla pasada están fuera de la zona de la calificación. No pretendía excusarse, pero sonó a ello.

Tal vez por eso Ricardo, que siempre escucha atento las conferencias de su entrenador, en su oportunidad fue de nuevo tajante: “Pretextos te puedo poner 40 y muy fáciles, como lo dijo Pedro 5 de los 8 clasificados están fuera, pero la gente de Cruz Azul no podemos pedirle paciencia ni ponerle pretextos, ellos quieren la Liga y ese es el reto”.

¿Y LA CONTINUIDAD?

Por último, y el más importante, la continuidad del proyecto de Caixinha ya no es tan sólida como hace un par de meses. El crédito se agota con los malos resultados y aunque el entrenador trató de afirmar que él decide su futuro, “si no me siento con respaldo, yo soy el que se va”; Peláez de nuevo fue enfático: “No hay ningún pretexto, el equipo está muy mal y asumo la responsabilidad y tendré que tomar decisiones en su momento”.

Sí, hace dos meses se presentaron juntos para clamar revancha y advertir que iban por el doblete; el martes por la noche cada uno salió por su cuenta a explicar su perspectiva del primer fracaso del semestre.

ENCUENTROS Y DESENCUENTROS EN FRASES

EL FRACASO

Caixinha: “Hay que asumir lo que es la derrota, asumir lo que les gusta mucho a ustedes (la prensa) que es la palabra fracaso, es un fracaso para nosotros porque éramos el detentor del trofeo”.

Peláez: “Esto es un fracaso, no se puede considerar… es un fracaso totalmente porque no defendimos lo que era nuestro que era el título de Copa, y hay que asumir las responsabilidades”.

LA SITUACIÓN

Caixinha: “Es un momento malo que se está haciendo largo en lo que respecta a nosotros; en términos futbolísticos se llama contundencia, porque tienes las oportunidades y no aprovechas”.

Peláez: “Es un cúmulo de cosas. No hay ningún pretexto, el equipo está muy mal y asumo la responsabilidad y tendré que tomar decisiones en su momento”

LA CONTINUIDAD

Caixinha: “El primer día que yo no sienta respaldo… se acuerdan cómo me fui de Santos, ¿me echaron o me fui yo?, así soy yo, una persona que si no siente el respaldo o no tiene la capacidad se va”.

Peláez: “Todos estamos en evaluación de manera permanente; a mí me califica el presidente y yo tengo que evaluar el trabajo del cuerpo técnico y de los jugadores”.

LOS PRETEXTOS

Caixinha: “Voy a dar un dato, que no es que yo defienda, pero es el síndrome del fracaso que tiene que ver el 60 por ciento de los equipos que llegan a una final y la pierden, no califican”.

Peláez: “Pretextos te puedo poner 40 y muy fáciles, como lo dijo Pedro 5 de los 8 clasificados están fuera, pero la gente de Cruz Azul no podemos pedirle paciencia ni ponerle pretextos”

LA RESPONSABILIDAD

Caixinha: “Ya no hay que buscar lo que es el pasado, ya identificamos el problema de una manera muy clara. Todos estamos juntos en llevar esto por delante y estamos en deuda con nosotros mismos”.

Peláez: “El armado me parece que es muy bien planeado en calidad y cantidad, se han traído refuerzos importantes y tenemos que asumir la responsabilidad de la inversión que se ha hecho”.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.