• Regístrate
Estás leyendo: Éste no es el típico café que esperarías de Trump
Comparte esta noticia
Lunes , 25.03.2019 / 19:17 Hoy

Éste no es el típico café que esperarías de Trump

No tiene paredes recubiertas en oro ni es de súper lujo, sino que el lugar inspirado en el presidente estadunidense está ubicado en uno de los países con mayor número de musulmanes. 

Publicidad
Publicidad

Tras pelear con las autoridades de Bangladesh para convencerles de que el presidente de Estados Unidos no tenía nada que ver con el negocio, un empresario de aquel país decidió usar el nombre de Donald Trump para hacer atractivo su café en la capital de uno de los países con mayor población musulmana del mundo.

Formalmente abrió hace más de dos meses aunque Saiful Islam, su dueño, afirma que aún tiene que hacer algunos arreglos y prepararlo para una inauguración a la altura de las expectativas de este hombre que se declara seguidor del polémico presidente estadunidense en un país de 160 millones de personas, en un 90 por ciento musulmanas.

TE RECOMENDAMOS: Esta cerveza hará de Trump un 'amigou' más

"Todavía me faltan algunos arreglos; una vez los termine, voy a reinaugurarlo por todo lo alto. Invitaré a la embajadora estadunidense", dijo Saiful a Efe.

Todavía no hay muchas cosas en el interior de este café de Dacca que le conviertan en un lugar estéticamente diferente, aparte de una gran imagen de cartón del presidente estadunidense en la puerta de entrada para dejar claro que el visitante está entrando en territorio Trump.

Saiful Islam afirma que se inspiró en el Bellville Cafe de Texas, cuyo dueño decidió renombrarlo como Trump Cafe durante la campaña electoral en Estados Unidos.

"Yo también estaba buscando un nombre. Cuando escogí Trump Cafe mis amigos se rieron de mí, pero estaba decidido a empezar mi negocio con el nombre de Trump, al que considero un gran empresario", explicó Saiful.


Un menú a la Trump

Antes de renombrar a su café, primero tuvo que convencer a las autoridades administrativas del país de que él era el verdadero dueño del negocio.

"Tuve que convencerles de que el presidente Trump no tiene interés directo en Bangladesh. Finalmente me dieron la licencia el 17 de enero, tres días antes de la toma de posesión" presidencial, indicó.

Dentro del establecimiento, adornado con fotos de Trump en las ventanas y en la puerta de la cocina, se puede saborear un coctel, que lleva su nombre, hecho de jarabe de fresa, refresco, jugo de limón y hielo.

TE RECOMENDAMOS: 'Fake News Ale', la cerveza que no le gusta a Trump

Si uno tiene hambre puede escoger el Trump Subway, un colorido sandwich de pollo, col morada, zanahoria, pepino y cuatro tipos de mayonesa.

Para los vegetarianos, está la ensalada de nuez de la India Trump, y también hay un Chopsuey Trump, y la carta guarda otro coctel Trump, con manzana verde sin alcohol, cuya receta Saiful asegura que consiguió de un tío que trabajó en un restaurante neoyorquino del hoy presidente.

Con toda esta oferta, Saiful espera convencer a sus clientes de que Trump no es un mal tipo ni un antimusulmán y aseguró que ya está dando un 10 por ciento de descuento a los estudiantes. Además tiene planeado lanzar un club de seguidores del local que se puedan beneficiar de otras ofertas.

Una ventaja que ya todos tienen por estar en el café es el acceso a la red inalámbrica "trumpcafe", a la que, aunque no se puede decir, se accede con la clave "ivankatrump".

¿Irías?


mrf

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.