• Regístrate
Estás leyendo: Tamaulipas bajo la media en captación de impuestos
Comparte esta noticia
Domingo , 24.03.2019 / 03:45 Hoy

Tamaulipas bajo la media en captación de impuestos

El estado refleja una mayor dependencia de los recursos federalizados para poder cumplir con las funciones de gobierno, éstos representan el 83 por ciento de su presupuesto, según el estudio en mención.

Publicidad
Publicidad

En materia de ingresos propios (impuestos, derechos, productos) Tamaulipas registra una captación menor al promedio nacional, lo que refleja una mayor dependencia de los recursos federalizados para poder cumplir con las funciones de gobierno.

Los dineros que envía la federación a los estados, constituyen un 83% de sus ingresos, lo que demuestra que los ingresos propios de las entidades son proporcionalmente mucho más bajos.

El porcentaje promedio nacional de ingresos propios respecto al total de ingresos de los estados es de 16.3%, lo que explica "una dependencia de los recursos federalizados para poder cumplir con las funciones de gobierno y, en algunos casos podría explicar la necesidad de deuda para generar más ingresos", se lee en un análisis del Centro de Estudios de Finanzas de la Cámara de Diputados.

En el documento, basado en una evaluación al ejercicio fiscal 2013, se indica que la única entidad con un porcentaje de ingresos propios que representa cerca de la mitad de sus ingresos totales es la Ciudad de México con 44%.

A ésta le siguen cuatro estados cuyos ingresos propios representan 3 de cada 10 pesos de sus ingresos totales: Nuevo León (31%), Veracruz (31%), Chihuahua (30%) y Quintana Roo (29%). Tamaulipas se ubica en el lugar 17 de la tabla, al ser sus ingresos propios aproximadamente el 13% de sus recursos totales. Lo superan, además de los antes citados, Nayarit, Zacatecas, Tlaxcala, Baja California, Campeche, Estado de México, Coahuila, Jalisco, Morelos, Sonora y Sinaloa.

Entre los estados que recaudan menos ingresos como porcentaje del total se encuentran San Luis Potosí (7%), Durango (7%), Guerrero (8%), Puebla (8%) y Michoacán (9%).

El reporte explica que el gasto federalizado se compone de las participaciones federales (Ramo 28), aportaciones federales (Ramo 33) y en menor porcentaje, de los recursos de las Provisiones Salariales y Económicas para entidades federativas (Ramo 23).

En ese contexto, se añade "los recursos federalizados constituyen la mayor parte del ingreso de los gobiernos subnacionales (estados, municipios y organismos), calculándose en más del 83%.

Por su parte, los ingresos propios de entidades y municipios son, proporcionalmente, mucho más bajos que los recursos federalizados".

GASTO DE OPERACIÓN

El rubro de mayor erogación en los estados es el gasto operativo, entendido éste como los capítulos de servicios personales (nómina) materiales y suministros y servicios generales como luz, agua y teléfono.

"Este gasto ha crecido considerablemente en los últimos años y utilizar la deuda como herramienta para financiarlo podría ser improductivo", se advierte.

Michoacán es el que mayor porcentaje de los ingresos totales asigna para la operatividad del aparato gubernamental, con más del 45%.

A esta entidad le siguen Durango (43.2%), Tabasco (43%), Coahuila (42.3%) y Zacatecas (39.3%), lo que implica que destinan cerca de 4 de cada 10 pesos en gasto operativo.

El promedio nacional de gasto en servicios personales, materiales y servicios es de 25.6%; es decir, en promedio las entidades gastan uno de cada cuatro pesos para que opere el aparato gubernamental.

Tamaulipas está ligeramente por debajo de la media nacional, con alrededor de un 24% y está en la posición 15.

Pero gasta más en este renglón que el Estado de México, Sonora, San Luis Potosí, Nayarit, Sinaloa, Colima, Quintana Roo, Querétaro, Oaxaca, Morelos, Tlaxcala, Guerrero, Hidalgo y Aguascalientes.

Los que menos gastan en este rubro, son Aguascalientes (8.3%), Hidalgo (8.7%), Guerrero (10.6%), Tlaxcala (11.8%) y Morelos (12.1%) que están muy por debajo del promedio.

DEUDA

El promedio nacional de la deuda estatal, municipal y de los organismos de las entidades fue de 16 mil 758 millones 400 mil pesos.

La más endeudada fue la Ciudad de México con más de 71 mil millones, valor que rebasa por mucho el promedio nacional de deuda por estado, y que en parte se podría explicar por ser la economía local más grande del país.

Le siguieron Nuevo León (63.8 mil millones), Veracruz (45.8 mmdp), Chihuahua (42.7 mmdp) y Estado de México (41.6 mmdp). Por el contrario, los estados menos endeudados fueron Tlaxcala, Campeche, Querétaro, Baja California Sur y Yucatán. En deuda, Tamaulipas ocupó el lugar número 14, con cerca de 17 mil millones de pesos para el año fiscal en estudio.

Se precisó que la menos endeudada, Tlaxcala, no tiene la facultad constitucional local de financiar sus ingresos con déficit y este hecho explica la significativa diferencia con respecto a otros estados.

La deuda de 33 millones de pesos que tuvo es por los empréstitos contratados por municipios que forman parte de esta entidad federativa y no por créditos solicitados por el gobierno del estado.

El documento expone que la dificultad que representa el comparar la deuda nominal de los diferentes estados, hizo necesario que se tuvieran que analizar otras medidas de endeudamiento para poder formular una hipótesis que abarque las causas del endeudamiento subnacional.

Éstas fueron: la deuda como proporción de las participaciones federales, la deuda per cápita, la deuda como proporción del PIB, la deuda como proporción de los ingresos totales, entre otras medidas.

El promedio nacional de deuda por habitante de cada entidad es de $4 mil 428.9 pesos, lo que implica que si se quisiera dividir la deuda subnacional entre la población para hacer frente a las obligaciones, ese es el monto promedio que se tendría que pagar por persona en cada estado.

La entidad más endeudada, en términos proporcionales al número de habitantes, es Quintana Roo con una deuda per cápita de $14,669.5 pesos, monto más de tres veces superior al promedio nacional y cerca de 18 veces superior a la deuda per cápita de una de las entidades federativas menos endeudada, Querétaro ($823.6 pesos por persona).

Tamaulipas no rebasó la media nacional, los ciudadanos tendrían que pagar poco menos de 4 mil pesos, según el análisis en cuestión.

PARTICIPACIONES

Las Participaciones Federales son recursos que se transfieren a las entidades y sus municipios con el fi n de resarcir su aportación a la economía del país, a diferencia de las Aportaciones Federales que se entregan con el propósito de compensar los ingresos de aquellos estados y municipios que tienen mayores rezagos sociales.

Las Participaciones constituyen el mayor ingreso de las entidades y los municipios junto con las Aportaciones Federales.

Si a estos montos se añaden los recursos del Ramo 23, el gasto federalizado representa más de ocho de cada diez pesos que ejercen las entidades federativas.

El promedio de deuda respecto a las Participaciones Federales por entidad federativa es de 81.3%; es decir, los estados tendrían que haber destinado 8 de cada 10 pesos, en promedio, para solventar la deuda.

Las cinco entidades con mayor deuda como proporción de las Participaciones Federales son Quintana Roo (269.5%), Coahuila (261.5%), Chihuahua (228%), Nuevo León (220.6%) y Veracruz (133.31%).

Las otras entidades federativas con una deuda pequeña respecto a sus Participaciones Federales son Campeche (18.2%), Guerrero (18.9%) y Tabasco (20.7%); las primeras dos también son las entidades federativas con una menor deuda por habitante, lo que es una señal de un nivel de endeudamiento sano.

El promedio de obligaciones subnacionales de las entidades federativas como proporción de sus ingresos totales es de casi el 30%.

Esto implica que en promedio las entidades federativas junto con sus municipios y organismos podrían solventar la deuda utilizando tres de cada diez pesos de sus ingresos totales.

La entidad con mayor porcentaje de deuda subnacional respecto a sus ingresos totales es Coahuila (103.5%), por lo que no podría cubrir el total del financiamiento en un ejercicio fiscal utilizando todos sus ingresos totales.

A ésta le siguen, en orden de endeudamiento respecto a los ingresos totales, Quintana Roo (97.2%), Nuevo León (93.8%), Chihuahua (82.48%) y Sonora (59.7%). En esta clasificación, Tamaulipas también está por debajo de la media nacional.

El promedio nacional de deuda respecto al PIBE es de 3.2% y las entidades federativas con menor proporción son: Tlaxcala (0.0%), Campeche (0.2%), Querétaro (0.5%), Tabasco (0.8%) y Yucatán (0.9%).

Tamaulipas ocupa el lugar 18 en cuanto a endeudamiento respecto al PIB con menos del 3%, cifra menor al promedio nacional, que es de 3.17%.

También está bajo la media en afectación de las Participaciones Federales que se dejan en garantía para hacer frente a obligaciones financieras y ocupa el lugar 16.

En deuda respecto a ingresos totales, el promedio es de 29.82% y el estado está por debajo, en el lugar 15.

Las entidades federativas con menor afectación en participaciones federales son Tlaxcala (0.8%), Campeche (16.6%), Querétaro (22.9%), Tabasco (24.3%) y Tamaulipas (25.3%).

En cuanto al plazo de deuda, el promedio es de 15 años y Tamaulipas está por debajo, ocupando el lugar número 22.

En cuanto a tasa de interés, el promedio es de 5.15% pero aquí Tamaulipas rebasa la media, acercándose al 5.5% y estando en el sitio 12 con mayor tasa.

El promedio anual del servicio de deuda es de 913.7 millones, Tamaulipas está ligeramente debajo, siendo el 14 estado. la entidad mejor evaluada es la Ciudad de México con la más alta calificación, AAA(mex), y la menor probabilidad de incumplir sus pagos crediticios.

Por otro lado, Aguascalientes, Guanajuato, Querétaro, Baja California, Puebla y Tamaulipas tienen calificaciones altas y similares porque hay un muy bajo riesgo de que incumplan el pago de las obligaciones y sólo es poco más alto que la Ciudad de México.

En calificación crediticia de la deuda subnacional (Califi cadora Fitch Ratings) Tamaulipas se encuentra en el séptimo lugar con la califi cación AA-(mex).

El aumento del endeudamiento en los últimos años, de 0.6% del PIB en 1994 a más del 3.0% del PIB, se consideró que no pone en riesgo las finanzas públicas a nivel nacional.

Sin embargo, podría comprometer la estabilidad de las finanzas públicas subnacionales y generar un gasto elevado en el costo del financiamiento para estados y municipios, por lo que se insistió en tomar medidas.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.