• Regístrate
Estás leyendo: Sede del AGENL, en crisis; autoridades le buscan nuevo espacio
Comparte esta noticia
Miércoles , 20.03.2019 / 12:43 Hoy

Sede del AGENL, en crisis; autoridades le buscan nuevo espacio

El plan de la actual administración estatal es que la información sea accesible al público.



Publicidad
Publicidad

El tiempo para la sede del Archivo General del Estado de Nuevo León (AGENL) en los bajos de la Macroplaza se agota, mientras que el recinto histórico del Parque Fundidora padece por la falta de mantenimiento.

Ambos espacios fueron considerados, a comienzos del siglo XXI, como un referente a nivel nacional. Actualmente, el reto es convertirlo en el mejor del norte del país y regresar la vida al que hoy es considerado "archivo muerto".

Con la experiencia de haber ocupado el cargo en la década de los 90, Héctor Jaime Treviño Villarreal fue nombrado como responsable del AGENL en la actual administración.

La realidad es que el archivo estatal manifiesta un abandono por parte de las autoridades de los dos últimos sexenios. La sede de Juan Ignacio Ramón –donde se reserva el Archivo Contemporáneo o Administrativo– está en riesgo de colapso; mientras que la parte histórica instalada en las Antiguas Oficinas de la Fundidora no ha recibido mantenimiento en seis años.

"Globalmente representa un abandono, tanto físico como de su misión y objetivos de todo archivo. Ha pasado por la 'docena trágica', 12 años que se ha mantenido gracias a la voluntad de su personal", expuso Treviño Villarreal para MILENIO Monterrey.

Nuevo lugar

Aunque se cuenta con un presupuesto muy discreto –ronda en los 5 millones de pesos anuales– lo cierto es que la sede del AGENL, en Juan Ignacio Ramón y Zaragoza, es ya insostenible.

En el recinto se tienen 15 pinturas de gran formato, de los pintores David Fern y Jaime Gómez del Payán, que serán entregadas a la Pinacoteca del Estado "por su resguardo".

"Alfonso Martínez Domínguez dijo que esta sede, cuando la inauguró en 1984, tendría un tiempo de vida no mayor a los 30 años, y ya se cumplió esa fecha", agrega Treviño, historiador.

Por ello es que se está buscando una nueva sede para el resguardo del Archivo Contemporáneo, que entre otras joyas, resguarda documentos firmados por Benito Juárez, Pedro Ampudia, Santiago Vidaurri o el acta de nacimiento de Alfonso Reyes.

"La utopía sería contar con un campus archivístico, un espacio construido para almacenar todos los archivos del Gobierno", opinó.

A pesar de sus limitantes, el AGENL continúa ofreciendo sus servicios al público: localización de actas de nacimiento, investigaciones sobre ascendencia familiar y consulta de documentación histórica.

El proyecto de la actual administración es generar un archivo de puertas abiertas. Como iniciativas se busca generar exposiciones temporales, conferencias y un espacio de reunión para las asociaciones de cronistas.

Próximamente se editará el boletín Rejón, en honor a Manuel Crescencio García Rejón, quien a mitad del siglo XIX empezó a hacer historia con la documentación de los archivos del estado.

"Concibo a los archivos como centros culturales, tenemos la idea de empezar con exposiciones el próximo mes, así como ser sede de eventos para los cronistas e historiadores. El archivo debe ser de puertas abiertas", expuso.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.