• Regístrate
Estás leyendo: Reina confusión laboral entre trabajadores de planta Pajaritos
Comparte esta noticia
Jueves , 25.04.2019 / 11:31 Hoy

Reina confusión laboral entre trabajadores de planta Pajaritos

Toman muestras de agua para determinar el nivel de contaminación y los posibles daños que esto puede traer a la salud de la población. Entregan despensas a familias de las víctimas.


Publicidad
Publicidad

A pesar de que directivos de Mexichem y Petróleos Mexicanos afirmaron que los trabajadores de la planta Clorados III de Petroquímica Mexicana de Vinilo y otras ubicadas en el Complejo Petroquímico Pajaritos tienen garantizado su sueldo y su empleo, más de 300 petroleros cuyo centro de trabajo se ubica en Pajaritos, no han podido regresar a los mismos.

Los petroleros llegan en los horarios que les corresponden cubrir y permanecen frente al Complejo Petroquímico Cangrejera, ubicado al lado de Pajaritos, afuera de las oficinas de la gerencia, en la calle y bajo el sol, esperando que alguien les indique cuándo entrarán a trabajar o a realizar labores de saneamiento de la planta que explotó el pasado 20 de abril.

Ni Sindicato Petrolero Sección 11 al que pertenecen, ni Pemex, mucho menos Mexichem les ha dicho qué pasará con ellos, si van a participar en la limpieza y rehabilitación del lugar.

El líder sindical, Ramón Hernández Toledo, no les ha dado la cara, ni les han explicado nada.

Se concretan a firmar lista de asistencia y permanecer las ocho horas de sus turnos afuera de la planta.

VÍVERES PARA FAMILIA

En tanto en las comunidades de Coatzacoalcos donde habitan los trabajadores que murieron y los que resultaron heridos durante la explosión de Pajaritos, comenzaron a entregarles a las familias de los mismos víveres que fueron donados por la ciudadanía y enviados por el gobierno.

Bolsas y cajas con leches, productos enlatados, pañales para niños son entregados a las familias de obreros fallecidos o heridos de las comunidades de Villa Allende, Mundo Nuevo, Rincón Grande, Nuevo Teapa, Cangrejera, entre otras.

Keren Prot Vázquez, agente municipal de Villa Allende precisó la ciudadanía llevó alimentos y productos de primera necesidad.

Si bien las familias reciben despensas, las mismas tienen servicios que pagar y que no han podido cubrir por la situación que enfrentaron sus seres queridos.

MUESTREO AMBIENTAL

El pasado fin de semana, integrantes de Greenpeace tomaron muestras del agua de Coatzacoalcos para determinar las consecuencias de la explosión en la planta de Clorados III.

Este miércoles el director de la Facultad de Ciencias Químicas de la Universidad Veracruzana en Coatzacoalcos, Gabriel Zárate Flores, indicó que tanto ellos, como la Universidad de San Luis Potosí han tomado también muestras de agua para determinar el nivel de contaminación y los posibles daños que esto puede traer a la salud de la población.

El monitoreo ambiental permitirá medir los niveles de toxicidad, luego de que se dispersaran los gases tóxicos de la explosión.

Hasta ahora esos estudios no les arrojan riesgos para la población, pero no pueden descartarse en lo futuro pues los productos que se quemaron son tóxicos y dañan la salud.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.