• Regístrate
Estás leyendo: Organizaciones reprueban Alienación Parental
Comparte esta noticia
Lunes , 20.05.2019 / 12:06 Hoy

Organizaciones reprueban Alienación Parental

A partir del caso de Mireya 'N' y su familia, varias organizaciones médicas y de defensa a los derechos de los niños y las mujeres se han pronunciado contra el Síndrome de Alienación Parental.
Publicidad
Publicidad

El caso de Mireya 'N' y su familia ha suscitado el rechazo del Síndrome de Atención Parental por parte de varias organizaciones médicas y de defensa a los derechos de los niños y las mujeres.

El pasado 7 de junio Mireya 'N' fue encontrada muerta junto con sus tres hijos en una casa de la delegación Magdalena Contreras. En el mismo lugar fue hallado el cadáver del abuelo de los niños; la abuela permanece hospitalizada.

Las primeras declaraciones de la Procuraduría General de Justicia indican que Mireya 'N' envenenó a los menores de edad y que los tres adultos intentaron suicidarse.

De acuerdo con el abogado Jesús Mora Lardizabal, Mireya 'N' perdió la custodia legal de sus hijos, pese a haber denunciado que su ex marido abusó sexualmente de ellos. La decisión de suicidarse, explicó en entrevista con Ciro Gómez Leyva, "fue producto de un acoso de varios años por parte de su ex esposo".

TE RECOMENDAMOS: Faltó perspectiva de género en caso Mireya: Inmujeres

Al respecto, la PGJ declaró que hizo las investigaciones correspondientes y que en ningún caso se acreditó que el padre cometiera este delito.

Sin embargo, en entrevista para Grupo Radio Fórmula, Miguel Antonio Saucedo, representante del ex marido de Mireya 'N', dijo que su cliente era víctima del Síndrome de Alienación Parental, ejercido en su contra por Mireya 'N' y sus padres con el propósito de separarlo de sus hijos.

Un comunicado de la Oficina de Defensoría de Derechos de la Infancia, suscrito por el Centro de Investigaciones y Estudios de Género de la UNAM, advierte que el SAP "impide detectar casos de abuso y violencia sexual" porque estigmatiza a los progenitores que denuncian estos delitos (en la mayoría de los casos, las madres) y desestima las denuncias que hacen niños y adolescentes.

En resumen, la ODDI ha establecido lo siguiente:

1. Los indicadores del SAP coinciden con los indicadores para detectar abuso sexual y violación

El SAP interpreta que la culpa que siente un menor de edad al rechazar al progenitor que lo agrede en realidad "revela" que ha sido manipulado por el otro progenitor y que no es víctima de violencia sexual.

En el mismo sentido, las dudas del niño –que puede pasar de aliarse con su madre a aliarse con su padre– son entendidas como un indicio del SAP, y no como una expresión normal de confusión ante la agresión por parte de un ser querido.

Finalmente, el síndrome descarta las declaraciones del menor de edad, pues aún cuando éste afirma que "nadie lo obligó a denunciar ni le indicó qué decir", su autonomía se entiende como otro síntoma del padecimiento.

2. Los indicadores del SAP desestiman lo dicho por el progenitor denunciante

Además, el SAP supone que las acciones que llevan a cabo los adultos para proteger a los menores de edad también son parte de la patología.

Un progenitor o tutor que critica al otro y que evita que sus hijos tengan contacto con él es un perpetrador del SAP, en vez de un adulto preocupado por el riesgo de acercarse a un abusador o violador.

En general, el síndrome supone que las madres manipulan a sus hijos en contra de los padres con el objetivo de excluirlos de la familia, de ahí el término "alienado".

3. El SAP no está reconocido por la comunidad científica

Vale la pena destacar que el SAP no está reconocido por la comunidad científica, psiquiátrica y psicológica. La Organización Mundial de la Salud no lo enlista como un padecimiento; tampoco lo hace la Asociación Americana de Psiquiatría.

En particular, la Asociación Española de Neuropsiquiatría se ha posicionado en contra de su uso clínico y legal. "El SAP no tiene ningún fundamento científico y sí entraña graves riesgos su aplicación en la corte judicial", se lee en uno de sus comunicados.

El SAP es parte del Código Civil de la Ciudad de México y podría incluirse en otros estados

A pesar de los pronunciamientos de la comunidad científica, la Asamblea Legislativa del Distrito Federal incluyó en 2015 el artículo 323 Septimus al SAP e incluso lo definió como "violencia familiar".

El código establece un castigo desproporcionado, ya que el responsable de ejercer el supuesto SAP pierde "de inmediato" la custodia del o los menores de edad, "dejando a niños y adolescentes desprotegidos", indican varias organizaciones.

Por todo lo anterior, la ODDI, el CIEG y organizaciones feministas se han pronunciado contra el síndrome y piden que se elimine de la legislación capitalina y que no se extienda a los códigos de otros estados.

La Suprema Corte de Justicia de la Nación aún debe resolver una acción de inconstitucionalidad sobre este tema.




SBG

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.