• Regístrate
Estás leyendo: Modernizar refinerías no mejoraría precio de combustible: especialista
Comparte esta noticia
Martes , 23.04.2019 / 15:48 Hoy

Modernizar refinerías no mejoraría precio de combustible: especialista

La investigadora Liliana Estrada consideró que la baja producción de petróleo en el país y la mala calidad podrían encarecer el proceso.

Publicidad
Publicidad

Cada vez que el precio de la gasolina tiene un aumento, mucho se habla y se discute sobre las razones, y uno de los tópicos más populares es el de la falta de inversión en refinerías en México para dejar de importar combustibles.

Liliana Estrada, investigadora de Inteligencia Pública, explica que más refinerías o la renovación de las actuales no significaría necesariamente que los precios bajaran y enumeró las razones para sustentar esto.

De acuerdo con cifras de la Secretaría de Energía, durante 2017 el 68 por ciento de las gasolinas que abastecieron el consumo interno tuvieron que ser importadas, lo que resulta bastante caro y puede a primera instancia respaldar la teoría de la refinación en el país.

Sin embargo, Estrada explica que la baja producción de petróleo en el país, así como la baja calidad del mismo, harían igual o más caro el proceso de refinación en México.

“Sí se carece un poco de eficiencia en el sistema de refinación nacional, no podemos decir que opera totalmente de una manera eficiente. Sin embargo, ya no producimos tanto petróleo. A pesar de que ahorita instalemos todas las refinerías necesarias, el petróleo que ahorita producimos no sería suficiente para abastecer la demanda”, explica.

De acuerdo con Estrada, desde 2004 la tasa de crecimiento de producción de petróleo ha descendido en promedio 4 por ciento, pasando de obtener 3.38 millones de barriles diarios a solo 1.95 millones de barriles en 2017.

Además de esto, explica, la mayoría de los pozos de donde se extrae el petróleo en México se encuentran en una fase donde es difícil y costosa su extracción, además de que el 71 por ciento es crudo pesado y con alto contenido de azufre, algo que aumenta los costos de refinación.

“Los mejores para refinar son los ligeros y superligeros, sobre todo porque al momento que tú los refinas, obtienes alrededor del 40 o 45 por ciento de gasolina, mientras que de un petróleo, lo único que obtienes es a veces el 19 por ciento”, detalla.

Por esta razón, explica, es muy difícil definir la mejor estrategia para satisfacer la demanda de gasolinas, pues después de los impuestos, se debe elegir entre utilizar un petróleo ligero con precio elevado, pero con más producción y menor costo de refinación, o un crudo pesado con precios bajos y mayor costo de refinación.

Estrada explica que según las cuentas públicas de la Auditoría Superior de la Federación, “habría sido el primer año en que a México le hubiera salido mucho más barato producir sus gasolinas que importarlas, sobre todo porque había un precio muy bajo del petróleo”.

Para Estrada, el consumidor de gasolina debería preocuparse más por considerar la calidad de los combustibles, en lugar del precio, pues empresas extranjeras como BP tienen una gran calidad de combustibles e incluso más baratas.

Sin embargo, la especialista en temas de transición energética, cambio climático y desarrollo sostenible señaló que la discusión que realmente debería estar sobre la mesa y en debate constante es la de alternativas energéticas que beneficien al medio ambiente.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.