• Regístrate
Estás leyendo: Entre el abandono y desamparo, indigentes piden ayuda
Comparte esta noticia
Miércoles , 20.02.2019 / 17:53 Hoy

Entre el abandono y desamparo, indigentes piden ayuda

Tres personas permanecen en el albergue Las Cuevas en Lerdo. Tal es el caso de Fidel Flores, quien dice que su hermana lo despojó de sus pertenencias y propiedades.
Publicidad
Publicidad

Fidel Flores Hernández es uno de los cinco indigentes que se encuentran en el albergue del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) Lerdo de Las Cuevas y aunque no le faltan los tres alimentos diarios, un techo, una cama y cobijas con que cubrirse del frío, lo que más desea es ayuda para recuperar sus pertenencias y propiedades que asegura le fueron despojadas por su hermana.

Con su apariencia mermada al igual que su salud, con una enfermedad en las piernas que desconoce pero que lo obliga a permanecer en una silla de ruedas, el señor Fidel dice que nació en 1910 y aunque con problemas al hablar y dudosa lucidez, platica sobre su situación y como su hermana le quitó dos casas que eran de su propiedad y lo echó a la calle.

No recuerda bien cómo llegó desde hace ocho días al albergue Las Cuevas, dice que una noche estaba en su casa de San Isidro con su hermana Faustina Flores y de un día para otro amaneció en este lugar, el cual está a cargo del DIF Municipal.

“Quiero que mi hermana se vaya para su casa y me deje mi casa sola, porque me está quitando lo poco que me dan”, refirió al asegurar que una de sus viviendas está a la venta de las dos que le pertenecen y cuyo valor asciende poco más de cien mil pesos.

“Mi hermana me comenzó a robar todas mis cosas, yo tenía muchas cosas en mi casa como mi estufa, lavadora y me llevó con engaños a Juárez y aprovechó para quitármelas”, expresó.

Pero así como Fidel Flores, también están, José Reyes de 37 años originario de Gregorio García y María Luisa Contreras de 65 años, cada uno con una historia diferentes y poco creíbles, sin embargo tienen algo en común, el abandono de sus familias.

Vicente García Ramírez, titular de la Unidad de Protección Civil y Bomberos, mencionó que en la mayoría de los casos, las personas que llegan para recibir atención en el albergue Las Cuevas, son personas de la tercera edad o padecen de sus facultades mentales, estado que es motivo suficiente para que algunas familias deciden dejarlos en la calle, abandonarlos a su suerte y lo peor de todo, exponiéndolos a las condiciones climáticas.

Para evitar decesos de indigentes por hipotermia, parte de las acciones del Operativo Invernal que cada año implementa el Ayuntamiento y en el cual participan diferentes dependencias municipales, se lleva a cabo el traslado de las personas que a través de recorridos se detectan en la calle, o por otro lado, son reportadas por la ciudadanía.

Al momento de llevarlas al albergue se les proporciona atención médica, así como se les otorga lo necesario para su aseo personal, ropa, posteriormente alimentación caliente, una cama y cobertores. 

Su permanencia en el albergue es indefinida y aunque tienen lo básico para vivir, no dejan de pensar sentados en el lado donde calientan los rayos del sol, en la forma de volver a sus casas, o tener contacto con sus familiares, que nadie conoce.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.