• Regístrate
Estás leyendo: Marmolería Muñiz, más de 50 años al servicio de la muerte
Comparte esta noticia
Lunes , 25.03.2019 / 16:46 Hoy

Marmolería Muñiz, más de 50 años al servicio de la muerte

Javier Muñiz aprendió el oficio de construir lápidas desde los 6 años, desde entonces continúa con la tradición que su padre comenzó en Matamoros desde 1965.  

Publicidad
Publicidad

Con 61 años y la firme promesa de sacar adelante a su familia, darle estudio a sus hijos y sobretodo continuar con el oficio de su padre, el cual aprendió desde niño, Javier Muñiz lleva una vida dedicándose a la elaboración de lápidas, un trabajo poco común pero que lo ha llenado de satisfacción e incluso, de historias de ultratumba.

[OBJECT]La 'Marmolería Muñiz' se encuentra ubicada en el cruce de las calzadas Lázaro Cárdenas y Cuauhtémoc, en la entrada de Matamoros, ahí trabaja Javier, quien es originario de Celaya, Guanajuato. Llegó a la edad de seis años atraído por el negocio naciente de su padre en la construcción de lápidas.

“Desde niño me gustó, mi papá me decía que escogiera una carrera, pero yo le dije que no, que este trabajo me gustaba y que quería dedicarme a esto, porque hago lo que me gusta y vivo bien”.

Con más de 50 años de experiencia y una vida dedicada a plasmar la esencia de quienes ya no están en este mundo, Javier ha realizado una gran cantidad de trabajos, desde pequeñas lápidas y ángelitos para niños que han partido a temprana edad, hasta carpas de circo en mármol para un cirquero.

Además de la gratitud de continuar con el legado de su padre, el placer de hacer lo que le gusta, una casa donde vivir, el estudio de sus seis hijos, trabajar de cerca con la muerte le ha dejado a Javier experiencias que lo han dejado marcado.

Como el caso donde un muerto acudió a pagar su propia lápida o el de un difunto que fue a que le cambiaran la imagen que ya tenía, porque no era devoto de ese santo.

Para este hombre dedicado a trabajar para la muerte, esas historias dejan marcado a las personas y lo hacen cuestionarse todo, menos su trabajo, ya que Javier se dice feliz y contento de su oficio, que es en lo que cree.


rcm

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.