• Regístrate
Estás leyendo: “Llevamos 20 años y ahora el delegado ni nos conoce”
Comparte esta noticia
Miércoles , 20.03.2019 / 04:02 Hoy

“Llevamos 20 años y ahora el delegado ni nos conoce”

‘Mototaxistas’ de Tláhuac exigen no ser tratados como criminales y que les devuelvan las 87 unidades remitidas al corralón.

Publicidad
Publicidad

Es el día después de que la Secretaría de Seguridad Pública decomisó más de 70 mototaxis en la delegación Tláhuac y los conductores de este sistema de transporte local están enfurecidos. A gritos exigen a las autoridades que no sean tratados como delincuentes y que además no se les vincule con el crimen organizado.

Son las 12 de la tarde del viernes y el sonar de las sirenas alteró una vez más la tranquilidad con que los habitantes de esta demarcación intentan llevar a cabo su vida diaria.

Tres patrullas con al menos 40 policías de la SSP abandonaron sus puntos de revisión en avenida Tláhuac para dirigirse a la calle Miguel Alemán, esquina con Simón Álvarez, donde mototaxistas realizaron una protesta.

“No somos delincuentes. No se vale que porque hubo un delincuente en esta colonia a todos nos marginen y nos traten de la misma manera”, fueron las palabras con que los inconformes pidieron que se les regresara lo que, aseguraron, es su único sustento.

Durante la manifestación los vecinos se mostraron asustados, temían que se desencadenara otra balacera como la del 20 de julio, en la que Felipe de Jesús Pérez Luna, El Ojos, resultó muerto.

Algunos habitantes acusaron a los inconformes de portar armas, por ello los elementos policiacos comenzaron a bajar de sus patrullas e inmediatamente revisaron a todos los choferes del que hasta el jueves era el sistema de transporte más demandado de la demarcación.

En el pequeño mitin había mujeres y hombres de todas las edades, entre ellos, Ana María Pérez, representante de la Unión de Mototaxistas y Mujeres Trabajando AC.

“Tenemos 20 años pidiendo que nos regularicen, hemos llevado documentos a la Secretaría de Movilidad y ahora resulta que el jefe delegacional ni nos conoce. Ellos nos pidieron en 2015 que aseguráramos nuestras unidades para comenzar a arreglar nuestra situación y ahora salen con que nunca dijeron eso. Es absurdo”, reprochó Ana María, mientras sus agremiados corearon la frase: “No somos delincuentes, no se vale que generalicen”.

Durante la revisión los policías no detectaron armas, esperaron unos minutos y después decidieron marcharse. Para ellos la protesta había terminado.

Mientras esta manifestación se llevaba a cabo, las calles de La Conchita y La Nopalera estuvieron vacías. El sonar de las motos no existió. Las bases donde solían esperar pasajeros estaban vacías. Parecía que este medio de trasporte nunca existió.

Sobre avenida Tláhuac, a una cuadra del metro Nopalera, había un hombre de más de 40 años desarmando su unidad. “Se nos terminó el negocio, sabíamos que no era para siempre, pero por un momento se nos olvidó”, dijo.

Cerca de las 16 horas, el mismo grupo de inconformes salió sobre avenida Tláhuac. Su protesta continuó sin llamar la atención de policías.

Es un día después del decomiso de mototaxis y pese a que la gente solía utilizar este medio a diario, hoy ni resintieron que ya no estén. Los mototaxis eran un mal que necesitaba erradicarse.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.