• Regístrate
Estás leyendo: La chica de la tambora
Comparte esta noticia
Viernes , 22.02.2019 / 07:19 Hoy

La chica de la tambora

Desde hace ocho años Élida Trina Alvarado de la danza 'La Esmeralda' y como pocas carga hasta 10 kilos del instrumento por fe a los santos que profesa.

Publicidad
Publicidad

Fue hace más de ocho años cuando Élida decidió tomar la función de tamborero de la danza en la que participaba, debido a que el encargado dejó de asistir.

“El que sabe danzar sabe muy bien los sonidos de la tambora y es capaz de tocar los ritmos para el grupo. Decidí hacerlo yo porque los tamboreros actualmente cobran hasta 350 pesos por hora, yo creo que al igual que la danza, no deben hacer este ritual como su negocio”.

Ely menciona la importancia de la persona que pone los ritmos luego de la señal de las capitanas de la danza, quienes van al frente y marcan qué paso dar y cuando terminar.

“El tamborero es de oro pues sin el tamborero no puede haber danzas para los santos, que ya es toda una tradición en cada celebración de la iglesia católica en La Laguna”.

Con el tiempo ha desarrollado la habilidad de tocar más de 30 ritmos en las tradicionales danzas laguneras de “pluma” y de “carrizo”, siendo esta última la que más practica.[OBJECT]

Afirma que participar en una celebración representa la unión de la comunidad al ser un ritual lleno de fervor y que hace valer la pena el tiempo invertido en los ensayos.

“Es muy grato ver a tanta gente observando tu trabajo mientras recorremos las calle en las peregrinaciones. Cada vez hay más gente que se acerca a presenciar las danzas con el sonido de la tambora como anuncio", finalizó.

cale

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.