• Regístrate
Estás leyendo: Estructura y traza urbana de Torreón
Comparte esta noticia
Jueves , 21.02.2019 / 04:24 Hoy

Estructura y traza urbana de Torreón

La pérdida de orden en la morfología de la ciudad, consecuencia de una falta de planeación urbana, trajo problemas como desconexión vial, cruceros conflictivos, alta necesidad de movilidad motorizada, etc.

Publicidad
Publicidad

La morfología urbana estudia la forma de los asentamientos humanos, donde la distribución y acomodo de los edificios y calles dan lugar a una estructura llamada traza urbana.

Estas formas ya sean planificadas o de crecimiento "natural" son el soporte de las actividades cotidianas que se dan en una ciudad y determinan de forma directa aspectos como su movilidad, conectividad, salud pública, equidad, productividad, seguridad, calidad de vida, etc.

Este acomodo de edificios/calles y llenos/vacíos debe su forma a diferentes condiciones históricas, topográficas, orográficas, económicas, de movilidad, sociodemográficas etc.

Es decir, una traza urbana no será la misma de una ciudad medieval ubicada en la costa, que una ciudad contemporánea en un valle.

El tipo de traza urbana más primitiva es la morfología irregular, de crecimiento aparentemente caótico y caprichoso, llamado también de "plato roto".[OBJECT]

Los edificios se acomodan sin algún orden lógico, dando lugar a calles estrechas y sinuosas, donde la línea de fachada es también irregular así como las alturas de los edificios.

Responde directamente a la ausencia histórica de normativa en planeación urbana y tenencia de la tierra, así como al modo de transporte utilizado: peatonal y de tracción animal.

Generalmente puede encontrarse en cascos históricos. Posteriormente llegan las nuevas ideas de orden urbano, donde la infraestructura básica como agua potable, drenaje, alumbrado público y electricidad, plantea la necesidad de ensanchar y reticular las calles, dando lugar a espacios con mejor conectividad, higiene e iluminación.

Es aquí donde aparece la traza urbana reticular (también llamada ortogonal o de Damero) donde las calles se distribuyen a distancias regulares e intersectan perpendicularmente, resultando en manzanas cuadradas.

Ciudades coloniales como México, Puebla o Morelia, se regían por ordenanzas urbanísticas dictadas en la Ley de Indias donde se debía trazar la Plaza Mayor o de Armas y en su entorno instalar el poder religioso, legislativo y comercial.

Esta legislación urbana daba también como resultado una traza urbana de tipo reticular, que se replicó en la mayoría de las ciudades nacionales, siendo Torreón la excepción.

/region/IMPLAN_Torreon-Estructura_y_traza_urbana_de_Torreon_MILIMA20160125_0074_1.jpg

[Da click en la imagen para ver gráfico]

Torreón es una ciudad con un modelo urbano que se desarrolló de manera única en el país, con características distintas a las ciudades coloniales mexicanas.

Su origen urbano comienza con la llegada del Ferrocarril Internacional al “Rancho del Torreón” en 1888, donde Andrés Eppen, representante de Rapp, Sommer y Compañía encargó al Ingenieron Federico Wulff el trazo de algunas cuadras urbanas tomando como origen el cruce de vías del Ferrocarril Central con el Ferrocarril Internacional.

El eje principal de diseño de Wulff cae en obtener el mayor provecho inmobiliario/económico, dimensionando las manzanas en 100x100 varas castellanas y las vialidades en 25 varas de ancho, siguiendo un alineamiento a las vías del ferrocarril.

En 1897, el Coronel Carlos González adquiere de Andrés Eppen los terrenos proyectados para urbanizarse del “Rancho del Torreón”, y solo un año después, vuelve a venderlos al algodonero español Feliciano Cobian.

Siguiendo el estricto diseño reticular de Federico Wulff, Cobián decide fraccionar el oriente de la villa dividiéndolo en 5 sectores conocidos como “Fraccionamientos de Cobián”.

El posterior crecimiento de la ciudad significó el desborde del “Triángulo Centro” desarrollando nuevas trazas urbanas planeadas individualmente, adaptándose a límites de propiedad, antiguos caminos, canales de riego etc.

Esta pérdida de orden en la morfología de Torreón, consecuencia de una falta de planeación urbana a mediano y largo plazo, trajo consigo problemas como desconexión vial, cruceros conflictivos, alta necesidad de movilidad motorizada y condiciones viales propicias para la privatización y clausura de los fraccionamientos.

Por todo esto, el Instituto Municipal de Planeación y Competitividad de Torreón dedica esfuerzos para diseñar instrumentos de planeación donde se privilegie el diseño urbano y la normatividad, por encima de intereses privados y mercado inmobiliario.

La traza urbana elegida, debe responder a su capacidad por generar espacio público, conectividad, movilidad sustentable, equidad social etc., todo con el último fin de elevar la calidad de vida de los habitantes.[OBJECT]

¿CÓMO SE RELACIONA LA ESTRUCTURA Y TRAZA DE UNA CIUDAD CON LA CALIDAD DE VIDA DE SUS POBLADORES?

Estudios proponen que la manera en que están dispuestos los edificios y las calles de una ciudad, tiene efectos directos sobre diferentes aspectos urbanos:

•Conectividad: La frecuencia en que las calles se cruzan unas con otras genera un mayor grado de conectividad, propiciando centros urbanos accesibles y conectados.

Una mayor densidad de intersecciones viales facilita el acceso a espacios públicos, servicios urbanos y transporte público.

•Equidad Social: Una morfología urbana regular y homogénea propicia un sentido de equidad social, donde todos los espacios son accesibles para todos los sectores socioeconómicos. La generación de barrios cerrados fragmenta la ciudad física y socialmente.

•Salud Pública: Vialidades anchas y rectas facilitan el acceso a la luz natural así como corrientes de aire y un adecuado servicio de recolección de desechos, en contraste a los sectores de traza irregular y calles angostas, condiciones que pueden propiciar la falta de higiene y propagación de enfermedades.

*Publicación a cargo del Instituto Municipal de Planeación y Competitividad de Torreón (IMPLAN). www.trcimplan.gob.mx.

Comentarios en twitter: @trcimplan

FUENTES: 1.Eduardo Guerra. (2006). Historia de Torreón. Torreón, Coahuila: Republicano Ayuntamiento de Torreón, Coahuila. 2.Luis Carlos Herrera Favela. (2009). Anatomía de la Memoria. El patrimonio construido en el Conjunto Histórico de Torreón. Buenaval, 7, 85. 3.Carlos Castañón Cuadros (2014). Fraccionamientos de Cobián. Entre la historia y el presente.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.