• Regístrate
Estás leyendo: Dan Alas de la Ciudad a la Diana Cazadora
Comparte esta noticia
Jueves , 21.03.2019 / 12:33 Hoy

Dan Alas de la Ciudad a la Diana Cazadora

Helvia Martínez Verdayes, quien fue modelo de Juan Olaguíbel para esculpir la figura de la "flechadora de las estrellas del norte" en 1942, recordó que "no podía creer que me pidieran eso".

Publicidad
Publicidad

El jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, entregó las Alas de la Ciudad a Helvia Martínez Verdayes, como reconocimiento a su trabajo hace más de siete décadas como modelo de La Diana Cazadora, una de las esculturas más emblemáticas de la capital del país, inaugurada en 1942.

“Doña Helvia, a usted, a toda su familia, nuestro reconocimiento. Hoy la Ciudad de México le rinde homenaje a través del Gobierno de la CdMx”, indicó el mandatario capitalino.

En el Antiguo Palacio del Ayuntamiento, Helvia Martínez Verdayes, quien modeló para el escultor Juan Olaguíbel, también recibió la tarjeta de pensión alimentaria y el dispositivo del Sistema de Alerta Social (SAS).

“La Diana Cazadora es, desde testigo fiel y mudo de eventos deportivos hasta de manifestaciones sociales, hasta de protesta, hasta de voces que se alzan irritadas, hasta del tráfico diario de la misma ciudad, pero la verdad es que sigue embelleciendo a nuestra capital”, agregó.

A su vez, el jefe de Gobierno recibió una réplica de la Flechadora de las Estrellas del Norte, que le entregó Helvia Martínez como agradecimiento por la distinción que recibió esta tarde.

“Aún recuerdo que tenía 16 años y trabajaba en Petróleos Mexicanos, fui secretaria de cinco directores… Al principio yo no podía creer que me pidieran eso, ya que yo era secretaria y no modelo, así que rechacé la oferta; tardé días en decidirme”, afirmó.

Helvia Martínez Verdayer estuvo casada con Jorge Díaz Serrano, quien fue director de Petróleos Mexicanos.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.