• Regístrate
Estás leyendo: Cumplen 65 años de 'aguantarse' en un feliz matrimonio
Comparte esta noticia
Viernes , 26.04.2019 / 02:52 Hoy

Cumplen 65 años de 'aguantarse' en un feliz matrimonio

Con 12 hijos, 'Don Vicente' y 'Doña Juanita' han logrado mantenerse unidos todo este tiempo, gracias al amor y a la paciencia.
Publicidad
Publicidad

Su amor ha sido incondicional, pues ya han pasado 65 años desde que Vicente Cigarroa le propuso matrimonio a su novia Juanita Arreola, cuando ambos apenas contaban con la mayoría de edad.

Eran vecinos de la colonia El Arenal de Torreón y ahí fueron sus primeros años ya como matrimonio, además, también ahí crecieron sus primeros hijos de un total de doce de los que viven 10, seis mujeres y cuatro hombres.

Una relación donde la solidez de su cariño fueron dando frutos de vida en forma de hijos, han sido la clave y la llave para abrirse a la paciencia y la unión que mantuvo unida a la familia Cigarroa Arreola.

“No sé en qué consistirá el secreto para mantenernos juntos, no puedo distinguir si es porque yo lo he aguantado mucho o porque él me ha aguantado a mí”, compartió la mujer de 83 años de edad.

Para 'Don Vicente' el amor hacia su pareja resulta la base para mantenerse unidos por más de seis décadas, en cambio, para 'Doña Juanita' sus hijos han sido su mayor tesoro y los señala como parte de los cimientos que han mantenido fuerte la relación durante tanto tiempo.

Ellos han sido la raíz de un árbol genealógico que ha dejado una considerable descendencia con 12 hijos, 36 nietos, 69 bisnietos y hasta 10 tataranietos.

En su vida conyugal pasaron por diferentes celebraciones típicas por los aniversarios de bodas tal como la de Plata a los 25 años de casados, de Rubí a los 40, de Oro a los 50, además pasaron ya su boda de diamante a los 60 de matrimonio y la semana pasada cumplieron 65 años de matrimonio, boda de Platino.

Juanita se dedicó en cuerpo y alma a sus hijos como ama de casa, mientras que 'Don Vicente' ruleteaba en los camiones de Torreón y como pasatiempo, siempre le ha gustado la lucha libre, incluso era su esposa quien lo acompañaba, para luego irse a bailar.

Como ‘El Moscón Verde’ era como se hacía llamar en su etapa de luchador, ella dice disfrutaba mucho ver a su amado desde la grada.

“Ella es y será mi compañera de vida, para todos lados andábamos juntos, por eso con ella hasta que el cuerpo aguante”.

“Juanita me iba a ver luchar para luego irnos a bailar por ahí".

"Fue lo que me cautivó”, reviró la señora Arreola, para luego darse un pequeño beso.

De las cosas que más disfruta de su pareja es el sazón que le pone a la comida, siendo el mole el platillo preferido para Vicente, en tanto Juanita desde hace 45 años realiza una reliquia a las afueras de su hogar en la colonia Tierra y Libertad, como una manda a la Virgen de San Juan, a la cual le ha encomendado a sus hijos en cada uno de sus pasos.

Lo más complicado de su larga relación fue la pérdida de un hijo al nacer, así como la pérdida de un hijo de 50 años hace casi un año, lo cual los golpeó de fea forma pero su fuerza se sustenta con la unión familiar que los dobló, pero que no los derribó por completo.

A pesar de todo, ambos se sienten satisfechos por los frutos que han logrado de la mano, de los cuales han sido el ejemplo a seguir de sus descendientes, que en cada oportunidad tienen una muestra de cariño para los abuelos.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.